Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ariadne Artiles reivindica los derechos de maternidad y arrasa en redes

El comentario de la modelo en Instagram coincide con su vuelta al trabajo tras dar a luz el pasado mes de diciembre a su primera hija

Ariadne Artiles pasea a su hija Ari por las calles de Madrid.
Ariadne Artiles pasea a su hija Ari por las calles de Madrid. Gtresonline

Las mujeres están viviendo un momento histórico de reivindicación de sus derechos y la actitud de las famosas frente a la igualdad de género tiene una importante repercusión. Éste ha sido también el caso de la última publicación en redes sociales de la modelo Ariadne Artiles que acaba de reincorporarse al trabajo tras dar a luz a su primera hija el pasado 31 de diciembre. Artiles, cuya pareja y padre de su hija es José María García Fraile, hijo del popular periodista deportivo José María García, subió este miércoles a su cuenta de Instagram, donde tiene 470.000 seguidores, una imagen acompañada de un texto que ha conseguido una gran repercusión porque reivindica la conciliación y el derecho a la lactancia materna hasta los seis meses.

“Mi vuelta al trabajo está siendo muy gratificante gracias a los grandes equipos que me rodean y me cuidan”, dice el texto que acompaña a una fotografía de la modelo en biquini, “Aprovecho para contestarles la pregunta más frecuente que me estáis haciendo en privado. Continuar con la lactancia en mi vuelta al trabajo está siendo muy sencillo porque respetan mis horas de descanso para poder hacerlo, algo que agradezco enormemente. Sé que no es algo común y ojalá esto se diera más en otras profesiones, la lactancia voluntaria debería ser un derecho como mínimo hasta los seis meses como aconseja la Asociación Española de Pediatría”. Y añadía varios hashtag que dejaban muy claras sus intenciones: #lactanciamaternaexclusiva #derechosdelamujertrabajadora.

El texto ha sido muy bien recibido por los seguidores de la modelo y ha recibido más de 15.000 me gusta y ha superado los 200 comentarios, la mayoría de ellos positivos, aunque algunos dejaban traslucir que la profesión de Artiles no es precisamente la que más problemas puede dar a la hora de conciliar. La modelo dio algunos datos de cómo estaba siendo su maternidad en una reciente entrevista: “Doy el pecho a Ari a demanda, es lo que me ha salido naturalmente. Es duro pero es muy gratificante. Solo vivo para eso, con lo cual no me cuesta nada más que horas de sueño”.

También dijo que había recuperado rápidamente su figura porque “la lactancia solamente te consume. Además esta niña come muchísimo. Yo llevo una vida saludable y me alimento bien. Tenía una campaña de baño para hacer y también he hecho deporte, los milagros no existen. He hecho ejercicio para fortalecer, mucho pilates y mucho yoga”, dijo la modelo.

En España la lactancia materna se interrumpe como media en torno a los seis meses y medio después del nacimiento del bebé, pero dar el pecho de manera exclusiva en este período de tiempo sólo lo hace entre el 20% y el 30% de las españolas. Según datos del comité Lactancia de la Asociación Española de Pediatría, el 55% de las mujeres que se reincorpora al trabajo suspende la lactancia materna y menos del 8% la mantiene de forma exclusiva.

El permiso de lactancia es un derecho que establece la ley y que consiste en que la madre o el padre puedan ausentarse de su puesto de trabajo una hora al día hasta que el niño cumpla los nueve meses. Se puede realizar en dos fracciones de media hora, reduciendo la jornada laboral en media hora al principio y al final de la misma, o acumulando todas las horas de lactancia y sumando 15 días a la baja maternal.

UNICEF ha hecho hincapié recientemente en los beneficios de la lactancia materna exclusiva tanto para los bebés como para las madres si se mantiene durante los seis primeros meses, que es su recomendación mínima. “Es una de las armas más poderosas para asegurar la supervivencia y bienestar de los niños”, explica UNICEF. Pero también protege a las madres. Según este organismo “la lactancia materna protege a las madres de posibles hemorragias y depresión posparto, cáncer de ovario y mama, infarto y diabetes de tipo 2. Está demostrado que mejorar las cifras de lactancia materna en el mundo podría prevenir unas 20.000 muertes maternas por cáncer de mama al año”. Una afirmación que hace referencia a una investigación publicada en la biblioteca de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.