Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MODA

Patrick Schwarzenegger: "Puedo enumerar qué cosas apestan de mi apellido o puedo concentrarme en la gran vida que me han dado"

Actor, modelo y empresario, el hijo mayor de Arnold Schwarzenegger, que acaba de rodar 'Daniel isn't real', protagoniza la nueva campaña de verano de Mango Man

Patrick Schwarzenegger protagoniza la nueva campaña de Mango Man.
Patrick Schwarzenegger protagoniza la nueva campaña de Mango Man.

El consejo más valioso que recibió Patrick Schwarzenegger (Los Ángeles, 1993) para sobrevivir a la industria del cine vino de su padre. "Me dijo que el tiempo libre entre los rodajes lo volvía loco, así que decidió concentrarse en sus negocios o en cultivar su cuerpo para no sentirse nunca dependiente de un papel", confiesa el hijo mayor del actor y político Arnold Schwarzenegger y la periodista María Shriver. Y, a juzgar por su currículo, parece que lo sigue a rajatabla. Supo de pequeño que su camino era la actuación, pero combina los rodajes con sus estudios en empresariales o su faceta como modelo.

Bajo las órdenes de Adam Egypt Mortimer acaba de terminar Daniel isn't real, una película que verá la luz en el próximo festival South by Southwest y en el que lleva su personalidad al extremo metiéndose en la piel, en sus propias palabras, de "un psicópata total". Más tranquilo, bajo el sol californiano y haciendo gala de esos genes tan americanos que provienen de la rama de los Kennedy, también protagoniza la nueva campaña de verano de Mango Man. "Decidí unirme a la marca porque es universal, se vende en todo el mundo y es para todo el mundo", apunta el joven. La elección tampoco es casual. Porque todos sus looks diarios aparecen reseñados en los medios como lecciones de estilo. Aunque él prefiere restarle importancia. Como una persona acostumbrada a vivir bajo los focos (su relación con Miley Cyrus y Taylor Swift alimentó durante años los tabloides), responde a todo con tiento y mesura.

Imaginamos que habrá pasado gran parte de su infancia en un plató. ¿Qué recuerdos conserva de esa etapa? Sí, estaba obsesionado con ir a los rodajes y todavía lo estoy. Con todo: la sala de maquillaje, la construcción de los sets, sentarme a observar al director o el servicio de catering... Mis recuerdos más felices son de cuando mi padre rodaba mucho en los Estudios Universal, siempre íbamos a verlo y en sus descansos nos dedicábamos a pasear.

Junto al surfista Luke Stedman, Patrick Schwarzenegger personifica el espíritu libre y contemporáneo de Venice Beach para Mango Man.
Junto al surfista Luke Stedman, Patrick Schwarzenegger personifica el espíritu libre y contemporáneo de Venice Beach para Mango Man.

El año pasado protagonizó su primera película, Midnight sun, junto a la actriz Bella Thorne. ¿Cuándo decidió que quería ser actor? ¿Sus padres le apoyaron o preferían que se dedicara a otra cosa? Creo que lo decidí de pequeño. Me enamoré cuando acompañaba a mi padre en sus rodajes, era mi actividad favorita y siempre la esperaba con ilusión. Y sí, claro que mis padres me han apoyado en esto, me apoyan en todo. Mis padres siempre nos han enseñado que es importante despertarse todos los días y amar lo que haces, y sea cual fuera nuestra elección ellos siempre nos apoyarán.

¿Cuál ha sido el consejo más valioso que le ha dado su padre para sobrevivir a la industria? Que el hecho de que quiera trabajar en una película no significa que sea lo único que haga en la vida... Actuar es una montaña rusa. Algunos días se trabaja y otros no. Es importante centrarse en otras cosas que te gustan, ya sea leer, dedicarte a los negocios o estudiar en la escuela. Creo que el error más grande que comete la gente, por lo que he visto en mis primeras veces, es que entran en una espiral negativa si no están "trabajando" o "rodando". Mi padre me dijo que en el apogeo de su carrera rodaba dos películas. Lo que significa que tenía ocho meses de trabajo y cuatro meses de inactividad. El tiempo libre lo volvía loco, así que decidió dedicarlo a sus negocios o trabajar su cuerpo para que no sentirse nunca dependiente de conseguir un papel. Y yo he seguido ese consejo.

"Mi padre me dijo que en el apogeo de su carrera, el tiempo libre lo volvía loco. Así que lo dedicaba a sus negocios o a trabajar su cuerpo para que no sentirse nunca dependiente de conseguir un papel. Y yo he seguido ese consejo".

Al principio el director de Midnight sun, Scott Speer, no quería darle el papel por ser quién era. ¿Hasta que punto sus apellidos son una bendición o un lastre? Mira, creo que hay dos formas de verlo. Puedo sentarme aquí y enumerar qué cosas apestan de tener mis apellidos o puedo afrontar la realidad y concentrarme en todas las partes buenas. Esta es la vida que me dieron, tengo una gran familia, estoy sano, mis padres me apoyan en todo y han trabajado sin descanso para darme una gran vida. Nunca me concentro en el peso de mi apellido, porque eso no sirve de nada. Claro que me encuentro con obstáculos, ¿como todo el mundo, no? Siempre me he concentrado en lo positivo y en cómo voy a crecer rodeándome de estas personas. Y no al contrario.

En la película interpreta a Charlie, un chico tímido, sensible y un tanto romántico. ¿Estamos ante la nueva masculinidad? Creo que la masculinidad es un gran debate en este momento. ¿Qué significa ser un hombre? Creo que muchos jóvenes luchan con eso ahora. Y creo que cada uno tiene una opinión diferente de lo que significa. Yo creo que trato de ser un caballero, una buena influencia para mi familia y mis amigos, alguien trabajador y decidido.

Su personaje también era un gran nadador. ¿Sigue algún tipo de entrenamiento diseñado por su padre? Entreno todos los días pero cada día es diferente. Esta mañana hice un entrenamiento de remo completo; ayer por la noche, pilates. Mañana voy a dar una caminata y mañana quién sabe. Lo más importante es comer sano y cómo afecta no solo a tu estado físico sino a tu cerebro y al interior de tu cuerpo.

Patrick Schwarzenegger asegura que un día puede ir a por un café en chándal y al día siguiente volver en traje. Nos lo creemos.
Patrick Schwarzenegger asegura que un día puede ir a por un café en chándal y al día siguiente volver en traje. Nos lo creemos.

¿En qué otros proyectos está trabajando? Acabo de rodar una película que se estrena en SXSW, en la que interpreté un personaje totalmente diferente, un psicópata total. Estoy muy interesado en llevarme al límite e interpretar personajes desafiantes y totalmente distintos de mí que me permitan ponerme en los zapatos de otra persona. Esa es la diversión y la belleza de actuar.

¿Siente predilección por algún director o actor con el que le gustaría trabajar? Tengo una gran lista, de Spielberg a Tarantino. Aunque trabajar también con algunos de los chicos que han hecho ruido en los últimos años, como Taylor Sheridan, Damien Chazelle o Bradley Cooper, sería un sueño hecho realidad. 

Es la imagen de la nueva campaña de Mango Man y todas sus elecciones de ropa acaban de reseñadas en los medios. ¿Cómo definiría su estilo? Me gusta cambiarlo todos los días, creo que eso es lo divertido de la moda y la ropa. La moda es originalidad. Un día puedo ir a por un café con pantalones chinos marrones, vans y una sudadera; y al día siguiente puedo volver a esa cafetería en traje, y al día siguiente, en chándal y zapatillas. Para mí todo sirve, todo es cool.

Su relación con la industria viene de lejos. Con solo 15 años lanzó Project360, una línea de ropa que donaba parte de sus beneficios a ONGs. Bueno, creo que la moda puede influir en la sociedad de muchas formas distintas. La moda le permite a la gente sentirse libres y vestirse como se sienten. El objetivo de Project360 era ofrecerle a la gente prendas básicas, pero al mismo tiempo encontrar una forma de retribuir a la sociedad. Por eso donamos una parte de las ganancias a organizaciones de caridad.

"Creo que nuestro país está muy dividido, pero al mismo tiempo siento que somos más críticos que nunca. Los 'millennials' y los jóvenes votantes estamos cada vez más comprometidos y eso es excitante"

Por parte de su madre, la periodista María Shriver, sus genes también entroncan con la familia Kennedy. ¿Ha pensado también en hacer carrera política?  Amo la política. Amo aprender. Amo Estados Unidos. Y me gusta ver cómo los distintos sitios de Estados Unidos tienen diferentes puntos de vista y opiniones. Me resulta fascinante. Vivo en Los Ángeles, considerada a menudo como una burbuja, pero mi hermano se ha mudado a Michigan y mi novia es de Alabama. Mi madre es de Chicago y mi padre, un inmigrante que prosperó en el sueño americano. Así que realmente puedo tener distintos puntos de vista de todos los elementos que componen Estados Unidos. Creo que nuestro país está muy dividido en este momento, pero al mismo tiempo siento que somos más críticos que nunca. Siento que los millennials y los jóvenes votantes estamos cada vez más comprometidos y eso es excitante. No voy a comentar mi punto de vista, pero estoy feliz y orgulloso de ser parte de una generación que hará que Estados Unidos avance en la dirección correcta. 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.