Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
arte censurado

Vandalizadas, censuradas y vilipendiadas: ¿qué tienen estas 10 obras de arte para despertar tanto rechazo?

10 fotos

Ocultas detrás de una cortina, luchadas en los tribunales o criticadas por excesivamente mundanas. Estos artistas provocaron y aún provocan sentimientos encontrados y revuelven conciencias. Pero, ¿acaso no es el tipo de sacudida que esperamos de una buena obra?

  • arte censurado
    1'El origen del mundo', de Gustave Courbet Hace 153 años Gustave Courbet pintó un cuadro que rompió todos los convencionalismos del desnudo femenino en el arte: en El origen del mundo no había una pose lejana y una belleza idealizada, no, sino un primer plano imponente del sexo de una mujer. Lo más curioso no es que esta estampa escandalizase hace 153 años, sino que redes sociales como Facebook han seguido censurándola en el siglo XXI. Por cierto, otra historia curiosa es la de su nacimiento: a Courbet le encargó esta pintura un diplomático turco un poco picantón que colgó este cuadro en su casa tapado por una cortina que solo enseñaba a unas cuantas escandalizadas visitas. Lo que para un hombre era porno se convirtió en un clásico del arte para el resto de la humanidad.
  • arte censurado
    2'Las hostias' de Abel Azcona Ahora que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha admitido a trámite una demanda de una asociación cristiana contra Abel Azcona por escribir en 2015 la palabra "PEDERASTIA" con 242 hostias consagradas (a pesar de que fue archivada en su momento por el Tribunal Constitucional), conviene recordar que a la obra del artista navarro se le pueden achacar muchas cosas, pero nunca la falta de compromiso ideológico. Azcona ha convertido su biografía y su presencia física en el material de su obra artística, que lleva al extremo (y a nuestra conservadora década) algunos de los principios de la performance radical de los años sesenta y setenta. Es implacable en su crítica hacia el sistema y genera imágenes enormemente efectivas (a veces, debido a su violencia) sabiendo que se expone a las críticas, los insultos e incluso las agresiones de sus detractores. Un rebelde con causa. Twitter
  • arte censurado
    3'My bed', de Tracey Emin "Somier, colchón, sábanas, almohadas y objetos varios". Leer la descripción del soporte de My bed (1998) de la británica Tracey Emin permite iniciarse en los misterios de este ready made (una obra hecha a partir de objetos preexistentes) que causó más de un escalofrío cuando se expuso en la Tate Gallery en 1999 como parte de los finalistas del prestigioso premio Turner. Emin, que pertenecía a aquella generación de polemistas llamada Young British Artists, quiso hacer una crónica de unos días en los que había permanecido recluida en su dormitorio y decidió exponer la cama en la que había vivido este episodio depresivo. Criticada por su aparente narcisismo y falta de dificultad técnica (al menos Damien Hirst tenía que comprar cadáveres de animales, diseñar un tanque y llenarlo de formol), fue un golpe en la mesa con el que Emin quiso hablar de la vida cotidiana de los artistas que lloran, segregan fluidos y acarician ideas destructivas como todo hijo de vecino.
  • arte censurado
    4'Piss Christ', de Andrés Serrano Aquí las cosas se ponen feas: esta fotografía de Andrés Serrano de 1987 en la que se ve una figura de Cristo en la cruz sumergida en orines (del propio autor) no solo ha sido rechazada por muchos católicos, sino por autoridades gubernamentales como los senadores estadounidenses Al D’Amato y Jesse Helms en 1989. En 1997 las cosas se aún se torcieron más en una galería de arte de Melbourne donde estaba exhibida la obra: dos adolescentes la atacaron con un martillo. Otra agresión aún más grave tuvo lugar en Avignon en 2011. A partir de ahí, empezó a exhibirse protegida por una lámina de metracrilato. Es, sin duda, una de las obras de arte que ha levantado reacciones más iracundas de la historia.
  • arte censurado
    5'La maja marquesa', de Federico Beltrán Massés Cuando esta pintura suscitó las iras de los círculos académicos del arte español de principios de siglo, su autor, un pintor afincado en París y retratista habitual de la alta sociedad europea y americana (fue amigo íntimo de Rodolfo Valentino), decidió vengarse de manera elegante. Ya que le habían eliminado de la exposición oficial de Bellas Artes, alquiló un escaparate en la madrileña calle del Carmen y mandó imprimir estampitas con el cuadro para que esta turbadora imagen estuviera en la mente (y las manos) de medio Madrid. El motivo del escándalo fue que La maja marquesa de la imagen parecía aludir a una mujer muy conocida en el Madrid de la época, la marquesa Gloria Laguna, célebre por sus inclinaciones lésbicas, y que estuvo encantada de protagonizar este escándalo y de verse retratada en tan grata compañía.
