Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Elige la mejor panificadora para hacer tu propio pan (también sin gluten)

Analizamos cuatro modelos para elaborar diferentes recetas de pan de forma sencilla. ¿Con cuál te quedas?

panificadora
Las panificadoras domésticas son una gran oportunidad, por ejemplo, para cocinar pan sin gluten

* Este artículo de EL PAÍS Escaparate ha sido actualizado: hemos comprobado que la selección de productos continúa vigente y hemos revisado sus precios. Durante las próximas semanas, recuperaremos temas de las categorías de Hogar, Ocio, Salud y Cuidado Personal que puedan ser útiles a nuestros lectores mientras se quedan en casa.

Nuestra experta ha elegido el modelo Princess 152006 (pese a tener idéntica calificación que la Panasonic SD-2512) como la mejor panificadora de los cuatro modelos analizados. Su gran versatilidad a la hora de trabajar no solo el pan sino otras elaboraciones, sus diferentes programas y, sobre todo, su precio económico la hacen superior al resto.

Solo, para mojar en salsa, como acompañamiento de una comida o para preparar un bocadillo. El pan es un alimento al que muchos no están dispuestos a renunciar y lo tienen incorporado a su dieta habitual. Tanto es así que, en nuestro país, un estudio llevado a cabo por el Ministerio de Agricultura reveló que los españoles consumen anualmente una media de 34,12 kilogramos de pan por persona.

A no ser que compremos pan artesanal, el que se vende en la mayoría de los establecimientos es un pan industrial que incluye diversos conservantes y productos químicos poco saludables. Una buena alternativa son las panificadoras domésticas. Su funcionamiento es muy sencillo y, además de utilizarse para elaborar pan casero (incluidos sin gluten), admiten otras elaboraciones como masa para pizza, bollería y en algunos casos incluso mermeladas gracias a los programas que integran.

¿Qué modelos hemos elegido?

Fáciles de manejar y versátiles en cuanto a las posibilidades que sugieren. Así son las cuatro panificadoras que hemos seleccionado y analizado en este artículo, con precios que oscilan entre los 74 euros de la propuesta más económica a los 348,24 de la más cara; adaptándonos así a las necesidades y presupuestos de toda clase de usuarios.

Los electrodomésticos elegidos son los siguientes: Imetec Zero-Glu (8), Moulinex Pain Doré OW210130 (8,25), Panasonic SD-2512 (8,75) y Princess 152006 (8,75). Todos han sido puestos a prueba y han recibido una puntuación media final tras haber analizado diversos criterios. Entre ellos se encuentran:

- Construcción: se ha tenido en cuenta cómo se ha fabricado la máquina y los materiales elegidos por el fabricante. El objetivo es que esta combinación de factores brinde una panificadora que garantice su durabilidad y resistencia.

- Calidad del pan: ¿cómo es la calidad del pan? ¿Qué sensaciones produce cuando se come? ¿Y la textura o la corteza?

- Programas: las panificadoras incorporan un número determinado de programas para la elaboración de diferentes panes. Una vez que se ha elegido uno, basta con seguir las instrucciones para completar la receta.

- Accesorios: además de un recetario, las panificadoras suelen incluir algunos accesorios que ayudan a preparar las recetas y esto siempre se agradece.

- Ruido: las panificadoras emiten un ruido mientras están funcionando. En algunos casos, esta emisión sonora es baja pero en otros no tanto.

¿Cómo las hemos probado?

Para probar estas cuatro panificadoras, seleccionamos para cada una de ellas diferentes elaboraciones de pan y seguimos las indicaciones mostradas. Además, recurrimos al recetario que traían y, en algunos casos, incluso nos atrevimos con alguna que otra receta de Internet.

La experiencia nos dice que hay que tener paciencia a la hora de hacer pan casero, pues los tiempos de elaboración se prolongan varias horas. Por otro lado, cuanto más se utilice la panificadora los resultados son mucho mejores. Es cuestión de cogerle el truco, familiarizarse con las medidas y, por qué no, improvisar.

Las panificadoras de Princess y Panasonic han obtenido la puntuación más alta. A pesar de compartir nota (un 8,75) hemos dado como vencedora a la primera. Es la más económica de todas pero esto no le impide competir en calidad y versatilidad.

Princess 152006: nuestra elección

Elige la mejor panificadora para hacer tu propio pan (también sin gluten)

La panificadora se comercializa con los siguientes accesorios: un molde con asa y recubrimiento antiadherente para panes de hasta 900 gramos de peso, un gancho para amasar extraíble, un extractor de gancho para amasar, un medidor y una cuchara de medición. Se trata de un modelo de líneas redondeadas y pies antideslizantes que incorpora unas dimensiones de 355 x 235 x 315 milímetros y un peso de 5,75 kilogramos. Mientras, la carcasa —que es resistente al calor— está hecha de un plástico duro que aumenta su durabilidad y resistencia al paso del tiempo.

FICHA TÉCNICA

- Número de programas de cocción preprogramados: 15. Opción de elaborar mermeladas, yogures y pasteles.

- Capacidad: desde 680 gramos a 900 gramos.

- Dimensiones: 355 x 235 x 315 milímetros

- Peso: 5,75 kilogramos

- Accesorios: molde con recubrimiento antiadherente, medidor, cuchara de medición, gancho para amasar extraíble y extractor de gancho para amasar.

Otros: temporizador digital 13 horas, panel de control digital, función de conservación del calor, exterior resistente al calor y protección contra sobrecalentamiento, ajuste de color de la corteza y potencia de 600 vatios.

Aún sin haber utilizado nunca un electrodoméstico de este tipo, el usuario va a encontrarse con un panel de control digital que le va a resulta muy sencillo de utilizar. En concreto, muestra los 15 programas de que dispone: trigo integral, francés, masa, básico, dulce, sándwich, sin gluten… Sin embargo, lo más llamativo es que admite también las siguientes elaboraciones: yogures, mermeladas y pasteles. Incluso, se puede utilizar para preparar arroz y vino de arroz. En este caso, y a pesar de ser la propuesta más económica de toda la comparativa, sorprende su versatilidad y lo bien que se desenvuelve con cada uno de sus programas. Hay que destacar la calidad del pan y su textura.

No obstante, algunos ajustes como el color de la corteza es personalizable, una característica que comparte con otras panificadoras. Cuenta, asimismo, con indicador de modo y tiempo de horneado, y tamaño de hogaza del pan. También dispone de temporizador digital (13 horas) y una función que conserva el calor hasta una hora. Mientras, el libro de recetas propone sugerencias como un pan de maíz y de nueces, masa de pasta y de pizza, pan de pasas, pan tipo muffin…

-Lo mejor: Sus diferentes programas y ajustes para elaborar distintas clases de pan, función de temporizador digital y mantenimiento del calor.

-Lo peor: Mientras que otros modelos permiten elaboraciones de hasta un kilogramo, aquí el máximo son 900 gramos.

-Conclusiones: A pesar de su precio contenido (es el más económico de todos), ha logrado alzarse con la primera posición por diferentes razones. La principal se debe a su alta versatilidad a la hora de trabajar no sólo el pan sino otras elaboraciones como yogures y mermeladas. Los resultados son muy buenos en cualquiera de ellas; mención especial al acabado de la masa y la textura que ofrece. Además, incluye función de mantenimiento de calor. La limpieza de la máquina y los accesorios, aunque no se pueden meter en el lavavajillas, es sencilla.

Compra por 74€ en PcComponentes

Panasonic SD-2512

Elige la mejor panificadora para hacer tu propio pan (también sin gluten)

Su estética enseguida llama la atención y es la que más nos ha gustado en cuanto la calidad de sus materiales. Se nota que el fabricante ha cuidado y mimado cada uno de sus detalles. Este es el caso, por ejemplo, del recipiente antiadherente para el pan que según el fabricante posee un revestimiento de partículas de diamante, lo que le supone un plus respecto a otras panificadoras. Con un peso de 7,6 kilogramos y unas dimensiones de 256 x 389 x 382 milímetros, su diseño es más alto y esto hace que la forma del pan nos recuerde a los clásicos panettone.

Es la más versátil de todas y la prueba está en que el usuario (incluidos los celíacos) puede elegir entre 33 modos programados: se reparten entre horneados y elaboración de masas. ¿Qué decides que quieres preparar tus propias mermeladas y compotas? ¡Adelante!

Estos panes (de hasta un kilogramo) tienen muy buen sabor, la textura al paladar es agradable y la corteza consigue un punto crujiente que también nos ha gustado bastante. Así, y durante el proceso de las elaboraciones, el electrodoméstico aplica dos tipos de sensores para lograr mejores resultados: uno interior y otro de temperatura ambiente.

Su doble dispensador le diferencia de la competencia. Hay uno para la levadura que hace que la máquina sepa en qué momento preciso hay que mezclarla con el resto de los ingredientes. El otro es un dispensador en el que puedes depositar frutos secos, cereales, nueces o uvas pasas (entre otros) para degustar panes más sabrosos y distintos.

Dispone de un temporizador digital de 13 horas y enseguida te familiarizas con la interfaz desde la que se maneja el programa. ¿Accesorios? Sí. Dos cucharas medidoras, palas de amasar y un recipiente de plástico que se utiliza para la medición de líquidos. Emite un nivel de ruido bajo.

Compra por 219€ en Amazon

Moulinex Pain Doré OW210130

Elige la mejor panificadora para hacer tu propio pan (también sin gluten)

¿Además de tener un presupuesto ajustado, tienes problemas de espacio en la cocina? Este modelo de Moulinex cumple con ambos criterios. Destaca por su estructura compacta y reducidas dimensiones, de 310 x 290 x 290 milímetros, y porque alcanza un peso de 3,8 kilogramos; de este modo, si en un momento dado hay que llevarlo de un lugar a otro, el desplazamiento no resultará demasiado pesado.

Para su fabricación, la compañía francesa ha elegido un plástico resistente que deja buenas impresiones y se muestra resistente. Mientras, el recipiente donde se amasa la elaboración está fabricado en acero inoxidable, es antiadherente y aunque se limpia bien a mano existe la alternativa de hacerlo con ayuda del lavavajillas.

Nos hemos sentido especialmente cómodos durante las pruebas y en las diferentes elaboraciones, a pesar de que su recetario es muy limitado. El usuario cuenta con 12 programas automáticos donde no faltan algunas de las opciones más tradicionales como son: integral, pan dulce, de centeno, sin gluten, bizcocho o rápido. La diferencia la marcan los programas de crema de avena y mermelada, este último con unos resultados más que aceptables para una panificadora de este precio. También existe un programa sólo de cocción.

Al igual que la panificadora Aircok MBF004, cuando se preparan los ingredientes de la elaboración, es posible seleccionar el peso: 500 gramos, 750 gramos o 1 kilogramo, y el grado de tostado. El pan se mantiene caliente hasta una hora como máximo y la máquina se puede programar con hasta 15 hora de antelación.

La interfaz es muy sencilla y la lectura de su pantalla LCD también. No obstante, prescinde de la ventana para observar cómo se desarrolla todo el proceso de elaboración: para ello hay que levantar con cuidado la cubierta superior. Para no quemarnos, hay que utilizar las dos asas que incorpora. Además de la panificadora, el bol antiadherente y un recetario, incluye los siguientes complementos: gancho para amasar, pala, cuchara y taza de medir.

Compra por 78,99€ en PcComponentes

Imetec Zero-Glu

Elige la mejor panificadora para hacer tu propio pan (también sin gluten)

Tiene el aliciente de que cuenta no sólo con programas tradicionales, sino también de tipo dietético (para las personas que siguen una dieta o simplemente quieren cuidarse a la hora de comer pan) y sin gluten; por lo tanto, su versatilidad a la hora de manipular distintas clases de harina es alta. En total, reúne 20 programas automáticos y admite, además, la elaboración de bollería como un delicioso bizcocho. Para sacarle el máximo provecho, lo recomendable al principio es utilizar el libro de recetas que incluye la caja; una caja en la que encontramos, junto al clásico molde para pan de un kilogramo de capacidad, otro para panecillos y un tercero para chapatas de pequeño tamaño. Todos ellos son antiadherentes.

En cuanto al diseño, es un electrodoméstico con unas dimensiones dentro de la media (328 x 483 x 384 milímetros), aunque resulta algo pesado: alcanza un peso de 8 kilogramos. La interfaz para su manejo incluye una botonera en color naranja que rodea una pantalla digital desde la que controlar el funcionamiento. Es una botonera a la que pronto te habitúas, aunque el acabado y los materiales de esta parte de la panificadora no nos han convencido tanto como en otros modelos. A su favor, hay que destacar que funciona a una potencia de 920 vatios.

Ha funcionado según lo esperado y siempre que termina nos avisa con una señal acústica. También se ha puesto a prueba su función de encendido programable de hasta 15 horas. Lo hicimos un día por la noche y al día siguiente disfrutamos de un plan recién hecho muy rico. El dorado del pan se puede personalizar al contar con tres niveles entre los que elegir. Al igual que la panificadora de Aicok, tiene una función que almacena y guarda la configuración elegida durante 15 minutos ante un corte en el suministro de la luz.

Compra por 189 euros en Amazon

*Suscríbete a Amazon Prime para que tus pedidos lleguen antes a casa.

*Las recomendaciones para que las entregas de pedidos online se puedan realizar con total seguridad para repartidores y clientes señalan que se debe evitar el contacto directo entre ambos, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos después de abrir el paquete. Todos los repartidores están instruidos para extremar las precauciones.

Las mejores ollas de cocción lenta con acabados de alta calidad desde 50 euros

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 19 de marzo de 2020.

¿Por qué debes confiar en mí?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes... No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades como buena consumidora de tecnología.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >