_
_
_
_
* Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Cinco claves para ordenar tu casa de una vez por todas

Tres organizadoras profesionales arrojan consejos clave que te ayudarán a liberarte del caos y mantener el orden en tu hogar

Getty Images

Seguro que lo has dicho unas cuantas veces. En voz alta y con testigos, para que haya pruebas: “Este fin de semana ordeno mi casa”. Pero el momento nunca llega, o las ganas no aparecen, o la tarea es tan inmensa que no sabes por dónde empezar, o… Mientras exploras lo infinita que puede ser la lista de excusas para no poner orden en casa, el caos campa a sus anchas. La ropa se acumula en el dormitorio, los papeles escalan montañas encima del escritorio y en los cajones del armario es imposible encontrar nada.

Ordenar es mucho más que una mera cuestión de liberar espacio físico. Se trata también de lograr un equilibrio mental. La desorganización provoca estrés, genera cansancio y quita tiempo. También afecta a la concentración. Según un estudio de la Universidad de Princeton, el desorden nos entorpece a la hora de concentrarnos en una sola tarea porque afecta a nuestro cortex visual. Otra investigación de la publicación especializada Personality and Social Psychology Bulletin revela que las personas que viven en casas desordenadas tienen más probabilidades de sufrir depresión o fatiga.

La preocupación por mantener nuestras casas en orden se ha disparado. Tan solo este año, la red social Pinterest ha registrado 14 millones de búsquedas de términos relacionados con la organización en el hogar. El motivo de este frenesí viene de Japón y responde al nombre de Marie Kondo. Esta experta, que descubrió su pasión por la organización cuando era una niña, se ha convertido en una gurú de la materia. Kondo ha contagiado su pasión por la organización a millones de personas gracias a su método KonMari y a su libro La magia de orden, un best seller que se ha traducido a 30 idiomas. Su filosofía: deshacerse de todo aquello que no te haga feliz.

Pero el de Marie Kondo no es el único método capaz de transformar el caos en orden. Hay tantas fórmulas como tipos de hogares, aunque para conseguir (y mantener) una casa ordenada los expertos recomiendan empezar en un mismo punto: tomar conciencia del problema. En EL PAÍS Escaparate hemos consultado a tres organizadoras profesionales, una figura que ha empezado a cobrar fuerza recientemente, para desentrañar el secreto del orden. Recogemos las cinco claves que, según estas expertas, te ayudarán a organizar tu casa de una vez por todas y seleccionamos 15 artículos que puedes comprar para conseguirlo.

1. Sigue un proceso y encuentra tu método de organización

Ordenar no consiste en darse la paliza una mañana tonta de domingo y terminar frustrado porque nunca consigues terminar nada. “Moverás tres cosas, pero saldrán otras cuatro para hacer y al final no solucionarás nada”, explica Adelaida Gómez, que fundó hace cuatro años Orden Studio, una empresa especializada en enseñar a las personas a ser ordenadas y organizadas. La experta sigue con sus clientes un estricto proceso. Y no basta con tomar conciencia del problema, es necesario también querer solucionarlo y marcarse un objetivo claro: por ejemplo, para esa habitación que se ha quedado como almacén de cajas sin deshacer tras una mudanza reciente, el objetivo puede ser vaciarla y convertirla en un despacho. A continuación, se trata de desglosar ese objetivo en tareas más sencillas: comprobar qué hay en esas cajas llenas, decidir dónde va a ir cada cosa, vaciar las cajas, recolocar lo que haya dentro… “Hay que planificar esas tareas”, añade Gómez. “Pensar en cómo lo vas a hacer, qué materiales necesitarás y cuánto tiempo te va a llevar”.

Teniendo en cuenta estas observaciones, recomendamos dos libros de referencia en métodos de organización y orden, y un organizador semanal que te ayudará a planificar tu día a día.

2. Para ordenar primero tienes que sembrar el caos

Es imposible ordenar sin saber primero qué tenemos en casa. Y para eso es imprescindible poner la casa patas arriba y vaciar armarios, cajones, cajas, estanterías… “Ese caos da miedo porque es una sensación de pérdida de control”, reconoce Adelaida Gómez. Pero es ese caos el único lugar desde el que podremos hacer purga y decidir qué es realmente útil y qué cosas deben salir de casa. “La eliminación es una parte importante, muchas veces el desorden llega porque tenemos demasiadas cosas”, explica Cloti Martínez, organizadora profesional en Reorganizarte. “Siempre insto a eliminar, no solo por una cuestión de espacio físico sino también por salud mental. Pero nos cuesta mucho. Recomiendo empezar por cosas con las que tienes un enlace emocional menor”, añade.

Y, después de sembrar el caos, toca volver a ordenar todo. Seleccionamos un aparador, un mueble colgante como cajón desastre o una estantería de metal. Artículos de almacenaje funcionales para mantener el desorden a raya.

3. Piensa en los accesorios que vas a necesitar

Los accesorios para organizar son los grandes aliados para maximizar cada centímetro libre. Perchas, baldas, ganchos… y sobre todo las cajas, la principal herramienta de orden que utilizan los organizadores profesionales. En este punto también hay que planificar, según explica Adelaida Gómez: “Es importante preparar todos los materiales que vas a necesitar antes de empezar la tarea para así no tener que parar”. Cuidado, de todas formas, con lanzarse a comprar accesorios de forma compulsiva. Es contraproducente. “Los accesorios son muy útiles, pero hay que comprarlos solo después de tener el contenido decidido”, advierte Gallay.

A continuación, tres de los principales accesorios que puedes adquirir cuando tengas listo todo que vas a ordenar.

4. Cuidado con los rincones del caos

En cada casa, hay rincones que parecen imanes capaces de atraer todo el desorden del universo. Para identificarlos, analiza cuál es tu punto débil: si tiendes a acumular papeles, será la oficina; si te pirra comprarte un recuerdo en cada viaje que haces, seguramente tengas las estanterías atestadas. Las tres expertas que hemos consultado coinciden, sin embargo, en que las zonas con más peligro son cuatro: el dormitorio, la cocina, el baño y las superficies planas. “Donde haya una superficie de apoyo libre, ahí se acumulará el desorden”, advierte María Gallay. “Al final, ya ni ves todo lo que has puesto encima porque forma parte del paisaje”.

Debajo, tres propuestas de artículos para que esos rincones donde tiende a acumularse el desorden dejen de ser caóticos.

5. El orden no se mantiene solo

“El orden te da tiempo, te ayuda a ahorrar dinero y también te aporta tranquilidad. Sientes que tu casa es un sitio al que volver y descansar, y no ese lugar donde todo apremia y donde siempre hay una pila de tareas pendientes por hacer”, asegura María Gallay. La lista de beneficios de vivir en un espacio organizado debería ser excusa suficiente para, una vez conquistado el orden, esforzarse en mantenerlo. Pero lo complicado muchas veces empieza precisamente ahí. “El orden no se mantiene solo, lo mantienes tú”, afirma tajante Cloti Martínez.

Para mantener esa disciplina del orden una vez logrado el reto de conseguirlo, proponemos un perchero de pared, un revistero y una bandeja de oficina. Tres artículos que se suman a la lista de recomendaciones a partir de los consejos de las expertas consultadas.

*Todos los precios de reserva incluidos en este artículo están actualizados a 11 de diciembre de 2018.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_