Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Aventura BLOGS Por Rosa Cullell
y Javier Martín del Barrio

El aeropuerto de Lisboa, elegido el peor y el mejor del mundo

La lluvia de premios turísticos que caen sobre la capital portuguesa son a veces ridículos (y sospechosos)

Aeropuerto de Lisboa.
Aeropuerto de Lisboa.

No hay semana sin premio para Lisboa. Al mejor hotel de equis estrellas, al mejor sin ellas, a restaurantes, a monumentos o museos, a la simpatía, a la arquitectura, a la innovación y a la antigüedad, incluso por las carreteras. Con sus principales calles y barrios a rebosar, quizás sería el momento de que la gran labor de Turismo de Lisboa refrenara sus ímpetus a riesgo de caer en el ridículo, aunque quizás ya se ha llegado a ese punto.

La pasada semana el aeropuerto de Lisboa recibió dos distinciones antagónicas, la de mejor aeropuerto del mundo y la de peor aeropuerto del mundo. Vayamos por esta última distinción, otorgada por AirHelp, una web especializado en cursar las reclamaciones de los viajeros contra las perrerías que sufren en sus desplazamientos.

AirHelp ha analizado 132 aeropuertos del mundo y ha elaborado una clasificación a partir de las entrevistas realizadas a viajeros, más los datos objetivos de puntualidad de las líneas aéreas, calidad de los servicios de la instalación y calidad de sus tiendas y restaurantes. Catar, Tokio y Atenas se han llevado las medallas a la excelencia.

Según aquellos criterios, el peor de todos los aeropuertos, de 132 instalaciones, es el de Lisboa. Apenas conozco medio centenar de instalaciones, muchas de ellas ni siquiera entran en el radar de AirHelp (Badajoz, Abu Simbel, Chrischurch...), pero cualquiera es mejor que el lisboeta; o sea, un galardón bastante justificado. Igual se merecía unos puestos más arriba, pero nadie le sacaría de la cola mundial.

Parada de taxis en el aeropuerto de Lisboa.
Parada de taxis en el aeropuerto de Lisboa.

La triste distinción refrenda lo que los viajeros ven o sufren. Las recientes declaraciones del líder hotelero portugués, Dionisio Pestana, que pierde millones de clientes por culpa del aeropuerto de Lisboa también lo confirman; como las agencias de viajes que echan chispas desde hace años y lo siguen haciendo porque la solución encontrada para un nuevo aeropuerto —que empezó a discutirse en los años 60— es un parche.

Lamentablemente los males de la instalación lisboeta van a continuar porque no tiene espacio terrestre (el aéreo mejorará un poco). El viajero sufre una yincana de obstáculos antes de embarcar y después de desembarcar, desde el miniparking para descargar viajeros a la nueva parada de los taxis. “El aeropuerto es lo que es y las congestiones son las que conocemos”, ha dicho el director de TAP, la aerolínea portuguesa que más sufre la situación.

Henrik Hololei, miembro del jurado que premió al aeropuerto lisboeta.
Henrik Hololei, miembro del jurado que premió al aeropuerto lisboeta.

Pese a tan objetivos argumentos de retrasos y malos servicios, para la asociación —o lo que sea— Air Transport News el aeropuerto de Lisboa es el mejor del mundo. Antes que nada, investigué si el premio coincidía con el Día de los Inocentes en el mundo anglosajón, pero no. En la página web, se publicaba una foto con los galardonados.

Thierry Ligonnière, director general de Aeropuertos de Portugal y de la concesionaria VINCI —que se está forrando con las tiendas, eso sí— decía lo siguiente: “Es un gran honor para el aeropuerto de Lisboa recibir este premio. Lisboa es una ciudad maravillosa que creció increíblemente en los últimos años [de acuerdo] y el aeropuerto ha sabido responder a las expectativas de aerolíneas y pasajeros [para nada]”.

Todos sabemos o sospechamos cómo se otorgan muchos de estos premios; pero si el dinero no tiene color ni vergüenza, al menos los miembros del jurado sí que deberían. Lo preocupante, al fin y al cabo, no es el premio, sino quienes lo otorgan.

Air Transport News, que como está en inglés parece algo serio, cuenta entre los miembros del jurado con el director general de Movilidad de Transporte de la CE, Henrik Hololei, y al experto en transportes aéreos del Banco Mundial, Charles Sclumberger. Señores, ¿han visitado el aeropuerto de Lisboa como viajeros normales?

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >