Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teatro, la (eterna) asignatura pendiente de la Educación

Desde la Unión de Actores han propuesto su implantación en Infantil y Primaria. Además, en España, la Fundación Educativa Santo Domingo está luchando para darle el lugar que merece

Un cuentacuentos.
Un cuentacuentos.

El teatro es una de las asignaturas pendientes de la Educación en nuestro país. Murcia ha sido pionera a este respecto y desde la Unión de Actores han propuesto a la consejera de Educación, Adela Martínez Cachá, la implantación de la asignatura de Teatro en Infantil y Primaria. En nuestro país, la Fundación Educativa Santo Domingo está luchando para dar el lugar que merece en las aulas a las artes escénicas. Y entre las actividades que sin duda ayudan a este creciente interés están las campañas escolares de espacios como Teatro Sanpol, Teatro Tribueñe o el Teatro de la Zarzuela.

“La gran respuesta está en las artes escénicas”. Guillermo Sabariegos, docente que en su día fue intérprete de grandes musicales como Jesucristo Superstar, tiene claro que en el teatro estaría la solución a algunos de los problemas que tiene la educación en la actualidad. Entre los aspectos que mejoraría el alumnado estaría sin duda la ortografía: “Encargando la creación y transcripción de un libreto para hacerles comprender la importancia de saber escribir correctamente y poder compartir con los demás el fruto de un trabajo bien hecho”.

El docente apuesta por el teatro como un Proyecto de comprensión que proponga una experiencia educativa Gamificada a través de la que nuestros alumnos disfruten y aprendan mediante las dinámicas propias de los juegos - con las que fuera del colegio pueden pasarse horas y horas entretenidos-”. Se trata de que sea algo más que la mera representación de la obra y con ello “enseñarles a disfrutar del proceso creativo”.

A pesar de que el teatro está presente en muchos centros escolares, otra cosa es la importancia que se le da con cada vez menos horas dedicadas a algo que está en nosotros desde antes de dar nuestros primeros pasos: “Recordemos que antes de que un niño empiece a hablar, tararea. Antes de que aprenda a escribir, dibuja. Y en cuanto es capaz de mantenerse en pie, baila si escucha música”, apunta Sabariegos que reconoce que están dando pasos hacia adelante en centros como el Colegio Santo Domingo en Madrid. Allí, dentro de su área pedagógica se ha puesto en marcha la Fundación Educativa Santo Domingo (FESD) para “crear alternativas creativas a un estilo educativo que, en muchos casos, sigue pintando gris. La vida es en color, no en blanco y negro. Y las Artes son, sin duda alguna, la mejor opción para ampliar la paleta cromática que ofertar. Profunda y diversa. Atendiendo a todos los gustos y necesidades. Y desde la humanidad que la educación debiera emanar y que en cualquier manifestación artística, late”, apunta el que fuera intérprete de musicales tan emblemáticos como La Bella y la Bestia o Los Miserables.

Para él, es esencial también el trabajo que se desarrolla desde los teatros que cuentan con una importante campaña escolar que incentive algo más que simplemente ir al teatro. Por ejemplo con el uso de cuadernos didácticos como el que él ha creado para el musical Anastasia. A este respecto, resulta esencial la labor ejercida por el Teatro Sanpol que durante 36 años lleva impulsando fichas didácticas con las que los escolares pueden seguir profundizando sobre montajes como La Vuelta al mundo en 80 días que acaba de pasar por la sala sita en la Plaza de San Pol de Mar de Madrid.

Y es que cada mañana casi 600 escolares hacen fila organizadamente a las puertas del teatro. Ya cuando todos están debidamente sentados, Julio Jaime Fischtell, uno de los fundadores de la sala, se compagina con Natasha Fischtell, directora actual, en este particular ritual. Y uno de los momentos más mágicos para la Sanpol llega unos días después de la función cuando de golpe llegan las cartas de algunos alumnos para agradecer el buen momento que han pasado. Y en ese juego infantil que todos hemos vivido, en ese to play que dicen los ingleses sobre la actuación, los niños fantasean con hacer su personaje y momento favorito: “Me hubiese gustado ser el viejo mayordomo porque se fue al infinito e ir en el trineo porque puedo volar”, comenta un escolar en su apasionada misiva.

Algunos no pueden evitar acordarse de lo que sintieron ellos mismos cuando se subieron a escena: “Lo que más me gustó fue que los focos me enfocaran con todo el mundo prestándome atención y cuando vas a hablar y te recorre un escalofrío por la espalda”. Sin duda, su experiencia en este teatro que lleva más de tres décadas y media ha servido de semilla para que estos niños recuerden de qué forma el mundo de la escena ha entrado en sus vidas. La próxima cita con este respetable público será con un espectáculo que los llevará más allá del arcoíris. Y es que durante el mes de marzo, la compañía residente, La Bicicleta, recupera uno de sus títulos emblemáticos, El mago de oz, que cuenta con las canciones de la película original en su adaptación al castellano. Y seguro que cuando se apaguen los focos, más de un niño -y ¿Quién sabe si también algún adulto?- decidirán seguir el camino de baldosas amarillas.

Ya cuando los peques se convierten en adolescentes y quieren conocer otras historias, otras salas toman el relevo del Sanpol en la campaña escolar. Es el caso de Teatro Tribueñe (Calle Sancho Dávila 31, Madrid). Un grupo de más de un centenar de alumnos de diferentes centros de Madrid se acercan a conocer de primera mano La Casa de Bernarda Alba, esa obra que estudian en las aulas. De alguna forma, hacen suya una frase de Lorca: “El teatro es poesía que se sale del libro para hacerse humana”. La escucha activa de un chaval de primera fila centra nuestra atención desde el primer instante. Así, no puede evitar marcar una sonrisa de lado a lado cuando aparece el personaje más poético de la función, María Josefa, la madre de la protagonista, la única que se atreve a ser libre en esa opresiva casa. Tras la larga ovación llega uno de los momentos favoritos de los escolares, el coloquio con el equipo artístico. Y entre las amplias propuestas que hay en campaña escolar en Madrid, el director del Colegio Fuentelareyna, Victor Velasco, admite que ese momento de comunión con el equipo que lidera Irina Kouberskaya, que dirige la función al alimón con Hugo Pérez de la Pica, es uno de los motores de que se hayan decantado por la apuesta de Tribueñe: “También destaco la calidad de las versiones dramáticas que ofrece y la profesionalidad de los intérpretes”.

El encuentro pone sobre la mesa los aspectos que más han llamado la atención a los escolares como esa soterrada materialización del despertar a la sexualidad de dos de las hermanas que había pasado desapercibido en el colegio. Todo ello conecta muy bien con las palabras de Velasco: “La asistencia a los teatros favorece, en primer lugar, el acercamiento del alumno a la realidad, el aprendizaje fuera del aula”. El también profesor de Literatura tiene claro que estas salidas al teatro son “la mejor forma que tenemos de motivar al alumno para que viva la literatura y se emocione con ella, para que conozca y aprecie a los autores clásicos y a los contemporáneos, para que pueda comparar movimientos artísticos o para que valore la evolución de la sociedad”. Todo ello, contribuirá a que se conviertan en ciudadanos más cultos y libres.

Ya en el ámbito público llama especialmente la atención el Proyecto Zarza que impulsó Daniel Bianco. Para el director del coliseo lírico: “El Proyecto Zarza nace pensando en las nuevas generaciones, para dar a los jóvenes de hoy la oportunidad de conocer nuestro teatro musical utilizando su propio lenguaje: zarzuela hecha por y para jóvenes”. Acaban de estrenar el sábado con gran éxito bajo la dirección de Pablo Messiez La Verbena de la Paloma que, como es habitual, combina funciones para público general con representaciones escolares con un público que oscila entre los 13 y los 21 años. Los buenos resultados de las funciones escolares han hecho que con esta nueva producción del Proyecto Zarza muchos centros educativos también acudan a las funciones para público general. Sin duda, un éxito de la gestión de Bianco que ha conseguido 'conectar' nuestro género chico con las nuevas generaciones. Y si la Zarzuela ya parece haber encontrado la forma de llegar a los jóvenes, la Compañía Nacional de Danza lo está haciendo a través de iniciativas como Mañana con la CND, una serie de ensayos abiertos en la que tienen cabida centros de enseñanza reglada y no reglada.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información