Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra que no cesa

Resulta estremecedor leer las noticias y ver las imágenes de la guerra en Siria. Y resulta vergonzoso saber los años que lleva enquistada esta situación inhumana y comprobar que se prolonga año tras año ante la pasividad y la indiferencia generalizada. Cada dos por tres nos enteramos de brutales bombardeos de los que son víctimas niños, población civil y soldados. Esto basta para descalificar cualquier enfrentamiento. Pero, ¿qué les pasa a los hombres? ¿De qué sirve toda esta crueldad, todo este fango de irracionalidad sobre el que el mundo anda de puntillas?— José Arias Martínez. Collado Villalba (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.