Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Ya tenemos los ganadores de la pulsera de actividad Sunstech FitLife

Entre los más de 150 lectores que participaron en nuestro concurso de relatos sobre tecnología y estilo de vida, hemos elegido textos que rebosan ironía, humor y mucho desparpajo. ¡Enhorabuena a los premiados!

En EL PAÍS Escaparate somos gente de palabra. Tal y como prometimos el pasado 28 de junio en este artículo, con solo suscribirte a nuestra newsletter y enviarnos un texto de 500 caracteres sobre vida sana y tecnología, podías conseguir una de las pulseras de actividad de Sunstech que regala Selección EL PAÍS. La respuesta de los lectores ha sido abrumadora y, de entre las más de 150 propuestas que nos han llegado, hemos escogido las nueve que creemos que tratan esta temática desde un punto de vista personal, novedoso y creativo.

Y ha habido de todo. Desde escritos cercanos a la prosa poética, como el que nos envió Rafael Campaña: “Mi experiencia con el gimnasio fue como el primer amor de verano frustrado. Y aunque la tecnología nunca haya estado de por medio, quizá sea la oportunidad para aventurarme en el romance de mi Olimpo sin azúcares”; a otros cargados de sorna, como el de Rafael Martínez: “No va a ayudarnos si utilizamos estos dispositivos electrónicos únicamente como parte del atrezzo de nuestro vestuario de terraza de verano”.

No han faltado los que ven en este tipo de pulseras un complemento ideal para vigilar la salud. Es el caso de Fernando Ortega, quien en su relato ganador nos contó que comenzó a revisarse las pulsaciones desde que sufrió un tromboembolismo pulmonar, algo para lo que, según sus palabras, ya no vale “el viejo reloj de plástico” que tenía. Con la misma pretensión que Ortega, Ana Cecilia Wright comenta que para las personas diabéticas “toda la ayuda que podamos tener para controlar estos parámetros [como las horas de la comida o medicinas] es bienvenida porque no es fácil”.

Hay quienes han recurrido al humor, como Juan Carlos Ruiz: “Creo que este tipo de dispositivos son muy útiles para personas despistadas como yo, que soy capaz de olvidar el mando de la televisión dentro del frigorífico. Estoy planteándome comprarme uno. Si soy capaz de encontrar la cartera, claro…”.

El resto de participantes que han conseguido el modelo Fitlife de Sunstech son: Beatriz Ligero, Durland Duran, Roberto Junoy y Laura Ríos.

Suscríbete a la newsletter de EL PAÍS Escaparate

Apúntate a la newsletter de EL PAÍS Escaparate y recibe periódicamente una selección con los análisis, comparativas, guías de compra y bazares de los productos más destacados del momento, así como a las mejores ofertas y descuentos que ofrece el inmenso mercado de Internet.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.