Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juventud pobre

Soy milenial, formo parte de una generación preparada, con altas capacidades, dispuesta a afrontar cambios bruscos e inesperados y con ganas de aprender y desarrollarse. Sin embargo, parece que en España nos consideran “la generación perdida”. Se nos auguraba un gran futuro, pero somos incapaces de desarrollar un proyecto de vida mínimamente de acuerdo con nuestras supuestas capacidades. Mi caso será como el de otros muchos: he estudiado una carrera, he trabajado como profesional sin poder ahorrar, con contratos temporales de un día y he sido contratada por una empresa que quebró por impagos. Me reinventé emprendiendo y, aun así, no me ha salido del todo bien.

Adela Moya Oller. Tarragona

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >