Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Respeta a tu prójimo, no lo violes”

Mientras no se garantice la seguridad de las mujeres en las fiestas estivales, las camisetas con lemas pueden ayudar

“Respeta a tu prójimo, no lo violes”
© Getty

Imagino que ahora que España se prepara para celebrar todo tipo de fiestas patronales veraniegas, comenzarán las campañas de concienciación ciudadana. Esos anuncios que nos advierten sobre la gravedad delictiva de numerosos actos. Las campañas contundentes ayudan a que la población cambie los discursos y las actitudes permisivas que se esconden detrás de los delitos. Estoy deseando ver anuncios que nos expliquen a todos que este país no tolera el acoso sexual, el abuso y las violaciones.

Que cuando lleguen los jóvenes marchosos a los hoteles, hostales o fondas de los pueblos y ciudades en fiestas, vean grandes carteles que dejan claro este punto. Que en la recepción les expliquen que está prohibido violar a las mujeres. Que estar de fiesta es otra cosa, no es el todo vale porque estoy con mis amigos y me lanzo a la caza de las mujeres. Incluso les obligaría a firmar un documento donde deben leer las reglas de respeto y convivencia del lugar y las consecuencias criminales en caso de saltárselas.

Si el grupo de muchachos planea beber y drogarse hasta perder el control sugiero que cada noche se designe a un compañero sobrio responsable que pueda controlar los impulsos agresivos y hasta criminales de sus compañeros. Nos quedan muchas fiestas por delante y necesitamos campañas de concienciación que incidan en un discurso inteligible de no tolerancia. Se pueden poner carteles en las discotecas con gran variedad de lemas: “Violar es un delito, ni se te ocurra aprovecharte de una mujer bebida”. “Celebrar no es acosar, abusar o violar, deja en paz a las mujeres”. Las marcas de bebidas también pueden ayudar y poner en sus etiquetas: “Respeta a tu prójimo, no lo violes”. Los chicos que apoyan a las mujeres pueden sumarse a la campaña con camisetas que indiquen: “Yo respeto: no acoso, ni abuso, ni violo” o “Acosar, abusar y violar es delito”.

Mientras no se garantice la seguridad de las mujeres en las fiestas estivales, las camisetas con lemas pueden ayudar. Así en caso de violación y de que la pobre víctima quede paralizada por el miedo, gracias a estas camisetas con lema explicativo le quedará claro a los jueces que los agresores estaban violando a la muchacha y que además lo sabían. Y sugiero que en los próximos sanfermines se ofrezca a todas las mujeres una camiseta con un lema obvio: “No me gusta el sexo con desconocidos en los portales”. Si la sociedad no puede garantizar la seguridad de las mujeres que al menos los criminales lo tengan más difícil con esas camisetas con lema explicativo.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.