Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué los leopardos de Bombay pueden salvar vidas humanas

Un estudio destaca que el papel de estos felinos en la erradicación de enfermedades que transmiten otros animales

Un leopardo a las afueras de Bombay. En vídeo, entrevista a Christopher J. O'Bryan, autor de la investigación.

No suele ser fácil convivir con grandes depredadores. Las personas sienten una desconfianza instintiva y muy comprensible por los carnívoros salvajes de gran tamaño, a los que percibimos a través de un prisma teñido por siglos de miedo y persecución. Sin embargo, podemos aceptarlos como vecinos, o al menos valorarlos, cuando sus efectos sobre el medio ambiente coinciden con nuestros propios objetivos, como evitar la rabia en la ciudad india de Bombay.

En un estudio publicado en Trends in Ecology and Environment, un equipo de biólogos dirigido por Alexander Braczkowski, de la Universidad de Queensland, describe los poco reconocidos beneficios para la salud pública de los leopardos que viven en el parque nacional de SanjayGhandi de Bombay. En sus más de 10.000 hectáreas de exuberancia natural colindantes con una megalópolis de 22 millones de habitantes, subsisten varias docenas de grandes felinos. Se alimentan de cerdos, ciervos, y también de los numerosos perros que vagan libremente.

Estos últimos representan alrededor del 40% de la dieta de los leopardos, algo que a muchos amantes de los canes, entre ellos numerosos residentes de Bombay, les puede parecer alarmante. Los 100.000 perros de la comunidad ‒por emplear un término con menos connotaciones que "salvaje" o "callejero"‒ que se calcula que viven en la urbe suelen ser tratados como miembros caninos del vecindario. No obstante, también causan frecuentes problemas, ya que cada año muerden a unas 74.000 personas y a menudo transmiten la rabia, que es endémica en estos animales.

Sin embargo, en los barrios que lindan con el parque nacional SanjayGhandi, en los que los leopardos cazan por la noche, se ha observado que la densidad de la población canina es muy inferior a la del resto de la ciudad. Braczkowski y sus compañeros han calculado lo que esto supone en cuanto a mordeduras. Dado que en la zona viven unas 350.000 personas, la reducción del número de perros debida a los leopardos se podría traducir en 1.000 ataques y 90 muertes por rabia menos al año.

Dado que en la zona viven unas 350.000 personas, la reducción del número de perros debida a los leopardos se podría traducir en 1.000 ataques y 90 muertes por rabia menos al año

Desde luego, se trata de cálculo sumamente elevado. Los investigadores dan por sentado que, sin los leopardos, la población canina alcanzaría densidades extremas conocidas tan solo en un puñado de sitios aparte de Bombay. Dado que, entre 2013 y 2016, en el conjunto de la ciudad murieron de rabia 18 personas, 90 muertes posiblemente evitadas parece una cifra elevada.

No obstante, el estudio indica que los leopardos desempeñan un papel a la hora de reducir una enfermedad mortal. Y si bien se podría demostrar que los sentimientos de la población, que quedaron fuera del alcance del estudio, son diversos ‒muchos habitantes de la ciudad llevan palos para ahuyentar a los perros, mientras que otros los alimentan y los cuidan‒, no cabe duda de que los descubrimientos añaden una nueva línea a la ecuación del trato que la población da a los animales con los que conviven.

Los hallazgos también concuerdan con otras observaciones que demuestran que los grandes depredadores, tantas veces denostados, son beneficiosos para la gente, desde los pumas que reducen el número de colisiones de automóviles con ciervoshasta las hienas que limpian las calles de Etiopía y hacen que disminuya el riesgo de contraer una enfermedad. Según el equipo de Braczkowski, estos efectos pueden conseguir que la gente simpatice más con estos animales.

"Si bien el impacto negativo de los carnívoros está bien documentado", afirman los investigadores, "no ocurre lo mismo con los beneficios que aportan al bienestar humano y a los servicios del ecosistema". Y aunque puede que la gente siga temiendo ser el próximo plato del menú del leopardo, este temor se tiene que"contraponer, entre otros beneficios, al número de vidas salvadas, posiblemente muy superior, gracias a la presencia de estos carnívoros".

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en la web de Anthropocene, una publicación de Future Earth. Traducción de NewsClips.