Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Scarlett Johansson se une al club de famosos instalados en Lisboa

La actriz norteamericana compra um apartamento rehabilitado en Príncipe Real y será vecina de Madonna

Scarlett Johansson, en la última gala del Met en Nueva York.
Scarlett Johansson, en la última gala del Met en Nueva York. GTRESONLINE

Desde ahora las actrices Scarlett Johansson y Madonna son vecinas en Lisboa. Johansson es la última famosa que se ha apuntado a la moda de comprar piso en la capital portuguesa, una decisión que ha llegado con algo de retraso respecto a la decisión que tomó la cantante hace ya varios años y que supondrá que la protagonista de Los Vengadores, tenga que desembolsar algo más de dinero que algunos de quienes serán sus famosos vecinos de ciudad.

Desde que John Malkovich decidiera comprar casa e invertir en hostelería y discotecas en Lisboa ha pasado mucho tiempo, una década. El actor fue un precursor, su buen ojo le ha permitido duplicar la inversión inmobiliaria en este tiempo. No es el caso de los actuales residentes famosos, como el diseñador Philippe Starck o el futbolista Eric Cantona; luego están los que compran vivienda para pasar unos días, como es el caso del diseñador Christian Louboutin o del actor Michael Fassbender, que han pagado millones por sus nuevos apartamentos en el centro de Lisboa.

También Madonna cambió el palacio comprado en Sintra por un hotel en el barrio de Lapa, el palacio de Ramallete, cerrado solo para ella en el centro de la ciudad; un lugar más cómodo para llevar cada día a sus hijos al Liceo Francés, sin necesidad de alquilar un helicóptero.

Scarlett Johansson, de 33 años de edad, ha preferido un apartamento en la zona más cara de la ciudad, en el parque Príncipe Real, donde varios fondos de inversores norteamericanos han rehabilitado viejos palacios. Allí se encuentra la nueva vivienda de la actriz que, a diferencia de Madonna –que goza del certificado de residencia–, no tiene planes de establecerse con la familia. No ha trascendido el valor de la compra, pero por la zona en la que está ubicado el apartamento la actriz habrá tenido que desembolsar alrededor de dos millones de euros como mínimo.