Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El excanciller alemán Gerhard Schröder, acusado de adulterio en Corea del Sur

La demanda ha partido de la expareja de su actual mujer quien considera al político alemán responsable del fin de su matrimonio y de su vergüenza actual

Gerhard Schroder
El excanciller alemán Gerhard Schroder y su esposa, Soyeon Kim, en el festival de Bayreuth, en julio. Getty Images

Cuando la agitada vida sentimental de Gerhard Schröder, canciller de Alemania entre 1998 y 2005, volvió a dar un giro radical y admitió, en 2015, que había iniciado una nueva relación amorosa con una mujer de Corea del Sur, el político socialdemócrata y su nueva conquista aún estaban casados, Schröder con la periodista Doris Schröder-Köpf (su cuarta esposa) y Soyeon Kim con un afamado médico de Seul.

El amor fue fulminante y la nueva pareja contrajo matrimonio en mayo de 2018. En el mes de octubre de ese mismo año decidieron celebrar el enlace con una fiesta de gala en el famoso Hotel Adlon de Berlín, un evento social que llenó páginas de la prensa política y del corazón. Antes, ambos contrayentes se habían divorciado, uno en Alemania y la otra en Corea del Sur. Lo que Gerhard Schröder (75 años) y Soyeon Kim (51) no sabían, era el rencor que había acumulado el ahora exmarido de Kim.

Después de que la pareja visitara este verano el famoso festival de ópera de Beyreuth, Schröder recibió una noticia que podría costarle una breve temporada en una cárcel de Corea del Sur si un juez de ese país le considera culpable de haber cometido adulterio, una conducta muy mal vista en la cultura coreana y que hasta 2017 estaba considerada como un delito por el código penal surcoreano y sujeta a penas de hasta dos años de prisión para los infieles y sus amantes.

Mediante una notificación escrita que llegó al despacho de Schröder en Hannover, el excanciller se enteró de que el exesposo de Soyeon Kim había presentado una demanda contra él en la que le acusa de ser la causa de que su matrimonio acabara de mala manera y le reclama una indemnización de 100 millones de wones, aproximadamente unos 75.000 euros. En el texto del escrito, el abogado señala que su cliente ha sido víctima por parte del demandado de una dolorosa “angustia mental”, acusa a Schröder de ser el responsable del fin de su matrimonio y admite que el exesposo siente vergüenza y ha perdido prestigio por haber sido engañado por quien era su mujer hasta que él apareció en escena.

El excanciller alemán Gerhard Schroder y su esposa, Soyeon Kim during, el pasado día 9 en Locarno.
El excanciller alemán Gerhard Schroder y su esposa, Soyeon Kim during, el pasado día 9 en Locarno. Getty Images

El origen de la acusación es una ley coreana que era válida en 2015, un año crucial para el actual matrimonio Schröder-Kim. Ese año el adulterio seguía siendo un delito en Corea del Sur. Aún no está claro cual será el desenlace del nuevo culebrón en la vida del excanciller germano, y de poco vale en esta situación que Soyeon Kim haya manifestado en más de una ocasión que cuando inicio el romance con Schröder, su matrimonio ya había dejado de funcionar.

Mientras la noticia se difunde, el excanciller y su nueva esposa guardan silencio. Pero la acusación de adulterio ha revivido en la prensa germana, la agitada vida sentimental que ha tenido Schröder, un hombre que ha estado casado en cuatro ocasiones anteriores. Su matrimonio más duradero fue con la periodista Doris Schröder-Köpf, con quien se casó en 1997. La pareja, que adopto dos niños rusos, se divorció a comienzos de 2018.

“En la primavera de 2016, la señora Kim fue la causa, aunque no la única razón de la separación final”, admitió públicamente la anterior pareja de Schröder, que ahora es miembro del parlamento regional de Baja Sajonia y mantiene una relación con un destacado político socialdemócrata.
A partir de su divorcio y nuevo matrimonio, los alemanes se han acostumbrado a ver a un Schröder sonriente y desinhibido, al lado de su glamurosa esposa coreana, una mujer a quien conoció durante un viaje a Seul. Soyeon Kim trabajó como intérprete del político socialdemócrata y cuando su nuevo esposo cumplió 75 años, declaró al periódico Bild am Sonntag que se sentía orgullosa de la independencia financiera que existía en su matrimonio. “Estoy muy orgullosa de poder organizar muchas cosas por mí misma. No hay acuerdo prematrimonial y creo que mi esposo nunca ha hecho uno”, afirmó al medio alemán Soyeon Kim. También dejó claro que ninguno de los dos prestaban mucha atención a las críticas de terceras personas: “¿Por qué deberían interesarnos las opiniones de los demás? Algunas personas pueden pensar, 'oh, él tiene más de 70 años y se comporta como un adolescente'. Pero cada uno vive su propia vida”.

Gerhard Schröder no tiene por costumbre hablar sobre su vida privada, aunque aún se recuerda su polémico posado (cuando era canciller) luciendo un elegante traje de Brioni y un cigarro Cohiba, una sesión fotográfica que fue criticada por medio mundo. Sin embargo, su esposa coreana no tiene reparos en hablar con la prensa del corazón y, gracias a ella, los alemanes saben ahora que el excanciller se ha aficionado a jugar al golf, que dejó a un lado su afición de beber buenos vinos de Burdeos y que también ha renunciado a fumar los habanos que recibía desde Cuba. El político incluso ha roto su pacto de silencio sobre su vida personal y no hace mucho hizo una confesión sobre su esposa: “Mucha gente me pregunta por qué siempre nos cogemos de la mano. Yo digo: '¿Por qué no?'. Vivo cada día como si fuera el último”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >