Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Obregón, sobre la enfermedad de su hijo: “Sé que esta pesadilla acabará pronto”

Álex Lecquio también publica en las redes sociales un mensaje de agradecimiento por el apoyo recibido

Hijo Ana Obregon
Ana Obregón y Alessandro Lecquio, junto a su hijo.

Ana Obregón ha roto este martes el silencio que ha guardado desde que su hijo fue visto cuando entraba a un centro médico de Nueva York especializado en el tratamiento del cáncer. "Perdonad estos cuatro meses de silencio en los que entenderéis lo que estoy pasando como madre. No quería dejar pasar más tiempo sin agradeceros los mensajes de ánimo, cariño y respeto que nos ayudan a luchar cada día. Sé que esta pesadilla acabará pronto y volveremos a casa", ha tuiteado esta noche la actriz. También este martes, el joven ha agradecido en las redes sociales el apoyo recibido. 

Obregón ha acompañado su tuit de una fotografía en la que aparece junto a su expareja, Alessandro Lecquio, y su hijo, Álex. Se trata de la primera imagen del joven que se difunde después de que fuera visto en el centro médico de Nueva York. Álex, de 26 años, también ha elegido esa fotografía para acompañar su mensaje de agradecimiento. "He intentado agradeceros a todos los mensajes de apoyo que me habéis mandado por privado uno a uno, pero sois tantos que no soy capaz, por ello aprovecho este momento para deciros que estoy muy agradecido y deseando volver. Muchos abrazos a todos", ha publicado en su perfil de Instagram.

A mediados de abril, Álex Lecquio fue fotografiado entrando en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center junto a sus padres. Ninguno de ellos, ni tampoco miembros de su entorno, han facilitado datos sobre la dolencia de la que está siendo tratado el joven. Hasta ahora, el hijo de Ana Obregón solo había pronunciado un lacónico y discreto mensaje, en los primeros días de conocerse su estancia en la ciudad estadounidense. "Está todo bien. No hay de qué preocuparse", dijo entonces. Unos días después, manifestaba a una publicación española: "No voy a hablar más. Lo estamos llevando todo en silencio".

A comienzos de mes, Álex Lecquio tuvo que cancelar la visita que tenía previsto realizar a España para cumplir con un compromiso profesional. El joven es propietario de Polar, una empresa de marketing digital, y uno de sus clientes abría un restaurante en el centro comercial Diversia, en La Moraleja. Quería asistir a la apertura de Miss Sushi, como se llama el local. Sin embargo, su padre anunció que los médicos no le dieron permiso para viajar. "Tenía intención de venir unos días, pero se lo desaconsejaron por completo", dijo. 

Alessandro Lecquio, que como toda la familia ha llevado el asunto con gran discreción, se dirigió entonces por primera vez ante los medios. "Me cuesta mantener una sonrisa, pero es lo que hay que hacer. Él quería venir, no solo a esto, sino para estar con la familia, para estar en casa... para alejarse del día a día del hospital, pero se lo desaconsejaron por completo. Yo vengo a suplir su ausencia", afirmó. Tras ser preguntado por si su hijo iba a ser intervenido, contestó: "De momento estamos en lo que estamos y eso es especular. Hasta que no sepamos cómo se desarrolla todo no sabemos". "Por su edad, hemos preferido que esté en las mejores manos, en las de José Baselga, un médico español", añadió. 

La familia de Álex Lequio no ha aportado más detalles sobre su dolencia, pero no oculta su preocupación por su estado de salud.

Más información