Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un baúl de Louis Vuitton con la historia de los mundiales se subasta mañana en Moscú

Cuenta con una reedición de los balones oficiales desde México 70, firmados por algunos de los campeones

Todos los balones desde la Copa del Mundo, firmados por algunos de los campeones da cada cita y en un suntuoso baúl firmado por Louis Vuitton. Algo tan único e irrepetible será la estrella de la gala benéfica que mañana se celebrará en Moscú en beneficio de la fundación Naked Hearts, que trabaja con niños con necesidades especiales. ¿Te acuerdas del Telstar 1970? Con aquel balón Pelé ganó en México su tercer Mundial, una gesta aún hoy nadie ha podido igualar. Riveliño, otra de las estrellas de aquel mítico Brasil, es quien ha firmado el balón, reeditado, como el resto por Adidas.

No falta, claro, la representación española. El Jabulani de 2010 tiene las improntas de dos de los héroes del Mundial de Sudáfrica: Carles Puyol, autor del inolvidable gol de cabeza a Alemania en la semifinal, e Iker Casillas, cuyas paradas marcaron la diferencia en los momentos más complicados de la final contra Holanda. El Azteca, el balón con el que se jugó en México en 1986, el de la ‘mano de Dios’ de Maradona frente a Inglaterra en los cuartos de final, no trae la firma del astro argentino, pero sí el de un buen número de sus compañeros: Batista, Garre, Guisti, Olarticoechea, Pumpido y Tapia.

Un baúl de Louis Vuitton con la historia de los mundiales se subasta mañana en Moscú

Y los franceses Zidane, Barthez, Boghossian, Candela, Desailly, Djorkaeff, Karembeu, Lebouef Lizarazu, Petit y Pires se han volcado con el Tricolore, el balón con el que se ganaron la Copa del Mundo en 1998 en su propia casa. Tanto es así que no falta la rúbrica ni del seleccionador, Aimé Jacquet. Además de los doce balones oficiales resucitados por Adidas para la ocasión, Louis Vuitton ha diseñado uno más para la ocasión que también se incluye dentro de su baúl. Estamos hablando de una pieza de la que solo hay 25 unidades en el mundo, lo que la convierte automáticamente en objeto de deseo de todos los coleccionistas.

Los que quieran pujar por ella pueden hacerlo por teléfono o en persona, en la gala organizada por la modelo Natalia Vodionova y la artista Yana Rudkovskya, como parte de los actos del Año de la Cultura Quatar-Rusia 2018, y que se celebrará en el Pashkov House, en Moscú, un suntuoso palacio neoclásico. Desde luego, ni los mejores jugadores de la historia han sabido proteger tan valiosos balones como lo hace Louis Vuitton.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.