Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Henry le basta una mirada para imponer su disciplina a un jugador del Mónaco

El exjugador del Barça, actual entrenador del equipo francés, muestra con un simple gesto su autoridad sobre Badiashile por no mover su silla al terminar una rueda de prensa

Thierry Henry tiene aún poca experiencia como primer entrenador, pero un gesto le ha bastado para demostrar que tiene tanta autoridad como tenía sobre el césped a la hora de meter goles. El exjugador francés, nombrado técnico del Mónaco el pasado mes de octubre, ofreció el lunes la rueda de prensa previa a un partido de Liga de Campeones junto a Benoit Badiashile, joven defensa del club monegasco. Terminada la comparecencia, ambos se levantaron para marcharse, pero el central no colocó su silla bajo la mesa y la dejó en el camino de su entrenador. A Henry, campeón del mundo con Francia y de Europa con el Barcelona, le bastaron una mirada y un ligero movimiento con las manos para que Badiashile volviera inmediatamente y empujara la silla, gesto que el entrenador ya había realizado, pero repitió a la vez que lo hacía el futbolista.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información