Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho cosas que debes saber sobre el sarampión y su vacuna

El doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, nos ayuda a disipar algunas dudas sobre esta enfermedad

En los últimos meses el sarampión está resurgiendo en varios países como Rumanía, Italia, Alemania o Estados Unidos, países que consideraban que la enfermedad había sido erradicada. Solo entre enero y marzo de 2019, los casos del virus en todo el mundo aumentaron en un 300%, con respecto al mismo periodo de 2018, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). El doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, nos ayuda a disipar algunas dudas sobre esta enfermedad y su vacunación.

El sarampión es una enfermedad vírica. En comparación con otras patologías, esta enfermedad se contagia con más facilidad y sus complicaciones, peores cuanto mayores somos, se dan con más frecuencia. Se puede complicar en un 30% de los casos y es mortal en una de cada 3.000 personas que lo padecen. “La tasa de ataque es muy alta, del 90%. Por ejemplo, si un niño entra con sarampión en un aula de guardería, nueve de cada 10 se contagiaran. Es un virus muy rápido y contagioso”, sostiene Moreno.

La patología se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas rojas en la piel, fiebre alta y síntomas catarrales; generalmente se padece durante la infancia.

1. ¿Cuándo se pone la vacuna?

En España, la vacuna conjunta de la rubéola, varicela y sarampión, la que se conoce como la triple vírica (MMR, por sus siglas en inglés), consta de dos dosis, la primera se pone a los 12 meses y la segunda a los tres años. Es efectiva al 95%. El efecto secundario es padecer la propia enfermedad, como mínimo, debido a que la vacuna consta del virus vivo. Esto puede variar según el país. La mejor manera de prevenir es la vacunación.

Ocho cosas que debes saber sobre el sarampión y su vacuna

[Y, por supuesto, no causa autismo. Un último estudio danés lo recalcaba y reiteraba hace unas semanas: “Nuestra conclusión es que la vacuna trivírica no incrementa el riesgo de padecer autismo”, escriben los autores en la revista. Además, “no aumenta su diagnóstico entre los niños más susceptibles a padecerlo y no está relacionado con los casos de autismo que aparecen tras la vacunación”].

2. ¿Hay percepción de peligro en cuanto al sarampión?

Lo que ha ocurrido es que hace 30 años sí que existía esa percepción de peligro, pero ahora la gente que tiene entre 25 y 30 no lo percibe, por lo que no siente la obligación de vacunarse. En estos años ha desaparecido.

[Según los datos de la OMS, en 1980 –antes de que se generalizara el uso de la vacuna– causaba cerca de 2,6 millones de muertes al año. De 1990 a 2008 se avanzó mucho en su erradicación; sin embargo, a partir de entonces se han declarado brotes en todo el mundo].

3. ¿Está en España erradicado?

Es muy difícil erradicarlo al 100%. Pero la incidencia es muy baja, de 50 a 200 casos al año.

[El pasado agosto la Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó a España que gracias a sus esfuerzos en vacunación no existen virus de sarampión y rubeola circulando por su territorio y que, por lo tanto, ha erradicado la posibilidad de que sus residentes sufran brotes epidémicos"].

4. ¿Qué ha ocurrido en países como Estados Unidos o Rumanía?

Bueno aquí se dan dos factores. El primero se refiere a la cobertura de vacunación del país y el segundo a la zona concreta. En Estados Unidos, por ejemplo, lo que ha ocurrido es que aunque su tasa de vacunación global es casi del 90%, en la zona del brote la tasa es mínima, por lo que ahí concretamente se acelera. En Rumanía, por el contrario, su tasa de vacunación es baja, en torno al 70%, por lo que el brote ha afectado a un área mucho más amplía.

5. ¿Qué le parecen las medidas que están aplicando los países para responder a los brotes?

Las medidas restrictivas como estas son necesarias en esos países porque los brotes de sarampión son un problema de Salud Pública.

[Recordemos que Alemania va a imponer una multa de 2.500 euros a los padres que no vacunen; en Australia, el Gobierno quita una cantidad de lo que ganen los padres antivacunas, o en Estados Unidos, más concretamente en Nueva York, donde se ha declarado el estado de emergencia, se prohíbe que los niños no vacunados vayan a las guarderías, e, incluso, en la zona conflictiva que salgan a la calle].

6. En España, ¿hay que obligar a los padres a vacunar a sus hijos?

Mi respuesta es no. La tasa de vacunación es muy alta en nuestro país. Lo importante, nuestro trabajo, es informar, hacer campañas visuales donde la gente entienda el peligro de la enfermedad y decidan vacunarlos.

[Aquí, en España, el pasado mes de marzo, la vacunación obligatoria en las escuelas infantiles se abría paso. Galicia, Castilla y León y Extremadura creaban una medida que no puede extenderse a la educación obligatoria, porque la inmunización en nuestro país no es obligatoria, es voluntaria].

7. De adulto, ¿me puedo vacunar?

Sí. Lo mejor para saber si nos pusieron o no la vacuna es acudir al médico y tras un análisis averiguarlo. Así de fácil.

8. ¿Hay alguna generación exenta?

En teoría, los nacidos antes de 1957 no necesitan la vacuna. Cuando nacieron, no existía la inmunización contra el sarampión y puede que ya hayan sufrido el virus, por lo cual ya estarían protegidos.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información