Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de Sant Llorenç a los Reyes: “Necesitamos ayuda”

Durante una hora los voluntarios y miembros de los servicios de emergencias dejaron las palas, rastrillos, cubos y mangueras para recibir a Felipe VI y doña Letizia

“Para qué necesito mantas si no tengo cama donde ponerlas” se lamentó una vecina de Sant Llorenç des Cardassar ante la reina Letizia. Los Reyes visitaron este viernes las zonas más afectadas por el desbordamiento del torrente que atraviesa la localidad mallorquina y que se llevó por delante la vida de 12 personas, además de un niño que todavía permanece desaparecido. Durante una hora los vecinos, voluntarios y miembros de los servicios de emergencias dejaron las palas, rastrillos, cubos y mangueras para recibir a Felipe VI y doña Letizia, que se interesaron por la situación y visitaron dos casas afectadas por la riada y recorrieron las calles del centro del pueblo acompañados por la presidenta balear, Francina Armengol, y por el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.

Antonia, una mujer de 40 años, cuya hermana ha perdido todo lo que tenía en su casa, situada en la calle Major, reclamó a la Reina “ayuda" para poder recuperarse. “Si nos llega una ayuda económica nos irá muy bien, mi hermana casi pierde la vida dentro del coche, el agua se lo ha llevado todo, hasta las puertas” le dijo Antonia a doña Letizia, que trató de reconfortarla y se interesó por los trabajos que la familia está realizando para limpiar el domicilio. Don Felipe y doña Letizia visitaron la casa de los Fullana-Sureda, un matrimonio de septuagenarios que vive en pleno centro del pueblo, a quienes el agua pilló en la planta baja. Después se dirigieron a la vivienda del matrimonio Quina-Llull, situado en una planta baja en una de las calles más afectadas por el desbordamiento del torrente.

Los Reyes saludaron a los voluntarios que se arremolinaban en las calles y también a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que durante los últimos tres días han estado limpiando de barro y objetos las calles de la localidad. Los Reyes terminaron el recorrido en el centro de control ubicado a las afueras del pueblo donde se sigue la búsqueda del menor que permanece todavía en paradero desconocido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >