Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NO YA LO TIENES COLUMNA i

Spice Girls Chanantes

Todo ocurrió durante un viaje a Hawái que hicieron las cuatro integrantes juntas con la intención de volver a ser superamiguis

Las Spice Girl en 1997.
Las Spice Girl en 1997.

Un grupo brillante, referente para las generaciones venideras, revolucionario en la forma y en el fondo. No, no estoy hablando de la banda británica, sino de nosotros LOS CHANANTES: Ernesto Sevilla, Raúl Cimas, Julián López, Carlos Areces y un servidor.

Tuvimos el mundo en nuestras manos, se vivió una autentica Chanantemanía. No podíamos caminar por ninguna localidad manchega sin que nos zarandearan y nos vocearan a la cepa de la oreja todo tipo de proclamas: “¡Cracks!”, “¡Sois los putos amos!”, “¡Tómate una cañeja!”. Lo echo de menos, pero no hay vuelta atrás.

Mel B acaba de publicar un libro, Brutally Honest, en el que airea, entre otras cosas, la razón por la que se distanció de Victoria Beckham; algo que, a la larga, supuso el fin del proyecto musical en su mejor momento creativo. Todo ocurrió durante un viaje a Hawái que hicieron las cuatro integrantes juntas con la intención de volver a ser superamiguis.

Se conoce que ya en la isla a Mel B le faltó tiempo para echarse un noviete oriundo llamado Nalu. Dormían bajo las estrellas, se hacían aguadillas... “un perfecto romance de vacaciones”, según sus propias palabras. Una tarde en que toda la peñita estaba haciendo merienda cena en la playa, Nalu decidió sacar la leña ahí mismo en la arena, lavándose después en el mar. Todo esto a la spice pija le pareció asqueroso y desde ese momento partieron peras. Sinceramente, me parece que sacó los pies del tiesto, Victoria digo, porque mirado con frialdad tampoco es para tanto. Además, según parece, la propia Mel B lo recogió con una bolsita.

Lo nuestro fue más fuerte. Nunca lo he contado, pero me quema por dentro. También los chanantes hicimos un viaje para reforzar lazos, pero a Mazarrón en vez de a Hawái. ¿Os queréis creer que después de llevarlos a todos en mi coche no me quisieron pagar la gasolina? No les he vuelto a dirigir la palabra: eran 15 euros por barba.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >