Cameron Diaz se aleja de Hollywood

Una amiga de la actriz anunció, y luego se retractó, que se retiraba pero lo cierto es que en los últimos años la intérprete de 'Algo pasa con Mary' vive alejada de la industria

La actriz Cameron Diaz, en 2016.
La actriz Cameron Diaz, en 2016.GETTY
Más información
Cameron Diaz: “Mi juventud ya terminó y lo llevo bien”
Cameron Díaz se casa por sorpresa con el rockero Benji Madden
La madurez de Cameron Diaz

No es del todo falso decir que Cameron Diaz ha dejado Hollywood. Su nueva casa, la que compró hace un año junto a su esposo, el rockero Benji Madden, está de espaldas a Hollywood, detrás de las famosas letras. Tampoco lo es aventurar que Diaz, de 45 años, lleva ya un tiempo dándole la espalda a esa misma industria que la descubrió. Han pasado más de tres años de su último estreno, Annie (2014) y no hay nada anunciado en el horizonte. De ahí que el comentario de su amiga, la actriz Selma Blair, hizo saltar todas las alarmas cuando dijo que Díaz se había retirado. “No necesita hacer más películas. Tiene una buena vida”, resumió quien la conoce desde que trabajaron juntas en La cosa más dulce (2002). Por supuesto Blair echó marcha atrás esta semana aclarando en un tuit que bromeaba. “Cameron Díaz no se retira de nada. Y más noticias. Yo me retiro de ser su portavoz”, añadió Blair.

Las cosas han cambiado mucho desde que la estrella de Algo pasa con Mary (1998) fue la actriz mejor pagada de Hollywood. Eran los tiempos en los que Diaz era la mujer más deseada y la más envidiada. Cuando la saga de Shrek la convirtió en heroína de los más pequeños y el éxito de comedias tipo Algo pasa en Las Vegas o dramones como La decisión de Anne justificaban los 50 millones de dólares que ganó en 2009.

Cameron Diaz, con su marido el rockero Benji Madden.
Cameron Diaz, con su marido el rockero Benji Madden.GTRESONLINE

Una década en la que han pasado muchas cosas en la vida de esta actriz con algo de hispana (padre cubano) y pizca de alemana y de Cherokee por parte de madre. Todas ellas sin que nadie se diera cuenta. Por ejemplo su boda, que como declaró a una revista la sorprendió a ella misma tan solo siete meses después de conocer a su marido, miembro del grupo Good Charlotte, y tras 17 días como prometidos. Una gran sorpresa que celebró en su casa en 2015 tras años de largas y sonadas relaciones con Matt Damon, Jared Leto, Justin Timberlake o el deportista Alex Rodríguez, entre otros, que acaban como amigos y con declaraciones de que la actriz no estaba hecha para el matrimonio.

Diaz dedica ahora su tiempo a una vida mucho más hogareña. Como le dijo a su también amiga Gwyneth Paltrow en un evento organizado por su página web Goop, el trabajo constante y el ajetreo de los viajes la tenían agotada. Un trajín que aceptó sin rechistar desde que fue “descubierta” por Hollywood en 1994 para La máscara. La fama fue instantánea. Tenía 21 años. “Durante décadas fue lo que hice porque sabía hacerlo y me mantenía ocupada”, declaró a Paltrow. Pero como dijo en esa ocasión, ahora quiere ser ella misma.

Para ello se dedica a escribir. Y de alguna forma a seguir los pasos de Paltrow y su lifestyle en sus libros The Body Book (2013) y The Longevity Book (2016), ambos dedicados a dar consejos ya sea de cómo mantener un cuerpo como el de Los Angeles de Charlie a cómo alcanzar la felicidad sexual o cómo conservar las amistades. Diaz no es la primera actriz en tomarse un sabático. Otras como Renée Zellweger o Michelle Pfeiffer lo han hecho para reaparecer cuando encontraron papeles que merecían la pena.

Mientras, la vida de Diaz fuera de las pantallas sigue siendo muy privada. La intérprete deja sus intervenciones en las redes para temas políticos. Subrayar lo importante que es votar, para lo que se sacó un selfie de la pegatina que le dieron al ir a las urnas. O posar para defender aquello en lo que cree, como hizo durante la última manifestación de mujeres el pasado enero cuando se sacó una foto junto a Jennifer Lawrence y Adele que fue viral. Madden es algo más dado a declarar su amor en Instagram con imágenes que describen sus cenas familiares de domingo, junto a su hermano Joel y su esposa Nicole Richie. O los paseos del matrimonio por galerías de arte. Por no hablar del tatuaje que se ha hecho con el nombre de la actriz en el pecho. También hay rumores que hablan de un deseo de aumentar la familia, pero solo son rumores de prensa del corazón. La realidad es que con una fortuna que se estima en los 140 millones de dólares netos y tras 44 películas en su cartera, Diaz puede hacer prácticamente lo que quiera.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS