Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cifras que demuestran la precariedad del empleo juvenil

El paro, la temporalidad y los bajos sueldos lastran las posibilidades laborales de la población más joven

Dia del Trabajo
Pexels

Tiempo de ganar: igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas es el lema de la marcha central que discurrirá por el centro de Madrid este Día del Trabajo. Los jóvenes españoles sufren en especial la desigualdad en la calidad del empleo y en las retribuciones. Estas son algunas cifras que demuestran su desventaja con respecto a otros colectivos.

El paro afecta mucho más a los jóvenes que al resto de la población, como demuestran los últimos datos de la EPA. En el tramo de edad de los menores de 25 años, el desempleo se ceba algo más con los hombres que con las mujeres, justo lo contrario de lo que sucede en el resto de población.

Las cifras de paro juvenil en España son las peores de la Unión Europea, tan solo por detrás de Grecia (estos datos son los globales de 2017, por eso hay diferencias con la cifra anterior, que es de la EPA del primer trimestre de 2018).

Pero es que, además, el empleo que consiguen los jóvenes es mucho más precario. En el tramo de menor edad supera el 84%, y el 71% en el siguiente. Solo a partir de los 25 años se iguala la proporción de contrataciones indefinidas y temporales.

El tipo de jornada también marca una brecha generacional. A los trabajadores más jóvenes se les contrata a tiempo parcial con más frecuencia que a los de mayor edad.

En los sueldos también se nota, y mucho. Hasta que se superan los 40 no se alcanza el salario medio.

Esta precariedad incide en el proyecto de vida de los jóvenes. Los españoles están entre los que más tarde abandonan la casa de los padres. De media, no se deja el nido paterno hasta los 29 años y 3 meses (algo antes ellas, a los 28, que ellos, a los 30). Tres años más tarde que la media europea, y solo por debajo de Grecia, Italia, Eslovaquia, Macedonia, Croacia y Malta. Los suecos, daneses, luxemburgueses y finlandeses suelen estar fuera de casa de los padres ocho años antes que los españoles. 

¿Y tú, cómo estás?

En paro, con un contrato de mañanas, por horas o todavía siendo becario... Si quieres contarnos tu situación laboral, puedes hacerlo a través de estos hilos que hemos preparado para celebrar el Día del Trabajo.

¡Recuerda usar el hashtag #jovenyprecario!

En Twitter

En Facebook

En LinkedIn

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información