Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberto de Mónaco en la confirmación de Alexandre Coste, su hijo extramatrimonial

Una imágenes publicadas en Instagram muestran al príncipe junto a su hijo de 14 años en una ceremonia a la que también asistió la madre, la azafata Nicole Coste

El príncipe Alberto de Mónaco junto a su hijo Alexandre Coste y la actriz Delia Antal.
El príncipe Alberto de Mónaco junto a su hijo Alexandre Coste y la actriz Delia Antal. Instagram

Unas imágenes publicadas en redes sociales han revelado un acto íntimo del príncipe Alberto de Mónaco que había pasado desapercibido para la opinión pública hasta ahora. El pasado 1 de julio el titular de la casa monegasca –que cumplió 60 años el pasado mes de marzo– asistió en Londres a la confirmación de Alexandre Coste, el hijo extramatrimonial fruto de su relación con la azafata Nicole Coste, cuya paternidad reconoció en 2005, cuando el niño tenía un año. Alexandre tiene ahora 14 años y en las imágenes se puede ver la transformación física que ha sufrido el adolescente desde sus últimas fotografías conocidas. El joven no se encuentra en la línea de sucesión al trono por haber sido concebido antes del matrimonio, pero eso no fue una cortapisa para que Alberto de Mónaco decidiera asistir a esta ceremonia familiar, en la que se puede ver a sus hijo Alexandre sonriente, vestido con un traje claro, que ya tiene casi la misma altura que su padre y que no duda en abrazarle para posar para el fotógrafo.

Las imágenes del encuentro y algunos vídeos, en los que se puede incluso ver a Alberto de Mónaco dirigiendo unas palabras a los invitados, han sido publicadas en su cuenta de Instagram por la actriz rumana Delia Antal, amiga de Nicole Coste, la madre de Alexander. Aunque ella y el príncipe Alberto estuvieron junto a su hijo en este momento tan especial para él, en todo momento evitaron posar juntos, ni siquiera junto a Alexander. 

Coste no es el primer hijo del príncipe que ha nacido fruto de una relación extramatrimonial. Antes del nacimiento de Alexander, y de que Alberto se casara con Charlene de Mónaco, vino al mundo Jazmin Grace Grimaldi, de 26 años, hija de Tamara Rotolo, una camarera estadounidense que mantuvo una relación con el príncipe durante un viaje que realizó a Mónaco. Jazmín Grace conoció a su padre por primera vez a los 11 años y, aunque todavía tuvieron que pasar tres años más hasta que la reconoció públicamente, ahora ambos mantienen una buena relación. Cercanía que también se extiende a su otro hermanastro, Alexander, y a su prima Pauline, la hija de Estefanía de Mónaco, de quien es muy amiga. 

La actriz Delia Antal con Alexandre Coste y la madre de este, Nicole Coste.
La actriz Delia Antal con Alexandre Coste y la madre de este, Nicole Coste. INSTAGRAM

Ni Alexander ni Jazmín Grace tienen ningún derecho sobre el trono de Mónaco pero el príncipe Alberto se ocupa de su educación y los ha incluido en su testamento. Los herederos directos del trono de Mónaco son los hijos que ha tenido con su esposa, Charlene, los mellizos de tres años Gabriella Thérèse Marie y Jacque Honoré Rainier

Esta peculiar situación familiar no ha impedido que Jazmín, que estudió Empresariales en la Universidad de Fordham, en Nueva York, mantenga una buena relación con su padre y con su esposa. También es habitual verla compartiendo imágenes juntas y pasando tiempo con su prima Pauline, y en 2015 llegó a conceder una entrevista a la revista Harper’s Bazaar en la que confesaba su admiración por su abuela Grace Kelly. 

Los príncipes Charlene y Alberto cumplieron el pasado mes de julio siete años de matrimonio. Su relación ha despertado muchas suspicacias incluso antes de que llegaran al altar, por lo rumores acerca de que la suya era una relación movida por intereses más allá del amor. La pareja mantienen una relación oficial desde 2006 pero no contrajo matrimonio hasta julio de 2011, y ni siquiera el nacimiento de sus mellizos en diciembre de 2014 logró acallar los rumores de inestabilidad de un matrimonio que no se prodiga juntos y en el que siempre se ha analizado al milímetro la cara de tristeza que suele acompañar a la princesa.

Sin embargo, en los últimos meses, la exnadadora sudafricana, de 40 años, se ha mostrado más espontánea y feliz que nunca en diferentes imágenes en las que se la ha podido ver junto a su marido, sola en actos de Principado o con sus dos hijos. Recientemente, en una entrevista con la revista Point de Vue, declaró que se siente “orgullosa de su marido” que, a pesar de sus múltiples ausencias, la “apoya” en todo lo que emprende. "Mi marido está allí para mí, me apoya y me alienta en todo lo que emprendí", afirmó. Sobre lo que no hay dudas que une a ambos miembros de esta controvertida pareja es el amor por sus hijos. Charlene ha confesado que vive volcada en ellos; el príncipe que son "su mayor satisfacción".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >