Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercedes Milá desvela que dejó ‘Gran Hermano’ por una depresión

La presentadora desveló su sufrimiento en una entrevista con Jordi Évole a la vez que habló de política y de la tensión entre las reinas en la Misa de Pascua

Mercedes Milá en la presentación de un libro en Barcelona.
Mercedes Milá en la presentación de un libro en Barcelona. GETTY

Mercedes Milá se confesó este domingo ante Jordi Évole en su programa Salvados. Recordando alguna de las entrevistas que ha realizado en su larga trayectoria profesional, la periodista de 67 desveló que dejó de presentar Gran Hermano a causa de una depresión que veía arrastrado desde hace tiempo. "Rompí con una pareja más joven que yo con la que llevaba cuatro años y a los pocos días comenzaba Gran Hermano. Me refugié en el trabajo y dediqué a él por completo. Solo vivía para trabajar. No tenía ganas de nada. Recuerdo ir en el AVE o en el avión llorando sin parar y tapándome con unas gafas para que no me viera... hasta que el cuerpo dijo basta".

Tras dejar el programa, la presentadora se fue a vivir a Barcelona donde con otros socios abrió una librería. Contó cómo la literatura y la meditación han sido sus tablas de salvación. “Hablo con ellos todo el rato. Pase una época muy dura y aprendí a meditar y ahora hablo con Shakespeare, con mi padre…. Ellos no hablan, solamente escuchan y te dan fuerza, energía".

Mercedes Milá juntos a Jordi Évole durante la entrevista de 'Salvados'.
Mercedes Milá juntos a Jordi Évole durante la entrevista de 'Salvados'.

Milá pidió que el programa le pagase como invitada, algo nada habitual para Évole que confirmó que lo había hecho después de que la periodista le explicase que no era un pago para ella sino una donación de 10.000 euros a la única ONG que protege y defiende los derechos de los inmigrantes que naufragan en el Mediterráneo.

La periodista habló del procés y culpó al Rey de no haber tenido un discurso apropiado cuando tras el referéndum ilegal se dirigió a los españoles.  “El rey Felipe VI necesitaría una entrevista en televisión. Tener delante un grupo de periodistas sin cortapisas, quitarse la corbata, dejarse el pelo más largo y hablar con naturalidad. Tiene que entender que está hablando a un pueblo que esta en condiciones complicadas. Que sea valiente y si pierde su trono pues habrá llegado el momento.”.

También opinó sobre la tensión vivida en la Misa de Pascua en Palma entre las dos reinas. "Lo peor fue lo que vino después. Letizia abriendo la puerta a doña Sofía. Necesitan unos asesores".