Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

Son tan evocadoras, tan buenas y tan auténticas que otros grupos no pueden reprimirse y las copian. Y luego ya vendrá el juez con las rebajas...

discos
Dos de los ejemplos más claros: las copias de las portadas de 'Bad', de Michael Jackson, y de 'The Velvet Underground & Nico', por parte del estadounidense 'Weird Al' Yankovic y de los madrileños Los Vegetales.

Hay portadas de discos tan atractivas, evocadoras y potentes, que es una pena que ya se le hayan ocurrido a otros artistas. Cuando eso sucede, ciertos grupos y cantantes no se resignan y deciden hacerlas suyas a través del homenaje, el plagio o la burla.

En el siguiente artículo repasamos una selección de algunas de las más conocidas, tanto en su versión original como en sus imitaciones.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

1. El original: 'London calling', de The Clash (1979)

Para la cubierta de London Calling, publicado en 1979, los británicos The Clash se inspiraron en el primer disco de Elvis Presley para la RCA, publicado en 1956. Aunque no mostraba a Elvis destrozando instrumento alguno, sí que tenía una tipografía semejante, tanto en forma como en color y ubicación en la cubierta. Cuarenta años después de la edición de London calling, la fotografía de Paul Simonon golpeando su bajo contra el suelo del Palladium de Nueva York es una de las imágenes icónicas de la música popular del siglo XX. Tanto, que el Royal Mail (la empresa postal del Reino Unido) la incluyó en una serie de sellos postales emitidos en 2010.

La copia: 'Sexo chungo', de Siniestro Total (1983)

Cuatro años después de la aparición de London calling, el grupo gallego Siniestro Total recreó la portada de The Clash en el single que incluía los temas Sexo chungo y Me pica un huevo. Como era de esperar, los gallegos aportaron al homenaje ese toque de humor gamberro que les caracteriza y sustituyeron al bajista por un gaitero que reventaba su instrumento contra el suelo. La portada estaba firmada por el grupo al completo y por Óscar Marine, responsable también del diseño del disco de Siniestro Total ¿Cuándo se come aquí? Se desconoce si este agravio hacia la cultura gallega fue lo que provocó que en 1997 Manuel Fraga decidiera tomar posesión de su cargo como presidente de la Xunta escoltado por dos mil gaiteros.

La recopia: 'Instumentalizándose', de Los Focomelos (2002)

Los Focomelos, grupo de Madrid, también realizaron su particular homenaje a Elvis, The Clash y Siniestro Total en la portada de Instumentalizándose. La diferencia esta vez era que el protagonista no estrellaba en el suelo ni un bajo ni una gaita, sino una Playstation. Un detalle comprensible, habida cuenta de que el grupo de los éxitos Todo lo que rima es verdadero o Mami, me he tragado el disco de Depeche Mode componía sus temas con ese aparato.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

2. El original: The Velvet Underground & Nico (1967)

Gracias al apoyo de Andy Warhol, The Velvet Underground, ese grupo que, según el pintor, “dejaba al público que asistía a sus actuaciones no con ganas de más sino con ganas de menos”, consiguió un contrato con la famosa discográfica Verve para grabar su primer disco. Publicado en 1967, The Velvet Underground & Nico se presentaba en una carpeta doble diseñada por el propio Warhol, en la que aparecía únicamente un plátano amarillo que, en sus primeras ediciones, se podía pelar, dejando a la vista una banana rosa. Una portada que ya es un clásico, como lo son los temas contenidos en el disco, entre los que se encuentran I’ll be your mirror o All tomorrow’s parties.

La copia: Los Vegetales (2016)

Aunque fueron uno de los grupos míticos de la Movida, Los Vegetales, el grupo de los hermanos Canut y Juan Carlos Aured nunca grabó un disco, únicamente maquetas que eran radiadas por locutores como Jesús Ordovás y Juan de Pablos. Años después de su separación, la discográfica Subterfuge publicó todas esas canciones en un disco cuya portada era un homenaje a la Velvet aunque, en lugar de un plátano, aparecía una zanahoria. En 2016, el sello Lemuria reeditó ese material y algunas canciones más en un vinilo y tres compactos, en cuya portada también aparece ese vegetal, solo que más estilizado que el de la edición de Subterfuge.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

3. El original: '50.000.000 Elvis fans can’t be wrong: Elvis’ gold records. Volume 2' (1959)

En 1959, RCA decidió recopilar en 50.000.000 Elvis Fans Can’t Be Wrong varios de los sencillos que el artista de Tupelo había publicado durante ese año y el precedente. Con ello, la compañía pretendía mantener viva la fama de Elvis durante el tiempo que el artista estuviera en Alemania cumpliendo con el servicio militar. La portada mostraba, repetidas veces y a diferentes tamaños, a Elvis vistiendo un traje en lamé dorado, valorado en diez mil dólares y confeccionado por Nudie Cohn, modisto caracterizado por la exuberancia y el exceso. Cohn también diseñaría trajes para Gram Parsons o Elton John.

La Copia: 'Greatest hits', de Phil Ochs (1970)

Inspirado por Elvis, el cantante estadounidense de folk Phil Ochs publicó en 1970 Greatest hits, un disco que, a pesar del título, no era un recopilatorio, sino un trabajo con material nuevo. En la portada aparecía el cantautor ataviado como Presley, con un traje dorado, pero con un aspecto más humilde. De hecho, su fotografía no aparecía repetidas veces, el traje no lo había realizado Nudie Cohn e incluso el reclamo era más modesto que el de Elvis. Sencillamente, 50 Phil Ochs Fans Can't Be Wrong!

La recopia: 'Body wishes', de Rod Stewart (1983)

En 1983, Rod Stewart se inspiró en la portada de Elvis para su disco Body wishes. Sin embargo, aunque la silueta del británico también aparecía en numerosas ocasiones, Stewart no vestía un traje dorado sino rojo. En 2004, Bon Jovi sí que recrearía casi al dedillo la portada de 50.000.000 Elvis Fans Can’t Be Wrong en su caja de rarezas 100.000.000 Bon Jovi Fans Can't Be Wrong.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

4. La original: 'Bad', de Michael Jackson (1987)

Después del éxito de Thriller, Michael Jackson necesitaba superarse. Para ello, echó mano de un buen puñado de canciones, de la producción de Quincy Jones, de Scorsese en la dirección del videoclip e incluso estuvo a punto de convencer a Prince para hacer un dueto. El resultado de tamaña combinación de talento fue Bad, que, como explicaba David Gallardo en ICON, “presentaba a un renovado Michael Jackson. Su imagen era totalmente diferente: mirada desafiante, pelo rizado pero mojado para que tenga caída, más macarra, más rockero, más viril, con chupa de cuero y cadenas, botas pesadas”.

La copia: 'Even worse', de 'Weird Al' Yankovic (1988)

Si se metiera en una coctelera al músico Tiny Tim, a Spike Jones, a los Tres Chiflados, a los Hermanos Calatrava y a Emilio El Moro, saldría algo muy parecido a Weird Al Yankovic. Este artista californiano ha hecho su carrera a base de mezclar la excentricidad con la reescritura en clave de humor de grandes éxitos del pop, como My Bologna (My Sharona, de The Knack), Another one rides the bus (Another one bites the dust, de Queen), Yoda (Lola, de The Kinks) o Eat it, parodia de Beat it, de Michael Jackson, a cuyo repertorio Yankovich sacó bastante provecho. Sin ir más lejos, en 1988, un año después del lanzamiento de Bad, Yankovich publicó Fat, canción incluida en un disco que copiaba la portada de Jackson y que tituló Even worse (traducido, Incluso peor). 

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

5. La original: 'Grease. Banda sonora original' (1978)

En 1978, Allan Karr decidió llevar a la gran pantalla un modesto musical que había comenzado en el circuito teatral alternativo de Chicago y que, poco después, se había convertido en un éxito de Broadway: Grease. La cinta, dirigida por Randal Kleiser, contaba con el atractivo de una banda sonora compuesta, no solo por las canciones de la obra teatral, sino por composiciones de Peter Frampton y Barry Gibb, algunas de las cuales eran cantadas por Frankie Valli. El disco fue un éxito de ventas y su portada, obra de George Corsillo y Tim Bryant, un trabajo gráfico memorable.

La copia: 'Me metí en tu corazón', de Camela (2017)

En 2017, el dúo Camela publicó Me metí en tu corazón, su decimosexto disco de estudio. Un trabajo que la compañía Warner decidió presentar con una portada que evocaba la de la banda sonora de Grease. Además de recrear la maqueta y distribución de elementos gráficos, el departamento de diseño adaptó el logotipo del grupo al de Grease e imitó ese desgaste que tienen los discos cuando están muy usados. En el libreto interior, se incluyeron fotos de Dionisio y Ángeles ataviados como Danny (interpretado por John Travolta) y Sandy (Olivia Newton-John) en un local de la cadena de restaurantes Tommy Mel’s. Impagable.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

6. El original: 'Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band', de The Beatles (1967)

En junio de 1967, las tiendas de discos británicas se llenaron de copias del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. El disco se presentaba con una llamativa portada obra de Peter Blake, que recreaba una escena que muchos consideraron el entierro de The Beatles, habida cuenta de que sus componentes ya no aparecían con sus identidades reales sino como miembros de la banda de los Corazones Solitarios del Sargento Pimienta. De hecho, hubo muchos fans que no acabaron de entender la broma y no sabían de quién era realmente ese trabajo. El lío fue tal, que EMI tuvo que publicar anuncios en prensa para aclarar que sí, que Sgt. Pepper’s era un disco de The Beatles.

La copia: 'We’re only in it for the money', de The Mothers of Invention (1968)

La portada de Sgt. Pepper’s es una de las más copiadas, homenajeadas y satirizadas de la historia del rock. El primer grupo en apropiarse de ella para hacer mofa de los propios Beatles fue The Mothers of Invention, cuyo líder era el genial loco Frank Zappa. En 1968, Frank Zappa y su banda editaron We’re only in it for the money, disco en el que recreaban la portada de Peter Blake con esa mala leche que les caracterizaba. Antes de publicarla, Zappa llamó a Paul McCarney para pedirle permiso, pero el beatle le comentó que “eso lo tenían que decidir los managers”. Entonces Zappa le respondió que, según él tenía entendido, eran los mánagers los que hacían aquello que les ordenaban los artistas y no al revés. Dado que no había una autorización expresa y para evitar una posible demanda, la discográfica Verve decidió no utilizar la parodia de Sgt. Pepper’s como portada sino como imagen interior. No obstante, con el paso del tiempo, el sentido común se acabo imponiendo y la portada de We’re only in it for the money fue esa imagen que satirizaba la del Sgt. Pepper’s.

La recopia: 'Verssioneando', de Tijuana in Blue (1991)

Entre los muchos grupos que han copiado la portada de Peter Blake para The Beatles están, por ejemplo, los navarros Tijuana in Blue y Los Insoportables que, en 1991 publicaron Verssioneando, un disco compartido compuesto por versiones de otros grupos. La portada, obra de Manolo Gil, era una versión cañí de Sgt. Pepper’s en la que, entre otros, coincidían Marta Sánchez, Alaska, Makoki y hasta Escrivá de Balaguer que, por entonces, solo era monseñor.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

7. El original: 'Whipped cream & other delights', de Herb Alpert (1965)

En 1965, Herb Alpert, trompetista norteamericano cuya imagen estuvo siempre asociada al imaginario mexicano y latino, sorprendió a sus fans (que, aunque parezca mentira, eran muchos), con una portada totalmente diferente y, hasta cierto punto, delirante. En ella, la modelo Dolores Erickson aparecía cubierta de crema de afeitar (que imitaba nata) en referencia al hecho de que todas las canciones de Whipped cream & other delights (algo así como: “Nata montada y otras delicias”) hacían referencia a comidas o bebidas. Solo en Estados Unidos, el disco vendió más de seis millones de unidades y su portada, obra de Peter Whorf, es ya un icono del diseño gráfico del siglo XX.

La copia: 'Clam dip & other delights', de Soul Asylum (1989)

En 1989, el grupo estadounidense Soul Asylum publicó Clam dip & other delights, un ep en el que el bajista, Karl Mueller, aparece en una pose semejante a la de Dolores Erikson... pero con mucho menos glamur y cubierto de algo infinitamente menos apetecible que la nata montada: restos de pescado, conchas de moluscos y trozos de marisco.

La recopia: 'Spaghetti sauce & other delights', de Pat Cooper (1966)

Antes de Soul Asylum, el humorista Pat Cooper se inspiró en la portada de Herb Alpert para su Spaghetti sauce & other delights. Con ese título, es fácil adivinar qué es lo que cubría el cuerpo del artista sin necesidad de describirlo en este artículo. En todo caso, vean la foto si son valientes.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

8. El original: 'Pet sounds', The Beach Boys (1966)

Según los especialistas, este disco de The Beach Boys cambiaría la historia de la música popular del siglo XX: Pet sounds. Incluso The Beatles reconocieron que Sgt. Pepper’s no hubiera sido posible sin las innovaciones creativas y técnicas de este disco que, a diferencia de la espectacularidad de la portada del álbum del grupo de Liverpool, se presentaba con un sencillo diseño. La cubierta de Pet sounds, surgida del departamento gráfico de la discográfica Capitol, seguía los estándares de la compañía. No era la primera vez que incorporaba el título, el nombre del grupo y las canciones en una franja superior que ocupaba más o menos un cuarto de la superficie total. Sin embargo, la entrañable foto de los chicos de la playa alimentando a los animales tomada por George Jerman y esa tipografía Cooper Black en amarillo y blanco sobre fondo verde, le dieron ese toque inolvidable.

La copia: 'Ass cobra', de Turbonegro (1996)

Son muchos los homenajes realizados a la portada de Pet sounds. Entre ellos destaca la del grupo noruego de rock Turbonegro, que se inspiró en ella para su álbum Ass cobra de 1996. Al menos en lo que se refiere al uso de la tipografía Cooper Black (así se llama el tipo de letra) y los colores de la franja superior, porque la foto de cubierta, eso sí, es menos naif que la de The Beach Boys.

Por su parte, el grupo The Lancashire Hotpots, más que inspirarse en Pet sounds lo parodiaron en su disco Pot sounds. No era la primera vez ni la última que harían algo semejante, pues esta banda humorística también ha parodiado el Never mind the bollocks, de Sex Pistols; Atchung baby, de U2, y el A hard days night, de The Beatles.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

9. El original: 'Gloria', de The Shadows of Knight (1966)

El primer disco de The Shadows of Knight llamó la atención del público no solo por su magnífica versión del éxito que Van Morrison había hecho popular con el grupo británico Them en 1964, Gloria, sino por una portada que no podía ser más pop. Las siluetas de los componentes del grupo, que aparecían apoyados sobre un marco dorado, se recortaban sobre un fondo rosa, en cuya parte superior se podía leer el título del disco con una turgente tipografía.

La copia: '¿Qué hay de nuevo viejo?', de Desperados (1986)

El grupo de Guillermo y Fernando Martín se inspiró en la portada de The Shadows of Knight para su primer disco, lanzado en 1986. Una decisión que daba muchas pistas sobre los gustos y el conocimiento musical de los hermanos y sus compañeros de banda que, cuando todo el mundo estaba apostando por la modernidad, se atrevieron a incluir en él Mi calle, de Lone Star, o una versión del Gimme some lovin’, de Steve Winwood, según la adaptación que, con el título de Dame tu cariño, habían hecho años antes Los Bohemios en un Disco Sorpresa Fundador. Ahí es nada.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

10. El original: 'Blue Note 1558 Vol. 2', de Sonny Rollins

En 1957, el saxo tenor Sonny Rollins entró en el estudio de Rudy van Gelder con los pianistas Thelonius Monk y Horace Silver, con el trombonista J. J. Johnson, el baterista Art Blakey y el contrabajista Paul Chambers. De esa sesión salió un disco en el que se incluían magníficas interpretaciones de Misterioso o You stepped out a dream y que se presentaba en una carpeta diseñada por Harold Feinstein. En ella destacaba una foto virada al azul de Rollins tomada por Francis Wolff. Vol.2 fue de los discos claves del be-bop. Sin embargo, no convenció plenamente al músico que, pocos meses después, abandonaría los escenarios y los estudios para mejorar técnica y creativamente.

La copia: 'Body and soul', de Joe Jackson (1984)

Un cuarto de siglo después de la aparición de Vol. 2, Joe Jackson publicó Body and soul. La portada del disco, diseñada por Quantum, reproducía la de Sonny Rollins, con ligeras variaciones tipográficas y con la fotografía de Jackson, tomada por Charles Reilly, virada al naranja en lugar de al azul. Un claro homenaje al músico estadounidense de parte del inglés Jackson que, entre otros instrumentos, también toca el saxo alto.

Portadas de discos que son burlas, homenajes o plagios descarados

11. El original: 'Hable con ella. Banda Sonora Original' (marzo 2002)

Juan Gatti fue el responsable de la imagen gráfica de la película de Pedro Almodóvar Hable con ella. El diseño del argentino se adaptó a carteles, afiches, guías de prensa y, claro, a la portada de la banda sonora de Alberto Iglesias.

La copia: 'Duets', de Barbra Streisand (noviembre 2002)

Es difícil que la portada del disco de Barbra Streisand encaje en la categoría de homenaje o burla, así que hay que decantarse directamente por la de plagio. Una copia consciente (en marzo salió la película y el disco de Streisand en noviembre), que recuerda a cuando Lou Reed utilizó un dibujo de Nazario para su disco Take no prisoners sin pedir permiso ni abonar contraprestación alguna por ello. Definitivamente, las estrellas parecen realmente vivir a años luz de la realidad terrestre.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información