Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El colegio que aprendió lengua de signos para que una niña sorda se sintiera una alumna más

El centro escolar situado en el Estado de Maine ha puesto carteles en todos los pasillos y ha instalado traductores simultáneos para que la pequeña Morey Belanger, de seis años, pueda comunicarse

Sentirse especial y como una más. Esto es lo que ha debido pensar Morey Belanger, de seis años y sorda, de su colegio, el Consolidated School de Maine, en Estados Unidos: todos los estudiantes y profesores del centro han decidido aprender la lengua de signos. La directora del centro, Kimberly Sampietro, ha declarado que les pareció maravilloso que el resto del claustro y alumnos pudieran comunicarse con Morey. "No solo lo hemos aprendido para que todos nos podamos entender y la pequeña se sienta incluida y como una alumna más que cursa Infantil, sino también para que el resto, todos nosotros, podamos aprender de ella”, ha explicado. Es la primera vez que el colegio acoge a un menor con esta discapacidad, informa la cadena estadounidense CNN.

Sampietro ha explicado que los estudiantes han aprendido unos 20 signos, más o menos: “Hemos contratado profesorado extra para llegar a lo que necesita la pequeña. Por ejemplo, si ella fuera en silla de ruedas, construiríamos una rampa; si fuera ciega, todo el material estaría en braille. En su caso, necesita comunicarse y haremos lo que esté en nuestra mano para conseguirlo y que se sienta como una alumna más del centro”. Además de esta medida, en los pasillos del colegio se han colocado indicadores en lengua de signos y traductores simultáneos para que la comunicación sea más ágil entre todos.

Una idea que empezó en su aula

La profesora de la niña, Debra Gallant, narra que desde que llegó la pequeña a clase, a principios de curso, sus compañeros habían aprendido ciertas órdenes en la lengua de signos para ayudarla. “Me di cuenta de que si querían ser sus amigos de verdad tenían que aprenderlo. Y me puse manos a la obra. Los estudiantes han sido increíbles, como pequeñas esponjas que quieren aprender más y más cada día. Estoy muy orgullosa de todos ellos y feliz de que Morey sea verdaderamente parte de la clase y una amiga", ha concluido la docente.

Shannon Belanger, la madre de Morey, ha manifestado a la prensa que la familia está abrumada por la respuesta tan positiva del centro educativo.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información