Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jane Fonda desvela que ha sufrido varios episodios graves de cáncer

La actriz, de 81 años, se toma con un humor sus problemas de salud que también incluyen osteoporosis

Jane Fonda en el pasado Festival de Cannes en mayo.
Jane Fonda en el pasado Festival de Cannes en mayo. GTRES

Jane Fonda ha desvelado que en el pasado ha sufrido varios episodios de cáncer. "He tenido mucho cáncer", ha contado a la edicción británica de la revista Vogue del mes de abril. La actriz, de 81 años, recordó, por ejemplo, que en los Globos de Oro de 2016 la elección de su vestido fue estratégica para cubrir cualquier evidencia de recuperación de una mastectomía.

“¿Salí del auto con un extraño vestido blanco con volantes? Eso era porque acababa de hacerme una mastectomía y tuve que cubrir mis vendajes ", dijo. Sin especificar su diagnóstico a día de hoy, reflexionó: "Es un proceso continuo ... Así que eso es todo".

Jane Fonda con un consolador en la mano en una escena de la serie 'Grace y Frankie'.
Jane Fonda con un consolador en la mano en una escena de la serie 'Grace y Frankie'.

También señaló que ser una "adoradora del sol" ha dado como resultado visitas frecuentes a su médico para que elimine los tumores. "Cuando tengo un día libre, con frecuencia voy a mi médico de la piel y un cirujano me corta las cosas", dijo. Hace un año en al programa Build Series al que llegó para promocionar la cuarta temporada de la serie que protagoniza en Netflix, Grace and Frankie sorprendió a todos los asistentes cuando apareció con un vendaje en el labio inferior. Antes de su intervención, la veterana intérprete decidió aclarar el motivo de la herida en su boca y explicó que se había visto obligada a pasar por quirófano para eliminar un tumor. "Quiero explicar lo de la tirita. Me acaban de extirpar un tumor cancerígeno del labio. Pensé que se iba a curar a tiempo antes de venir aquí, pero está bien. Solo quiero explicarlo, normalmente no voy así", reveló con calma y normalidad.

Fonda, que ha capitalizado el envejecimiento con gracia tanto dentro como fuera de la pantalla, también mencionó que sufre osteoporosis. "Es hereditaria", dijo a la vez que contó que se ha sometido a varias operaciones de reemplazo de cadera y rodilla. "El cartílago desaparece y luego es hueso sobre hueso, y luego uy...", dijo. "Pero vivimos en una época en la que puedes obtener uno nuevo". Y contó que fue feliz al tener su primer reemplazo de rodilla: "Estaba comenzando una nueva relación y tenía que ser capaz de arrodillarme".

En 2012, cuando mantenía su relación con Richard Perry, cuatro años menor que ella, afirmó en una entrevista que desde hacía tres años tomaba testosterona y que le ayudaba a llevar una vida sexual extraordinaria. La hormona masculina también se produce para mujeres en pastillas y parches y Fonda afirmó que suponían "una enorme diferencia si se pretende mantener una actividad sexual cuando la libido ha bajado".

Pero a pesar de su falta de interés por encontrar un nuevo novio, Jane Fonda sabe de qué habla y no se corta en tratar lo que algunos denominan sexo geriátrico: "He escrito un libro sobre el tema. Trataba sobre todo sobre el proceso de envejecer pero tenía capítulos sobre sexo. Entrevisté a mucha gente de noventa años, incluso a una pareja en la que ambos tenían más de 100. A esa edad todo es diferente y puedo hablar de ello porque tengo más de 80. Uno pierde ciertas cosas, como la espontaneidad, especialmente si el hombre también es mayor. Pero planificar puede ser muy erótico. Y a la vez para las mujeres es mejor a esta edad, porque conocemos mejor nuestros cuerpos y ya no tenemos miedo a pedir lo que nos gusta".

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >