Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reina Sofía, de concierto con Juan Urdangarin en otra señal de normalidad

Abuela y nieto acudieron al Teatro Real de Madrid para asistir a la actuación de la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura. Aumenta la posibilidad de que la infanta Cristina se mude a España

reina sofia
La reina Sofía, con su nieto Juan Urdangarin en el Teatro Real de Madrid. GTRES

Juan Urdangarin, el hijo mayor de la infanta Cristina y de Iñaki Urdangarin, acompañó este miércoles por la noche a la reina Sofía al Teatro Real de Madrid donde actuaba la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, un barrio marginal de Paraguay. Era la primera vez que el joven de 19 años participaba en una salida pública con su abuela. Juan estudia este año en una universidad británica tras haber pasado un año trabajando en proyectos solidarios, en concreto en Battambang, la población de Camboya en la que monseñor Enrique Figaredo, Kike, desarrolla su labor humanitaria desde 1985. Este jesuita nacido en Gijón promueve varios proyectos a través de la ONG SAUCE. Su hermano Pablo lo hace en Alemania donde además juega al balonmano. En Ginebra, junto a la Infanta solo permanecen los dos menores, Miguel e Irene. La presencia cada vez más frecuente de Cristina de Borbón y sus hijos en España refuerza la idea de que la familia se plantea mudarse a Madrid para estar cerca de la cárcel de Brieva en la que Urdangarin cumple condena.

Las navidades de este año han un supuesto un cambio en las relaciones de la familia Borbón. Tras la entrada en prisión de Urdangarin, la familia del Rey ha cambiado de comportamiento. La Infanta y sus hijos acuden con frecuencia a La Zarzuela donde han pasado los días 24 y 25 con los Reyes y sus invitados, algo que no sucedía en el pasado por los problemas del que fuera duque de Palma. Ahora ha trascendido que Cristina de Borbón y sus hijos acudieron en la mañana del día 24 a la prisión de Ávila para visitar a Urdangarin, que pasó la noche solo en su celda.

La Infanta y sus hijos mantuvieron su habitual viaje a Vitoria para pasar el primero día del año con los Urdangarin. Cristina de Borbón mantiene una estrecha relación con la familia de su esposo. Todas las señales indican que el matrimonio se mantiene unido pese al encarcelamiento del exduque. Fuentes conocedoras de la situación aseguran que la Infanta ha recibido ayuda de especialistas para superar esta situación y que poco a poco se va recuperando. Es, en cambio, el estado anímico de Urdangarin el que más preocupa a su familia por el aislamiento en el que vive. Él fue quien escogió esta prisión de mujeres en la que es el único habitante del módulo de hombres. Esta situación le ofrece intimidad pero le lleva a la soledad.

La reina Sofía, su hermana Irene y su nieto Juan.
La reina Sofía, su hermana Irene y su nieto Juan. GTRES

El pasado 21 de diciembre, el juez de vigilancia penitenciaria 1 de Valladolid, Florencio de Marcos —del que depende la cárcel de mujeres de Brieva (Ávila)—, dictó un auto en el que criticaba el régimen de aislamiento en el que cumple condena Iñaki Urdangarin. El cuñado de Felipe VI se presentó voluntariamente el pasado el 18 de junio en esta prisión —la misma en la que estuvo en idénticas condiciones el que fuera director general de la Guardia Civil. Luis Roldán— para cumplir la condena de 5 años y 10 meses que le impuso el Tribunal Supremo por el caso Nóos. El Ministerio del Interior decidió mantenerlo en ella por motivos de seguridad. En su auto, el magistrado De Marcos considera que, “frente a cierta creencia popular” de que esta forma de cumplir una pena “es un privilegio”, hay que tener en cuenta “el efecto desestructurador que produce la soledad sobre la persona”. El juez alerta sobre el peligro para “la salud física y mental” que esta forma de cumplimiento de la pena puede tener para un recluso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >