Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un conductor se atropella a sí mismo durante una persecución policial

El hombre, que conducía ebrio, fue detenido además por posesión de marihuana

Momento en el que el hombre es golpeado por su coche.

Los agentes de la policía de la ciudad de Fairfax, en el estado de Virginia (EE UU) no se esperaban tener una detención tan sencilla. Perseguían a Isaac Bonsu, un hombre de 30 años que conducía ebrio, cuando este se bajó del coche e intentó huir a la carrera. Pero entonces sucedió algo inesperado: Bonsu sufrió un atropello de su propio coche. Al no poner el freno de mano, el vehículo siguió su camino y se llevó por delante al conductor, quien a pesar del golpe se reincorporó y trató de continuar su huida. Los agentes le detuvieron a los pocos metros. El hombre está acusado de varios cargos además del de conducir ebrio, como posesión de marihuana, un delito de colisión y huida y llevar las lunas del coche tintadas.

Más información