Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se reabre el caso de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, con una tercera autopsia

El cuerpo del cámara, fallecido en 2013, está siendo objeto de un nuevo examen a petición de su familia que no acepta el dictamen de que fue un suicidio

Raquel Sánchez Silva y el que fue su marido Mario Biondo.
Raquel Sánchez Silva y el que fue su marido Mario Biondo. GTRESONLINE

El caso de la muerte en 2013 del cámara italiano Mario Biondo, marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva no se ha cerrado en Italia. En España la investigación a su fallecimiento determinó que Biondo se quitó la vida. La familia nunca ha aceptado esa hipótesis y lleva combatiéndola en los tribunales todo este tiempo. Para ellos, se trató de un homicidio. Después de cinco años de pleitos y denuncias en ambos países, archivaciones y nuevas revelaciones, ahora en Sicilia, un fiscal de la isla ha autorizado la exhumación del cuerpo y ha pedido que se le realice una nueva autopsia, la tercera después de una en España y otra en Italia, para esclarecer las causas de la muerte.

La fiscalía de Palermo dio el visto bueno a la nueva investigación a finales del mes pasado y este lunes el cuerpo del cámara fue finalmente exhumado y trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal del Policlínico de Palermo desde el cementerio de Santa Orsola, en la misma ciudad, donde llegó desde España después de practicarle allí la primera autopsia. Cuando hayan concluido los exámenes, la familia cambiará el lugar de la sepultura y sus restos serán trasladados al panteón familiar de Montelepre, una localidad cercana a Palermo. Después de realizar las pruebas oportunas, los investigadores deberán presentar sus conclusiones en un plazo de 60 días. Cinco peritos de las fiscalía, un toxicólogo, y dos forenses forman el equipo de expertos encargado de examinar el cuerpo. “Ahora se podrán efectuar exámenes con los instrumentos técnicos adecuados, algo que no se hizo entonces: no se hizo un tac, una resonancia magnética ni ningún examen por imagen, para poder entender realmente lo que le pasó a mi hijo”, declaró la madre del cámara fallecido al programa italiano Chi l'ha visto?, el pasado lunes. “Finalmente el cuerpo de Mario hablará”, añadía el padre, Pippo Biondo. Ambos y el resto de la familia mantienen que los investigadores y peritos españoles cometieron irregularidades y a principios de este año presentaron una querella en España.

Durante estos cinco años, los padres del cámara han batallado continuamente para que el caso no se cerrara también en Italia. “Mario me había hablado de sus proyectos laborales y el viaje que había organizado al que nosotros íbamos a sumarnos. Es imposible que inmediatamente después de contármelo haya decidido suicidarse, como sostiene desde siempre su mujer Raquel”, recordaba la hermana del cámara, Emanuela, reafirmando la hipótesis que mantiene la familia, que alega que pocas horas antes de la muerte también su hermano había hablado con él, en un tono absolutamente normal.

Santina y Pippo Biondo, padres de Mario.
Santina y Pippo Biondo, padres de Mario. GTRESONLINE

Según los instigadores, en el caso hay varios puntos oscuros que han considerado oportuno aclarar. Como varias marcas en el cuello y contusiones a las que no se ha encontrado explicación en la frente del italiano. La familia siempre ha mantenido la tesis de un presunto homicidio y ha alegado que las condiciones en las que se encontró el cuerpo sin vida del cámara y el escenario no concuerdan con la versión oficial.

A inicios de este año, los padres de Biondo, Pippo y Santina habían conseguido que se apartara del caso por inacción a los hasta entonces responsables de las investigaciones en Italia. Para ello presentaron diversos informes que apoyaban la teoría del homicidio, elaborados por un grupo privado de expertos que ellos mismos contrataron. La familia abrió una cuenta en la que han recibido donativos para poder sufragar los honorarios del equipo que ahora ha conseguido que el fiscal haya autorizado la exhumación del cuerpo. Los nuevos encargados de la fiscalía habían pedido la archivación del caso, pero el fiscal general adjunto de Sicilia, Domenico Gozzo decidió decretar la exhumación y autorizar una nueva autopsia al considerar que en el caso quedan interrogantes sin resolver.

Mario Biondo estaba casado con la presentadora española Raquel Sánchez Silva. Ambos se conocieron en las grabaciones del reality La Isla de los famosos, en 2011. Él era cámara y ella estaba al frente del programa desde Honduras. En 2012 se dieron el sí quiero y poco más de un año después, en mayo de 2013 el italiano apareció muerto en el domicilio conyugal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >