Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mette Marit de Noruega celebra sus 45 años con un retrato de 2016

La princesa, que festejó su aniversario el 19 de agosto, no se ha hecho fotografías nuevas para la ocasión

Mette Marit en un partido de fútbol amistoso en Oslo (Noruega) el 18 de junio de 2018.
Mette Marit en un partido de fútbol amistoso en Oslo (Noruega) el 18 de junio de 2018. GTRESONLINE

El 19 de agosto ha sido un día señalado para la familia real de Noruega. Los reyes Harald y Sonia celebraban el cumpleaños de su nuera, la princesa Mette Marit. La esposa del heredero, el príncipe Haakon, que llegó a la familia hace ahora 17 años, se ha convertido con los años en uno de los miembros más populares de la familia.

Para celebrarlo, la casa real noruega ha querido hacer público un retrato de la princesa, vestida de gala, de la diseñadora noruega Nina Skarra, y ataviada con la banda de San Olav y una tiara de margaritas, que le regalaron los reyes de Noruega en su boda. Una imagen que la casa real ha colgado en sus cuentas de redes sociales para felicitar a Mette Marit. Sin embargo, la fotografía elegida ha llamado la atención porque es de hace dos años, en concreto de una serie de retratos que el fotógrafo Jorgen Gomnaes tomó a la familia y publicó el 15 de enero de 2016.

Mette Marit arrancó su andadura oficial entre la realeza europea el 25 de agosto de 2001 en Oslo, cuando se casó en la catedral de la ciudad con Haakon. Entonces ambos tenían 28 años y ella se había convertido en la sensación en el país y de todas las cortes del continente por confesar que había consumido marihuana, participar en un concurso de televisión subido de tono, convivir con Haakon sin casarse y aportar un hijo al matrimonio, Marius, que entonces tenía cuatro años y hoy ya es un chaval independiente de 21. Más tarde llegarían Mary Donaldson, australiana y trabajadora, a Dinamarca; Máxima, argentina hija de un general de la dictadura, a Holanda; Letizia, divorciada, a España; o Meghan Markle, que también estuvo casada y ha sido actriz, a la férrea monarquía británica.

Entonces, Mette Marit tuvo que entrar poco a poco en un círculo reducido y exclusivo. Hoy, 17 años después de aquella boda y con otros dos hijos (la princesa Ingrid, que un día sucederá a su padre; y el príncipe Sverre Magnus), goza de unos altos límites de popularidad que en ocasiones superan el 90%. Aunque tiene sus momentos, porque aparece en escasos actos públicos y son pocos los noruegos (apenas el 5%) quienes creen que es la mejor para representar al país. Desde principios de verano apenas se la ha visto, más que de vacaciones en Conil de la Frontera, en Cádiz, acompañada de su madre.

Su esposo, el heredero al trono noruego, cumplió los 45 a finales de julio y entonces la casa real noruega escogió para felicitarle una foto estándar, tomada por una agencia, de un acto público en el que Haakon vestía traje y corbata. Con ella, en cambio, resultaba más complicado: su última aparición pública en Noruega fue el 18 de junio; su último acto oficial, el día 5 del mismo mes, hace ya más de 10 semanas. En todo el año ha tenido menos de una veintena de apariciones.

Más información