Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El tabú de la violencia sexual en Senegal

El tabú de la violencia sexual en Senegal

15 fotos

La exposición '¿Cómo ibas vestida?', en Dakar, recoge decenas de testimonios desgarradores acompañados de las prendas que las mujeres —y niñas— llevaban cuando las violaron. Denuncia la tendencia a culpar a las víctimas de violencia sexual por su vestimenta

  • “Un pijama. Dormíamos en la misma habitación. Duró desde mis cuatro años hasta que cumplí nueve. Intenté suicidarme dos veces, pero parece que no quieren que me vaya”. El testimonio de una niña en francés y en wolof, el idioma nacional en Senegal, junto a las prendas que llevaba cuando la violaban. Además, la pieza incluye un audio en el que la joven relata su historia. La exposición '¿Cómo ibas vestida?' denuncia la tendencia a culpabilizar a las víctimas de violencia sexual por la vestimenta que llevan a través de decenas de testimonios de mujeres y niñas que han sufrido abusos.
    1“Un pijama. Dormíamos en la misma habitación. Duró desde mis cuatro años hasta que cumplí nueve. Intenté suicidarme dos veces, pero parece que no quieren que me vaya”. El testimonio de una niña en francés y en wolof, el idioma nacional en Senegal, junto a las prendas que llevaba cuando la violaban. Además, la pieza incluye un audio en el que la joven relata su historia. La exposición '¿Cómo ibas vestida?' denuncia la tendencia a culpabilizar a las víctimas de violencia sexual por la vestimenta que llevan a través de decenas de testimonios de mujeres y niñas que han sufrido abusos.
  • “La falda y la camiseta con las que trabajo. Mi jefe aprovechó la ausencia de su mujer para obligarme a tener relaciones con él. Tenía 15 años. Me quedé embarazada”. Este es el testimonio de la dueña de las prendas que se ven en la imagen. En Senegal, las empleadas domésticas sufren abusos por parte de sus jefes a menudo, aunque casi nunca lo confiesan.
    2“La falda y la camiseta con las que trabajo. Mi jefe aprovechó la ausencia de su mujer para obligarme a tener relaciones con él. Tenía 15 años. Me quedé embarazada”. Este es el testimonio de la dueña de las prendas que se ven en la imagen. En Senegal, las empleadas domésticas sufren abusos por parte de sus jefes a menudo, aunque casi nunca lo confiesan.
  • “Esta no es una exposición artística, sino militante” comenta Fatou Kiné Diouf, comisaria de la muestra '¿Cómo ibas vestida?' en el Musée de la Femme de Dakar. “La instalación deja hablar a las prendas de una manera muy simbólica y reveladora”.
    3“Esta no es una exposición artística, sino militante” comenta Fatou Kiné Diouf, comisaria de la muestra '¿Cómo ibas vestida?' en el Musée de la Femme de Dakar. “La instalación deja hablar a las prendas de una manera muy simbólica y reveladora”.
  • Mesa de discusión 'La violación: contexto, cuadro jurídico, hallazgos', celebrada como debate inaugural de la exposición '¿Cómo ibas vestida?' en el Musée de la Femme de Dakar el pasado 18 de Octubre.
    4Mesa de discusión 'La violación: contexto, cuadro jurídico, hallazgos', celebrada como debate inaugural de la exposición '¿Cómo ibas vestida?' en el Musée de la Femme de Dakar el pasado 18 de Octubre.
  • “La violencia contra las mujeres es un problema de base, vivimos en una sociedad tremendamente patriarcal y el problema está en los valores que se transmiten a las mujeres”, comenta Dior Fall Sow, presidenta de honor de la Asociación de Juristas Senegalesas y primera mujer procuradora de la república. De izquierda a derecha: Haby Diallo, antigua comisaria de policía, Daouda Diop, especialista en género y promoción del liderazgo femenino en Senegal, Dior Fall Sow, moderadora del debate, Penda Seck Diouf, presidenta del CLVF (Comité para combatir la violencia contra las mujeres) y Mona Chasserio, fundadora y presidenta de La Maison Rose, un hogar de acogida para las mujeres y los menores víctimas de violencia en Guediawaye, un barrio de la periferia de Dakar.
    5“La violencia contra las mujeres es un problema de base, vivimos en una sociedad tremendamente patriarcal y el problema está en los valores que se transmiten a las mujeres”, comenta Dior Fall Sow, presidenta de honor de la Asociación de Juristas Senegalesas y primera mujer procuradora de la república. De izquierda a derecha: Haby Diallo, antigua comisaria de policía, Daouda Diop, especialista en género y promoción del liderazgo femenino en Senegal, Dior Fall Sow, moderadora del debate, Penda Seck Diouf, presidenta del CLVF (Comité para combatir la violencia contra las mujeres) y Mona Chasserio, fundadora y presidenta de La Maison Rose, un hogar de acogida para las mujeres y los menores víctimas de violencia en Guediawaye, un barrio de la periferia de Dakar.
  • “Un uniforme de la armada y un arma de fuego. Nada de eso impidió que me violaran”, reza el letrero.
    6“Un uniforme de la armada y un arma de fuego. Nada de eso impidió que me violaran”, reza el letrero.
  • “Violación colectiva: ¿Estaba la víctima consintiendo?" reza este titular en francés. "Una de las cuestiones que el tribunal no olvida jamás es preguntar a una supuesta víctima de violación es si, en el momento en el que ocurría el abuso, ella había gritado o intentado buscar ayuda”. La noticia, extraída del diario Le Soleil del año 2002, forma parte de la instalación '¿Cómo ibas vestida?' junto a otros recortes de periódico sobre casos de violación en Senegal.
    7“Violación colectiva: ¿Estaba la víctima consintiendo?" reza este titular en francés. "Una de las cuestiones que el tribunal no olvida jamás es preguntar a una supuesta víctima de violación es si, en el momento en el que ocurría el abuso, ella había gritado o intentado buscar ayuda”. La noticia, extraída del diario Le Soleil del año 2002, forma parte de la instalación '¿Cómo ibas vestida?' junto a otros recortes de periódico sobre casos de violación en Senegal.
  • La instalación incluye varios recortes de periódico sobre casos de violación en Senegal junto a los testimonios de las víctimas de violación acompañados de las prendas que estas llevaban en el momento de la agresión.
    8La instalación incluye varios recortes de periódico sobre casos de violación en Senegal junto a los testimonios de las víctimas de violación acompañados de las prendas que estas llevaban en el momento de la agresión.
  • '¿Cómo ibas vestida?' recoge decenas de testimonios desgarradores acompañados de las prendas con las que las mujeres –y muchas niñas– iban vestidas cuando las violaron para denunciar la tendencia a culpar a las víctimas de violencia sexual de haberlo provocado por la vestimenta que llevan. “Esta iniciativa surge para mostrar la violencia que implica esa pregunta. En Senegal es necesario abrir el debate y trasladarlo al espacio público. La instalación deja hablar a las prendas, de una manera muy simbólica y reveladora”, explica Fatou Kiné.
    9'¿Cómo ibas vestida?' recoge decenas de testimonios desgarradores acompañados de las prendas con las que las mujeres –y muchas niñas– iban vestidas cuando las violaron para denunciar la tendencia a culpar a las víctimas de violencia sexual de haberlo provocado por la vestimenta que llevan. “Esta iniciativa surge para mostrar la violencia que implica esa pregunta. En Senegal es necesario abrir el debate y trasladarlo al espacio público. La instalación deja hablar a las prendas, de una manera muy simbólica y reveladora”, explica Fatou Kiné.
  • Panel de discusión 'La violación: contexto, cuadro jurídico, hallazgos' celebrado con motivo de la inauguración de la exposición. En el debate abierto participaron decenas de personas compartiendo sus historias y su experiencia sobre los abusos sexuales en Senegal. No es baladí que concidieran tres eventos de naturaleza tan diversa como una exposición artística, un debate público y una rueda de prensa en Dakar en torno a un mismo tema. Todos tratan un tabú y comparten el mismo objetivo: romper el silencio.
    10Panel de discusión 'La violación: contexto, cuadro jurídico, hallazgos' celebrado con motivo de la inauguración de la exposición. En el debate abierto participaron decenas de personas compartiendo sus historias y su experiencia sobre los abusos sexuales en Senegal. No es baladí que concidieran tres eventos de naturaleza tan diversa como una exposición artística, un debate público y una rueda de prensa en Dakar en torno a un mismo tema. Todos tratan un tabú y comparten el mismo objetivo: romper el silencio.
  • Asistentes al panel de discusión “La violación: contexto, cuadro jurídico, hallazgos” celebrado con motivo de la inauguración de la exposición ¿Cómo ibas vestida? en el Musée de la Femme de Dakar. El acto inaugural contó con más de 200 asistentes que participaron activamente del debate y dejaron sus opiniones escritas sobre una pared del museo instalada especialmente para la ocasión.
    11Asistentes al panel de discusión “La violación: contexto, cuadro jurídico, hallazgos” celebrado con motivo de la inauguración de la exposición ¿Cómo ibas vestida? en el Musée de la Femme de Dakar. El acto inaugural contó con más de 200 asistentes que participaron activamente del debate y dejaron sus opiniones escritas sobre una pared del museo instalada especialmente para la ocasión.
  • “Violencia sexual sobre las chicas jóvenes. ¡Indiferencia culpable!”. El artículo asegura que algunos estudios declaran que de 10.000 víctimas de abusos entre 7 y 12 años, solo 3.200 casos han tenido acceso a la justicia. El director de Cegid denuncia la impunidad de los violadores.
    12“Violencia sexual sobre las chicas jóvenes. ¡Indiferencia culpable!”. El artículo asegura que algunos estudios declaran que de 10.000 víctimas de abusos entre 7 y 12 años, solo 3.200 casos han tenido acceso a la justicia. El director de Cegid denuncia la impunidad de los violadores.
  • “Un pijama. Se convirtió en algo recurrente con mi marido. Él no acepta mis negativas. Tampoco puedo irme, ¿quien entendería una violación conyugal? Incluso mi madre se niega a comprenderme”. Todos los testimonios que conforman la exposición '¿Cómo ibas vestida?' son reales e ilustran los distintos casos de violación que existen en Senegal. La violación conyugal es uno de ellos.
    13“Un pijama. Se convirtió en algo recurrente con mi marido. Él no acepta mis negativas. Tampoco puedo irme, ¿quien entendería una violación conyugal? Incluso mi madre se niega a comprenderme”. Todos los testimonios que conforman la exposición '¿Cómo ibas vestida?' son reales e ilustran los distintos casos de violación que existen en Senegal. La violación conyugal es uno de ellos.
  • “Un pantalón y una camisa. Ese día tenía que hacer una presentación en mi curso de comunicación. En el hospital, durante mi examen postviolación, se quedaron con mis prendas. No sé que han hecho con ellas”, comenta una joven estudiante. En Senegal, para ejecutar una denuncia de violación ante la policía, es necesario presentar un certificado médico, un proceso muy desagradable por el que tienen que pasar muchas niñas y mujeres en que el que a menudo son cuestionadas por su vestimenta u otras razones, como el lugar y la hora a la que ocurrió, que se utilizan a menudo para justificar una violación.
    14“Un pantalón y una camisa. Ese día tenía que hacer una presentación en mi curso de comunicación. En el hospital, durante mi examen postviolación, se quedaron con mis prendas. No sé que han hecho con ellas”, comenta una joven estudiante. En Senegal, para ejecutar una denuncia de violación ante la policía, es necesario presentar un certificado médico, un proceso muy desagradable por el que tienen que pasar muchas niñas y mujeres en que el que a menudo son cuestionadas por su vestimenta u otras razones, como el lugar y la hora a la que ocurrió, que se utilizan a menudo para justificar una violación.
  • “Violencia en el entorno escolar: Padres, líderes religiosos y educadores, llamados a liderar el combate”. Esta noticia del año 2010 publicada en el diario Walfadjri se hacía eco de un estudio en las regiones de Sedhiou, Kolda y Kedougou sobre la violencia en las escuelas realizado por las ONG IntraHealth International y la Fawe.
    15“Violencia en el entorno escolar: Padres, líderes religiosos y educadores, llamados a liderar el combate”. Esta noticia del año 2010 publicada en el diario Walfadjri se hacía eco de un estudio en las regiones de Sedhiou, Kolda y Kedougou sobre la violencia en las escuelas realizado por las ONG IntraHealth International y la Fawe.