Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Aventura BLOGS Por ISIDORO MERINO

Cosas que ver en Basilea

La ciudad suiza, fronteriza con Alemania y Francia, concentra hitos del arte y la arquitectura como la Fundación Beyeler o el Kunstmuseum. Un destino perfecto para una escapada o como puerta a los Alpes suizos y ciudades como Lucerna o Zúrich

Vista de la catedral de Basilea y el río Rin desde el puente Wettsteinbrücke.
Vista de la catedral de Basilea y el río Rin desde el puente Wettsteinbrücke. Getty

Llegar a Basilea es fácil. El EuroAirport de Basilea-Mulhouse-Friburgo, compartido entre Suiza, Francia y Alemania, recibe vuelos directos de varias ciudades españolas (Easyjet, Iberia Air Nostrum o Vueling), con tarifas desde 60 euros, ida y vuelta. Más fácil aún es moverse por la ciudad en transporte público, gracias a la BaselCard que entregan gratuitamente en el hotel en que uno se aloje. El autobús de la línea 50 enlaza cada 10 minutos el aeropuerto y la Estación Central (Bahnhof Basel SBB), donde también se encuentra la oficina de turismo.

Bañistas nadando en verano en el Rin. ampliar foto
Bañistas nadando en verano en el Rin.

El Rin

Al llegar a Basilea, lo primero que impacta es el Rin, que cruza la ciudad con su gran caudal y sus leyendas. En verano, centenares de personas se dejan llevar por la corriente agarradas a unas bolsas-flotador con forma de pez llamadas Wickelfisch, donde mantienen secas la ropa y pertenencias. Inventado por el diseñador suizo Tilo Ahmels, el Wickelfisch se ha convertido en un icono cada vez más popular que se puede adquirir en oficinas de turismo y farmacias por unos 30 francos suizos. Otro elemento del paisaje veraniego en Basilea son las buvetten, las animadas terrazas y restaurantes de la margen derecha del río. Los cuatro transbordadores de cable que unen las orillas de Grossbasel, el casco antiguo, y Kleinbasel (pequeña Basilea), en la orilla opuesta, permiten atravesar el Rin movidos tan solo por la fuerza de la corriente. Dos puentes, el Mittlerebrücke, inaugurado en 1226 y reconstruido en 1905, y el Wettsteinbrücke, enlazan también las dos orillas.

Kunstmuseum

Repartido en tres sedes, el mayor museo de Suiza reúne más de cuatro mil pinturas y esculturas y 300.000 dibujos y grabados de un periodo que abarca más de siete siglos y artistas que van de Holbein a Rothko y Jasper Johns pasando por Bröcklin, Leger, Chagall y Picasso. En 2016, el edificio principal se amplió con un proyecto del estudio de arquitectos Christ & Gantenbein. El pabellón Gegenwart, inaugurado en 1980, fue uno de los primeros museos dedicado exclusivamente al arte contemporáneo. En sus salas se muestran obras de maestros modernos de las colecciones del Kunstmuseum Basel y de la Emanuel Hoffmann-Stiftung. https://kunstmuseumbasel.ch/

Plaza de la catedral (Münsterplatz)

En lo alto de una colina, se asoma al Rin y a la orilla donde los romanos asentaron Augusta Raurica (se visitan el teatro y las ruinas; autobús línea 81). En la catedral románico-gótica, de piedra rojiza y con tejados de azulejos vidriados, está la tumba de Erasmo de Rotterdam, que vivió varios periodos en Basilea entre 1514 y 1536. Desde el promontorio del Pfalz se disfruta de una amplia vista sobre la ciudad, la curva del Rin y las colinas boscosas de la Selva Negra (Alemania) y los Vosgos (Francia). https://www.baslermuenster.ch/

Museo de las Culturas

El MKB (Museum Der Kulturen Basel) es uno de los mayores museos antropológicos del mundo, con más de 300.000 objetos y 50.000 fotografías históricas de las principales culturas del planeta. El estudio de arquitectos suizo Herzog & De Meuron firma el techo de pliegues irregulares que corona el edificio, un proyecto que busca el equilibrio con los tejados colindantes con la catedral. https://www.mkb.ch

Escultura del cónsul romano Lucio Munacio Planco, fundador de la ciudad que dio origen a Basilea, en el edificio del Ayuntamiento. ampliar foto
Escultura del cónsul romano Lucio Munacio Planco, fundador de la ciudad que dio origen a Basilea, en el edificio del Ayuntamiento. Getty

Marktplatz (Plaza del Mercado)

Encantadoras calles en cuesta y placitas recoletas conducen a la Marktplatz, la plaza del mercado, epicentro del casco antiguo de Basilea. La preside un Ayuntamiento renacentista (retocado en el siglo XIX) con muros de color sanguina e interiores decorados con grandes murales. De allí parte la peatonal Freie Strasse, con tiendas de marcas como Hermès o Luis Vuitton y relojerías de lujo como KURZ. La ruta de compras continúa por la vecina zona de Spalenberg, llena de pequeñas y carísimas boutiques. https://www.basel.com/es/De-compras

Jardines de la Fundación Beyeler en Basilea. ampliar foto
Jardines de la Fundación Beyeler en Basilea. Getty

Fundación Beyeler

Arropado por un jardín espectacular, el luminoso edificio proyectado por Renzo Piano alberga la exquisita colección reunida por Hildy y Ernst Beyeler a lo largo de 50 años. Las exposiciones combinan obras de Monet, Picasso y Rothko con esculturas de Miró y Max Ernst, así como y figuras tribales de Oceanía. A destacar la instalación de los Nenúfares de Monet que da al jardín. Uno de los museos más bonitos del mundo. https://www.fondationbeyeler.ch/

Vitra Campus

Excepcional parque arquitectónico y de diseño en la cercana Weil am Rhein (Alemania), con edificios de Gehry, Siza, Hadid y Herzog & De Meuron, y un catálogo de mobiliario que incluye a Ray y Charles Eames, Isamu Noguchi, George Nelson, Jas2per Morrison y Ron Arad, entre otros. Se llega con el tranvía 55 y cruzando la frontera (la empresa es suiza en suelo alemán, te pueden pedir el carné o el pasaporte en el trayecto). https://www.vitra.com/es-es/campus

La obra 'High Perch', del artista alemán Tobias Rehberger, en la ruta entre Weil am Rhein (Alemania) y la ciudad suiza de Basilea. ampliar foto
La obra 'High Perch', del artista alemán Tobias Rehberger, en la ruta entre Weil am Rhein (Alemania) y la ciudad suiza de Basilea.

Senda Rehberger

Esta ruta de cinco kilómetros une dos grandes espacios culturales, el Vitra Campus y la Fundación Beyeler; dos países, Alemania y Suiza; y dos ciudades, Weil am Rhein y Basilea. A lo largo del sendero, el artista alemán Tobias Rehberger ha dispuesto 24 instalaciones —desde una fuente, a un mirador con prismáticos e incluso una ducha— que invitan al paseo lúdico y participativo. https://www.basel.com/es/Rehberger-Weg

La fuente Tinguely, en la plaza del Teatro de Basilea (Suiza). ampliar foto
La fuente Tinguely, en la plaza del Teatro de Basilea (Suiza). Getty

Museo Tinguely

Un edificio del arquitecto Mario Botta alberga la asombrosa colección de esculturas cinéticas de Jean Tinguely, artista suizo conocido por artefactos como la Grosse Méta-Maxi-Utopia, una escultura mecánica que produce inquietantes sonidos musicales, o la fuente Tinguely (Tinguely Brunnen), instalada en 1977 en la Theaterplatz, donde se puede ver una enorme escultura de hierro de Richard Serra y se organizan animados mercadillos callejeros. https://www.tinguely.ch

Anatomische Museum

Fundado por Carl Gustav Jung en 1824, en el museo anatómico de la Universidad de Basilea se exhiben preparaciones originales de partes del cuerpo humano, órganos y tejidos, además de una inquietante colección de modelos anatómicos de cera. https://www.anatomie.unibas.ch/museum/en/index.html

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información