Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alejandro Agag se pasea por la alfombra roja de Cannes con Leonardo DiCaprio y Orlando Bloom

El yerno del expresidente José María Aznar se mueve como un miembro más entre la 'jet set' internacional del festival de cine

Alejandro Agag, Orlando Bloom y Leonardo DiCaprio este jueves en la alfombra roja del Festival de Cannes.
Alejandro Agag, Orlando Bloom y Leonardo DiCaprio este jueves en la alfombra roja del Festival de Cannes. Getty Images

El discípulo ha superado al maestro. José María Aznar se fotografió en las Azores junto a George Bush y Tony Blair en aquel encuentro que simbolizó el inicio de la guerra de Irak, y su pupilo y yerno Alejandro Agag, el marido de la única hija del expresidente, ha repetido hazaña con dos acompañantes muy diferentes. Quien en España no se puede librar del peso de ser el yerno de Aznar, posó en la alfombra roja del Festival de Cannes como otro miembro más de la jet set internacional junto a los actores Orlando Bloom y Leonado DiCaprio. 

Agag, un alumno aventajado en el arte de las relaciones públicas, hace ya años que vuela solo y se codea con lo más granado de esa sociedad particular que se encuentra en los mejores eventos a lo largo y ancho del mundo; y Bloom y DiCaprio están entre sus amigos. En enero de 2018, Alejandro Agag y Ana Aznar fueron invitados de primera fila en la celebración del 41 cumpleaños de Orlando Bloom en el hotel Amanjena de Marrakech. Allí, el actor había asistido a una de las carreras de la cuarta temporada de la Fórmula E, el campeonato de coches de carreras eléctricos que Agag fundó en 2012 cuando nadie creía en esa aventura. Ese día también se pudo ver en el circuito a Leonardo DiCaprio, un gran fanático de esta competición y que, además, es uno de los fundadores del equipo Venturi, que participa en este campeonato que cada vez mueve más dinero y a más seguidores. 

El breve paso por la política de Alejandro Agag, que fue asistente de Aznar y después eurodiputado y secretario general del Partido Popular Europeo, ya hace años que quedó atrás. En una entrevista con este periódico, realizada el pasado mes de enero, él mismo resumió los motivos que le llevaron a replantearse su futuro profesional: "O me casaba con Ana o me dedicaba a la política". Decidió casarse con Ana y hacer buen uso de su don de gentes y su labia. Ahora vive en Londres, junto a su esposa y sus cuatro hijos, y su trabajo consiste en ser el jefazo de las carreras de coches del futuro.

Alejandro Agag y Leonardo DiCaprio este jueves en Cannes.
Alejandro Agag y Leonardo DiCaprio este jueves en Cannes. Getty Images

Convenció a los incrédulos y logró echar a andar esa Fórmula E por la que sus amigos del sector automovilístico, incluidos Jean Todt, presidente de la Federación Internacional del Automóvil, o Bernie Ecclestone, el rey durante años de la Fórmula 1, le llamaron loco. La primera carrera se celebró en Pekín en 2014 y, desde entonces, cada año más ciudades del mundo van sumándose al proyecto del espectáculo, la sostenibilidad y la tecnología que este invento representa. Pero además de la parte de negocio, este tipo de citas llaman a la concentración de personajes famosos y poderosos. La especialidad de Alejandro Agag es caerles a todos bien, convertirse en ese amigo al que nunca dejarán de coger el teléfono. Por sus citas en las carreras han pasado políticos, empresarios, actores, modelos, deportistas, influencers y todo aquel que sabe que dejarse ver en algunos círculos tiene consecuencias.

Alejandro Agag conoce bien cómo se mueven esos hilos y se le ha visto junto a Paris Hilton, Alberto de Mónaco, Alessandra Ambrosio, Katy Perry, Antonio Banderas, Lapo Elkann o Naomi Campbell entre otros muchos. La alfombra roja del Festival de Cannes no representa mayor problema para él, con sus amigos Bloom y DiCaprio se sentía como pez en el agua. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >