Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reese Witherspoon, líder del feminismo multiplataforma

La actriz estrena canal de televisión y programa propio que se suman a sus películas, series y 'podcast', todos por la igualdad de género

Reese Witherspoon en una convención sobre mujeres celebrada en San José, California (EE UU) en febrero de 2018.
Reese Witherspoon en una convención sobre mujeres celebrada en San José, California (EE UU) en febrero de 2018. Getty Images for Watermark Conference for Women 2018

En otro momento, el nuevo magazine televisivo de Reese Witherspoon, Shine On with Reese, olería a vanidad, a los últimos coletazos de una estrella entrada en los cuarenta que se agarra a la televisión como tabla de salvación. Pero como dejó muy claro esta actriz sureña de 42 años desde su triunfo con Una rubia muy legal (2001), las apariencias engañan. A Witherspoon le sale el trabajo por las orejas, no importa la plataforma a la que se mire.

¿Cine? Tiene un Oscar, dos nominaciones y tres películas en cartera, entre ellas la tercera entrega de Una rubia muy legal prevista para San Valentín de 2020. ¿Libros? Sí, y podcast, un terreno en el que esta madre de tres hijos le pisa los talones a Oprah Winfrey con clubes de lectura centrados en historias de, por y para mujeres. Un feminismo en el centro de sus trabajos televisivos. No son solo series como Big Little Lies, fenómeno que empoderó a las mujeres durante la última entrega de los Emmy. Son muchas las producciones que llevan su sello como productora o actriz, pero aún más las que lo quieren como mujer. Porque esta intérprete de escasa estatura (mide 1,56 metros) pero mucha voz solo tiene una meta para su imperio mediático: el empoderamiento femenino.

Según confesó recientemente a EL PAÍS, Witherspoon vio la luz hace unos cinco años, cuando recibió uno de los peores guiones que había leído nunca. Sin embargo, según su agente, el resto de las actrices de su edad y su valía, mataban por lo que ella desechaba: “Eso prendió la mecha porque si no es bueno para mí no lo es para nadie. No quiero ver actrices que admiro y respeto en papeles estúpidos. Por eso me puse como meta crear mejores papeles para mujeres, más oportunidades para directoras, para guionistas”.

No fue fácil. A pesar de que la norma en Hollywood es que uno nunca invierte su propio dinero en sus proyectos, ella apostó y ganó. Antes incluso del Me Too o el Time's Up, del desplome de Weinstein o de la cláusula reclamada por Frances McDormand en su último Oscar que exige diversidad racial e igualdad de género en el género audiovisual.

Reese Witherspoon el 13 de julio en Los Ángeles, California.
Reese Witherspoon el 13 de julio en Los Ángeles, California. GC Images

Pero da sus frutos, como demuestra el canal feminista que la protagonista de En la cuerda floja (2005) arrancó el martes con su productora, Hello Sunshine. Se trata de un canal de vídeo bajo demanda dedicado en exclusiva a contenido de y para mujeres. Y entre las dos nuevas series que ofrece el canal está el nuevo magazine en el que entrevistará a sus amigas —Dolly Parton, Ava DuVernay, P!nk, America Ferrera o Kacey Musgraves— para hablar de trabajo, familia, y futuro.
En primavera de 2013, Witherspoon se cubrió de gloria cuando, con más alcohol del recomendado, le preguntó al policía que la arrestó si sabía quién era. Ahora la actriz quiere ser recordada por algo más que por su nombre. Por ejemplo por triunfos como el de la serie Big Little Lies, que produjo e interpretó y por la que ganó ocho Emmy y que contará con Meryl Streep en su segunda temporada. “Es muy enriquecedor llegar al público de ese modo. Proporcionarles una mirada más profunda y completa de la vida de una mujer, ser capaz de mostrar todo lo que significa ser mujer”, recordó a este periódico.

La actriz nunca ha ocultado el aspecto comercial de su nueva apuesta. Buena para los negocios, vio un déficit en papeles femeninos y decidió desarrollarlos: responsabilidad pero también inversión. Primero con su anterior productora, Pacific Standard, y ahora con Hello Sunshine ha visto resultados. Perdida, Alma salvaje (ambas en 2014) y Pisándonos los tacones (2015) fueron estrenos consecutivos con nada en común excepto su éxito y el nombre de Witherspoon como actriz, productora de ambas. Como recuerda la intérprete, ha llegado el momento de hablar de la mujer con complejidad. “Ya era hora, ¿no?”, insiste de este cambio de narrativa desde cualquier plataforma con la televisión como amiga. El éxito de Big Little Lies le ha deparado proyectos para Apple, Hulu o ahora para su propia cadena.

Witherspoon es parte de la conversación. Mejor dicho, el centro de la conversación. Y si algo lo prueba es el “cameo” de su productora en la última temporada de la serie Younger. Hello Sunshine aparece citada en una trama ficticia donde los protagonistas cierran un acuerdo para “incubar” un proyecto de mujeres, para mujeres y por mujeres. Otro momento Hollywood en el que el arte se inspira en la realidad.