  • arte censurado
    6'El David', de Miguel Ángel Es, probablemente, la escultura más famosa de la historia. Pero también una que consigue poner nerviosos a muchos de los presentes, simplemente por tratarse de un hombre apolíneo, bello y desnudo. Esto ha llevado al intento de muchos por vestirlo. En 2012 la televisión pública china censuró sus genitales con unos píxeles al emitir imágenes de la estatua en un reportaje televisivo. En 2016, una réplica mostrada en una exposición en San Petersburgo levantó la furia de algunos vecinos y asociaciones religiosas por estar exhibida en la calle, cerca de un colegio y una iglesia. “Este gigante deforma las almas de los niños”, dijo una mujer que impulsó una curiosa propuesta: vestir a la escultura. Lo peor es que tuvo respuesta de la galería del arte: una encuesta en Internet preguntó a los ciudadanos cómo podían vestirlo. No es la primera vez que el arte italiano se rinde a la estrechez de miras: en 2016 la visita del presidente iraní Hassan Rouhani al museo capitalino de Roma provocó que algunas esculturas de mujeres desnudas fuesen temporalmente ocultas con cajas de madera. Getty Images
  • arte censurado
    7'Olimpia', de Manet ¿Por qué se formó un enorme escándalo en el Salón de París de 1865 cuando esta obra fue presentada, si el desnudo era algo aceptado dentro del mundo del arte? Por ser demasiado realista y, peor, porque la modelo llevaba un 'choker' (en realidad, un complemento habitual en París por aquel entonces llamado "je-ne-baise-plus") y unos tacones, lo cual hizo que todo el mundo concluyese inmediatamente que se trataba de una prostituta. Además, era una mujer conocida en París: la modelo y pintora Victorine Meurent, que aparecería en al menos otros siete cuadros de Manet. Está en el Museo de Orsay, en París. Getty Images
  • arte censurado
    8El retrato de Churchill por Graham Sutherland En la primera temporada de 'The Crown', este episodio ocupa casi íntegramente un magnífico capítulo. El artista inglés Graham Sutherland recibió el encargo de retratar al respetable Winston Churchill, que se enfrentaba a su senectud y al declive de su trayectoria política. Igual que Inocencio X dijo aquello de "troppo vero" cuando vio el retrato que le había hecho Velázquez, a Churchill le pareció que el realismo se le había ido de las manos. Recibió el retrato terminado, lo agradeció al Parlamento (era un regalo) y posiblemente lo destruyó, porque nunca más volvió a ser expuesto.
  • arte censurado
    9'Mil años', de Damien Hirst Si Damien Hirst es actualmente el artista vivo más rico es tanto gracias a su talento como a su capacidad para resultar controvertido y escandalizar al coleccionista de arte que se creía ya curado de espantos. Su subida a los cielos del escándalo artístico dio comienzo con esta obra de 1990 consistente en una gran vitrina de cristal que contenía en su interior el cráneo podrido de una vaca siendo consumido por unas larvas que, al convertirse en moscas, se morían electrocutadas por un mecanismo dispuesto en la parte superior de la estructura. Una de esas instalaciones que se podían observar durante horas (se dice que Francis Bacon se quedó obnubilado) y que levantó las iras de los animalistas: ¿a cuántos animales fue necesario matar para que Hirst hiciese no solo esta obra, sino sucesivas instalaciones que incluían terneros o tiburones? La web Artnet hizo la cuenta en 2017: 36 animales de granja, 17 tiburones, 668 peces y 850.000 moscas. Normal que, en su caso, sean los animalistas los que boicotean sus exposiciones (en ocasiones, arrojando heces). Getty Images
  • arte censurado
    10La periodista de EL PAÍS Ángeles García narró admirablemente la polémica generada por la obra que Santiago Sierra realizó para el pabellón español de la Biennale de Venecia de 2003. Tapió la entrada principal del edificio, así que el visitante que entraba se encontraba con un muro infranqueable. El único modo de acceder era por una puerta trasera que solo se podía atravesar si el visitante mostraba su DNI español al vigilante que la custodiaba. Como ni los miembros del jurado ni la mayoría de los visitantes eran españoles, el único que pudo entrar fue el embajador de nuestro país en Italia. En una época en que el gobierno de José María Aznar había endurecido la legislación contra la inmigración, Sierra quiso reproducir el mecanismo de las fronteras nacionales en un entorno tan privilegiado (y tan poco acostumbrado a toparse con la realidad) como la Biennale.