Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fin de la soltería de Jennifer Lawrence, una de las novias de América

La actriz, muy discreta siempre con su vida personal, se casa en los próximos días con Cooke Maroney, un prestigioso galerista

Jennifer Lawrence
Jennifer Lawrence y su prometido, Cooke Maroney, en Nueva York. GTRES

Se acaba la soltería para la nueva novia de América. La actriz Jennifer Lawrence, de 28 años, ha celebrado este fin de semana su fiesta de compromiso con su prometido, el prestigioso galerista Cooke Maroney, de 34 años, con quien sale desde el año pasado. La intérprete de Gorrión Rojo y el comerciante de arte han disfrutado de una íntima fiesta rodeados de sus familiares y amigos, entre las que se encontraba la actriz Emma Stone. “¡Aquí llega ella! No podríamos estar más felices y emocionados de que Jennifer Lawrence pronto se convertirá en “señora de…”. Este fin de semana hemos brindado por Jen y su futuro marido…todos nos lo pasamos increíblemente bien”, han escrito en Instagram los estilistas Jill Lincoln y Jordan Johnson, encargados de vestir a la actriz, quien lució un vaporoso vestido drapeado de manga larga de color rosa palo y abertura lateral. 

La relación de Lawrence, de 28 años, y Maroney, de 34, se hizo pública el pasado junio, cuando la pareja fue fotografiada saliendo juntos y, más tarde, cenando en Nueva York. Según Page Six, que fue el primer medio en dar a conocer esta nueva relación, les presentó Laura Simpson, la mejor amiga de la actriz. Lawrence siempre ha sido muy discreta con su vida personal, por lo que sigue siendo un misterio tanto el lugar como la fecha exacta de la boda, que se espera para los próximos días.

La cuatro veces nominada al Oscar y una vez ganadora de la estatuilla —por El lado bueno de las cosas, en 2013— tiene una década de carrera a sus espaldas, lo que la ha convertido en una de las principales estrellas de la gran pantalla gracias a títulos como Los juegos del hambre, La gran estafa americana o la saga fantástica X-Men (cuya próxima entrega llegará a mediados de año).

Su talento, belleza y éxito en la industria la han convertido en una de las nuevas novias de América, con permiso de Julia Roberts o Meg Ryan. Antes de Maroney, la actriz fue pareja del director de cine Darren Aronofsky, quien la dirigió en Mama, y también mantuvo una relación con el líder de Coldplay, Chris Martin, o el actor Nicholas Hoult. Ella siempre se ha mantenido al margen de las noticias de la prensa del corazón, quien la ha llegado a relacionar con cada compañero de rodaje, como le ocurrió con Liam Hemsworth (Los Juegos del Hambre) o Chris Pratt (Passenger).

Maroney, que procede de una familia de granjeros, es un galerista con sede en el Upper East Side, en la zona este de Manhattan (Nueva York, Estados Unidos). Fundada en los años noventa por Barbara Gladstone, marchante de arte y productora de cine, su galería representa a artistas como el escultor británico Anish Kapoor, el suizo Ugo Rondinone, el realizador de vídeos Matthew Barney (pareja de la artista Björk) o el pintor Carroll Dunham, padre de la actriz, directora y guionista Lena Dunham. Antes trabajó también en Gladstone 64 y en Gagosian, otras dos reputadas galerías de la misma zona de Nueva York. Por tanto, es habitual verle en el circuito de exposiciones y galerías de la ciudad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >