Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Análisis | Apple Watch Series 4: la joya oculta de la firma de la manzana

Probamos la nueva versión del 'smartwatch' de Apple, un dispositivo que ofrece mayores prestaciones para medir y controlar nuestra la salud y el ejercicio que hacemos

La nueva versión del Apple Watch supone el rediseño más palpable que ha experimentado el reloj inteligente desde que saliera a la venta en 2015.

El pasado mes de septiembre se puso a la venta una nueva versión del Apple Watch, considerado por muchos como la novedad más interesante de la firma, incluso por delante de los nuevos iPhone. Se trata del rediseño más palpable que ha experimentado el reloj inteligente desde que saliera a la venta en 2015, con nuevas propuestas tanto en el exterior como en sus funcionalidades entre las que destacan las aplicaciones de salud y ejercicio.

Análisis y valoración

Análisis | Apple Watch Series 4: la joya oculta de la firma de la manzana
Análisis | Apple Watch Series 4: la joya oculta de la firma de la manzana

Desde su presentación, lo hemos utilizado como complemento inseparable del iPhone XS (aquí puedes leer nuestro análisis publicado en Banco de Pruebas, de EL PAÍS Escaparate, el pasado mes de octubre), y aunque a simple vista no lo parezca, el Apple Watch Series 4 posee diferencias de diseño sustanciales con respecto a la generación anterior. La principal es que tiene una pantalla más grande (un 30%, según Apple) que reduce los marcos hasta casi los bordes. Dotada de tecnología OLED, muestra las imágenes y los textos de forma muy definida y proporciona un nivel de luminosidad que permite verla perfectamente en exteriores, por mucho sol que haga. Este aumento de tamaño supone que haya espacio para más información y, por eso, se han introducido nuevas complicaciones, es decir, el nombre por el que Apple se refiere a las aplicaciones que están siempre visibles en la esfera.

Ficha técnica

Pantalla: Táctil OLED con Force Touch

Caja: 40 mm, 368 x 448 píxeles, superficie de 977 mm², peso 30,1 g; 44 mm 324 x 394 píxeles, superficie de 759 mm², 10,7 mm de grosor, peso 36,7 g

Procesador: chip S4 de doble núcleo de 64 bits y W3

Sensores y conectividad: Wi-Fi, GPS, GLONASS, Galileo y QZSS 4G LTE y UMTS, conexión Bluetooth 5.0

Compatibilidad: iOS

Prestaciones: GPS, GLONASS, Galileo y QZSS

Batería: Hasta 18 horas de autonomía.

Memoria: 16 GB de capacidad

Otros: Resistente al agua

También ha supuesto que haya cambiado el tamaño de las cajas. Antes había dos versiones: una de 38 milímetros (mm) y otra de 42 mm. El Series 4, por su parte, ha crecido hasta los 40 mm o 44 mm. Si no nos lo hubieran dicho, prácticamente no lo hubiéramos notado, ya que incluso sirven las mismas correas que tenían los relojes de la generación anterior.

En cuanto al altavoz, suena ahora más alto y el micrófono es capaz de capturar mejor el sonido gracias a que se ha distanciado de él. Gracias a estos pequeños cambios las comunicaciones son mejores aunque, por lo menos, en lo que a las llamadas se refiere, sigue siendo necesario acercarse mucho el dispositivo a la cara para oír y que te oigan bien. Otra cosa son funcionalidades como walkie-talkie, para la que es más que suficiente.

Junto a la pantalla se sitúa una nueva corona digital (la rueda que permite desplazarse por las apps y contenidos) con un sistema de respuesta háptica: gracias a un pequeño motor interno, genera la sensación de que se mueve por pasos, algo que ayuda mucho al desplazarse por listas y aplicaciones.

Al borde de esta corona se encuentra uno de los electrodos de un sensor eléctrico en dos partes. El otro está situado en la parte trasera del Apple Watch Series 4 —la que está en contacto con la muñeca— y, su combinación, permite realizar electrocardiogramas. Esta función, una de las más comentadas tras la presentación del dispositivo, ayudaría a detectar enfermedades del corazón o alteraciones metabólicas a raíz de la actividad eléctrica del corazón. Y hablamos en condicional porque todavía no está disponible: llegará primero a Estados Unidos y lo más probable es que todavía tarde en llegar (si lo hace) a Europa. Lo que sí podemos hacer desde ya es configurar avisos si el reloj detecta que nuestra frecuencia cardiaca es mayor o menor de un valor determinado.

Reconocimiento automático

Análisis | Apple Watch Series 4: la joya oculta de la firma de la manzana
Apple

Como hasta ahora, el Apple Watch registra la actividad diaria -pasos, calorías, distancia, entre otras mediciones-, permite recibir y responder llamadas y mensajes, es sumergible y dispone de GPS.

Para todos aquellos que deseen monitorizar la actividad deportiva, se han añadido dos nuevos programas para yoga y senderismo. La novedad más interesante es que es capaz de detectar cuándo estamos llevando a cabo determinados ejercicios y nos envía una notificación para preguntar si hemos empezado un entrenamiento y deseamos comenzar el registro. Disponible al correr, andar y nadar, el sistema funciona realmente bien y lo echamos en falta en otras actividades cardiovasculares. También se activa cuando cree que hemos parado (en este caso, en cualquier actividad), pero aquí sí hemos tenido algún fallo más: por ejemplo, durante una sesión de yoga nos recomendaba parar el entrenamiento cuando en realidad estábamos realizando ejercicios de relajación. A esta función se añaden otras como la posibilidad de realizar competiciones con familiares y amigos que tengan el dispositivo. Parece una tontería, pero sirve para motivarse y hacer más deporte.

Por otro lado, el smartwatch es capaz de saber si te has caído y, en caso afirmativo, envía una alerta que se puede ignorar si ha sido solo un susto o llama a emergencias en casos más graves. De hecho, si durante 60 segundos tras el golpe no detecta movimiento, realizará esa llamada de forma automática completándola con la ubicación. Esta función, muy interesante para personas con problemas de movilidad o para los más mayores, se activa durante la configuración inicial del dispositivo en las personas de más de 65 años y, en los más jóvenes, de forma manual. Por suerte no hemos tenido que comprobar su utilidad.

Por fin independiente

Aunque el Apple Watch Series 3 del año pasado ya tenía una versión LTE, nunca llegó a España. En esta ocasión, sí lo ha hecho, permitiendo así dejar el móvil en casa en determinadas ocasiones y poder seguir recibiendo llamadas o mensajes; algo que nos gusta especialmente cuando salimos a practicar deporte.

La competencia

- Fitbit Versa (185 euros). Incluye un asistente de monitorización de la salud femenina pensado para ayudar a entender la conexión entre ciclo menstrual y salud y llevar un registro detallado de lo que ocurre cada día del mes. Lee aquí nuestro análisis.

- Samsung Galaxy Watch (302,81 euros). Disponible en dos tamaños, cuenta con una versión 4G gracias a la que se puede escuchar música en streaming, conectar auriculares inalámbricos y dejar el móvil en casa.

- Fossil Q Gen 4 (258,98 euros). Sumergible y con GPS, permite descargar música directamente en el dispositivo con aplicaciones de terceros.

- Garmin Forerunner 645 Music (427,50 euros). Permite almacenar hasta 500 canciones en su memoria interna, incluso listas de reproducción desde reproductores o la app de Deezer.

En lugar de contar con ranura para una tarjeta SIM normal, emplea un duplicado virtual de la del teléfono. La mala noticia es que, por el momento, solo está disponible con Vodafone y Orange y no hay confirmación de que esta lista vaya a aumentar de momento.

La independencia del Watch se potencia también gracias a la presencia de Bluetooth 5.0, que permite una comunicación instantánea y directa con unos AirPods para así escuchar música o podcast. Tampoco falta Siri, pero sus funciones son muy limitadas y en cuanto se pregunta algo complicado, como por ejemplo “¿Quién es Dua Lipa?”, remite al smartphone.

Por último, hablemos de la configuración, aunque en este tipo de dispositivos no suele hacerse referencia a ella. En este caso, incluye un procesador S4 de doble núcleo y 64 bits que permite hacer todas las tareas con la máxima fluidez. En el modelo de 40 mm, que es el que hemos tenido oportunidad de probar, la batería nos permite llegar con fluidez al final de la jornada; más o menos con un 20% de energía de autonomía restante tras haber realizado alguna sesión de ejercicio. Por eso sigue siendo obligatorio cargarlo diario.

Lo mejor, lo peor y conclusión

Lo mejor: es cómodo de utilizar y tiene funciones muy completas.

Lo peor: hay que cargarlo a diario y es más caro que otras propuestas.

Veredicto: un must have para los usuarios de iPhone que destaca por su pantalla y amplias funcionalidades, aunque le pediríamos mayor autonomía y un mejor altavoz.

COMPRA ONLINE

Apple Watch Series 4 GPS de 44milímetros. Smartwatch  con pantalla Táctil OLED con Force Touch; caja de 44 milímetros; chip S4 de doble núcleo de 64 bits y W3; memoria de 16GB; sensores y conectividad Wi-Fi, GPS, GLONASS, Galileo, QZSS 4G LTE y UMTS, y conexión Bluetooth 5.0.

Compra por 419,99€ en eBay*

*Este es el precio más bajo que hemos encontrado entre las tiendas online con las que EL PAÍS tiene un acuerdo de afiliación y en la fecha de publicación de este artículo. Lee aquí nuestra política comercial.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información