Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retirada la demanda de violación contra Cristiano Ronaldo

La solicitud de desistimiento no indica si el futbolista ha alcanzado un acuerdo con Katheryn Mayorga

Katheryn Mayorga
Cristiano Ronaldo, en un entrenamiento de la selección portuguesa, el pasado lunes. EFE

Katheryn Mayorga ha retirado la demanda de violación contra el futbolista Cristiano Ronaldo en un juzgado de Las Vegas, Estados Unidos, según informa la agencia Bloomberg. El documento de desistimiento, presentado el pasado mayo y que se ha conocido ahora, no especifica si el portugués ha alcanzado algún acuerdo extrajudicial con Mayorga.

El pasado marzo, el periódico The New York Times publicó que el Juventus no participaría este verano en un torneo en Estados Unidos por el riesgo de que el delantero portugués fuese detenido. Varias de las firmas que esponsorizan al millonario deportista se mostraron preocupadas por la investigación abierta y por la repercusión que esta tendría en la imagen del jugador, de 34 años.

De acuerdo con la versión que sostenía la acusación, en el año 2009 Ronaldo, que entonces tenía 24 años, se encontraba de vacaciones en Las Vegas y conoció a Mayorga en un club. Después, la convocó a una fiesta en su habitación y una vez allí la invitó a bañarse en el jacuzzi de la habitación. Entonces ella quiso cambiarse de ropa en el cuarto de baño para ponerse una camiseta que él le ofreció. Cuando estaba en ropa interior, el futbolista apareció en el baño —siempre según la versión de Mayorga— con el pene fuera de los pantalones; entonces él le rogó que se lo tocara y lo besara "durante 30 segundos". Ella se negó y se rio porque creía que era una broma. "Entonces él empezó a tocarme y a agarrarme y se puso sobre mí. Le empujé y seguí diciéndole que no", relató Mayorga al diario alemán Der Spiegel el pasado octubre.

En la habitación, Ronaldo abusó de Mayorga, según la demanda, mientras ella le imploraba que parara. Tras el acto, el futbolista le habría dicho que lo sentía, que él generalmente era un caballero. Después de lo sucedido, la mujer acudió a un hospital para que la examinaran y a la policía para denunciarlo, pero uno de los agentes la avisó de que era probable de que la acusaran de extorsión al tratarse de un personaje tan conocido.

En un principio, Mayorga habría llegado a un acuerdo con Cristiano Ronaldo por 375.000 dólares (unos 323.000 euros) con la condición de que ella nunca hablara del asunto. Sin embargo, y con la llegada del movimiento MeToo, la antes modelo decidió hablar y presentar una demanda contra el futbolista. Al parecer, la joven trabajaba en una escuela primaria pero decidió dejarlo porque "necesitaba toda la fuerza" para enfrentarse a este asunto.

En la demanda presentada por los abogados de Mayorga se aseguraba que "el trauma psicológico del asalto sexual, el miedo a una humillación pública y a las represalias, además de la repetición de esos miedos por las fuerzas del orden y por los servicios médicos, la dejaron aterrorizada e incapaz de actuar o abogar por ella misma".

El escándalo estalló el 3 de octubre del año pasado. Tres días después de que se supiera que la policía de Las Vegas había reabierto la investigación tras la demanda de violación, el jugador del Juventus de Turín se pronunció a través de sus redes sociales. "Niego firmemente las acusaciones hechas en mi contra. La violación es un crimen abominable que va en contra de todo en lo que yo creo. Por muy claro que pueda ser para limpiar mi nombre, me niego a alimentar el espectáculo mediático creado por personas que buscan promoverse a sí mismas a mis expensas. Mi conciencia limpia me permitirá esperar con tranquilidad los resultados de todas y cada una de las investigaciones", escribió el portugués en su cuenta de Twitter tanto en inglés como en italiano.

"Esperaré con tranquilidad el resultado de cualquier investigación y proceso, pues nada me pesa en la conciencia", sentenció. En las primeras horas, el futbolista ya había dicho que se trataba de fake news, noticias falsas, en un directo de Instagram.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información