Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gran problema con difícil solución

Resolver el problema de la migración no será fácil aunque sea acuciante. Sufrimos un problema que proviene de otro mucho mayor, de años de miseria. Algo falla en la forma de relacionarnos cuando el vínculo real que une esta sociedad con esa de ultramar son unas admirables ONG que se ocupan de que los demás tengamos limpia la conciencia mientras ellos tocan con sus manos la realidad. No parece solución acoger sin control, pero desde luego no es justo salir a la mar a ayudarlos y volver con cárcel detrás. Dicen algunos que acogerlos no es la solución, pero la aceptan resignados por ser de momento lo único que hay; otros opinan que tampoco, pero sacan sin escrúpulos el rendimiento de la corrupción a ultramar. Poca solución saldrá de Gobiernos que buscan al problema una solución ideal al tiempo que esconden la cartera para que nadie plantee una solución material.

Luis Cabaneiro Santomé. Lugo

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >