Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La especulación inmobiliaria, de nuevo

No se debe hacer negocio con bienes de primera necesidad como es la vivienda, como ya ocurrió en nuestro pasado reciente. El Gobierno tiene que parar tajantemente estos negocios de inversión en viviendas que las están encareciendo, de nuevo, artificialmente. Imaginemos qué ocurriría si alguien comprara la producción mundial de aceite de oliva. ¿Se pondría a 30 euros el litro? La solución puede ser aumentar los impuestos a los pisos que no son vivienda habitual para que los especuladores sin escrúpulos desaparezcan.

Luis Mariano Moreno Ecija

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >