Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La educación, contra el terrorismo

A pesar de las leyes promulgadas en todos los Estados para combatir el terrorismo, la realidad nos muestra que, si falla la educación, nunca serán suficientes. Hay que crear herramientas educativas que desmonten al extremista desde la familia, la escuela, la Universidad. Y en los últimos años, desde las redes sociales, ese lugar donde se esconden perfiles unidos por el radicalismo y que encuentran en el “anonimato digital” el lugar idóneo para dar rienda suelta a su intolerancia. Y es precisamente aquí donde, con nuestro ejemplo, debemos aportar nuestro granito de arena, fomentando en nuestros perfiles la empatía y el respeto hacia las personas. La cultura y los conocimientos deben ejercer sus influencias regidas por la razón y la lucidez. Solo así podremos abortar los gérmenes terroristas en todas sus manifestaciones.— Alfonso Valenzuela Rivero. Sevilla.

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.