Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vídeo sexual y el día de su boda, las ocasiones que Kim Kardashian consumió éxtasis

La estrella de la telerrealidad narra en su programa cómo se sintió estando drogada

damon thomas y kim kardashian
: Kim Kardashian y Kanye West. REUTERS

Kim Kardashian ha hablado de su relación con las drogas. Ha sido en el último episodio emitido en Estados Unidos del reality Keeping Up With the Kardashians, cuando la reina de la telerrealidad reconoció sus excesos del pasado como la grabación del vídeo sextape con Ray J en 2003 que la catapultó a la fama en 2007. En esa ocasión ha contado que estaba bajo los efectos del éxtasis.

“La primera vez que tomé éxtasis acabé casándome. La segunda vez que lo hice, acabé rodando una cinta de alto contenido sexual. Cualquier cosa puede pasarte cuando tomas drogas”, ha contado Kim a su cuñado Scott Disick y a su hermana Kendall Jenner durante el capítulo de la serie familiar.

“Además todo el mundo se dio cuenta de que había tomado algo cuando vio la cinta, mi mandíbula no paraba de moverse”, afirmó. “Pasé por una fase salvaje en los últimos años de mi adolescencia. Por suerte, ya no soy así. Pero no me entendáis mal: todavía me lo paso bien, me sigue encantado ir de fiesta, solo que de diferente manera”, añadió.

"Me casé hasta arriba de éxtasis. Esa fue la primera vez. Lo tomé solo una vez más e hice un vídeo sexual. Es como si cualquier cosa terrible que pudiera suceder me ocurriera cuando lo tomo", añadió.

La boda a la que Kim Kardashian se refiere es la que la unió a en el 2000, cuando solo tenía 19 años, al productor musical Damon Thomas, del que se divorció en 2003. Ahora está casada con Kanye West y tiene tres hijos.

Kardashian también recordó algunas de las fiestas más salvajes a las que asistió en esa época en la que consumía drogas como cuando acabó durmiendo con Paris Hilton en una balsa después de abandonar una discoteca de Ibiza a las 7 de la mañana.

Ahora la también empresaria asegura haber dejado de consumir y llevar una vida sana. Muchos ven en su confesión la mejor campaña posible sobre el el uso de drogas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información