Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Demi Lovato o la importancia de estar orgullosa de tus “muslos de no hacer dieta”

La artista ha realizado un alegato feminista a golpe de foto de Instagram, donde acumula casi 66 millones de seguidores

Demi Lovato en la foto que publicó en Instagram el martes pasado.
Demi Lovato en la foto que publicó en Instagram el martes pasado.

La artista Demi Lovato ha realizado un alegato feminista a golpe de foto de Instagram, donde acumula casi 66 millones de seguidores. La cantante publicó el pasado martes una imagen mostrando sus muslos y reivindicándolos: "Orgullosa de lo que yo llamo muslos de no hacer dieta". Aunque la imagen ya ha desaparecido de sus redes —se desconoce la razón—, despertó enseguida reacciones de sus seguidores. “Cómo no vas a estarlo [orgullosa]. Eres fenomenal. Estoy impresionado con tu historia”, decía uno de ellos en la red social. La reivindicación forma parte del trabajo de Lovato para reforzar su autoestima y no dejarse llevar por las presiones superficiales que cuestionan el cuerpo de muchas mujeres famosas.

Lovato comenzó su carrera como niña Disney y continúo actuando y cantando. Desde muy joven ha estado en la industria del entretenimiento, lo que la llevó a pasar épocas complicadas como su coqueteo con las drogas y con el alcohol, épocas de depresión o bulimia. A pesar de ello, la artista siempre ha luchado contra todo ello, como explicaba ella misma en el documental Demi Lovato: Simply Complicated. A principios de este año, reconoció que sus problemas alimentarios fueron una de las “batallas más difíciles” a las que se había enfrentado, pero que ella seguía luchando. Por eso reforzó sus intenciones de ser feliz y olvidarse de los complejos. La publicación de esta imagen va en esa línea.

Lovato no es la única que reivindica el derecho a no cumplir con unos cánones superficiales, insalubres y machistas a los que se las quiere someter. Hace unos días, la modelo Gigi Hadid se vio obligada a alzar la voz a través de Twitter para acallar las críticas sobre su cuerpo. “No estoy delgada, estoy enferma”, escribió. La modelo hacía referencia a una enfermedad de tiroides que padece: "Para todos aquellos que están tan interesados en saber por qué mi cuerpo ha cambiado a lo largo de los años, es posible que no sepan que cuando empecé, a los 17 años, todavía no había sido diagnosticada de la enfermedad de Hashimoto; a todos aquellos que dijeron que estaba 'demasiado gorda para la industria', lo que veían era inflamación y retención de líquidos debido a esto", añadió. La actriz Jennifer Aniston envió en 2016 una carta abierta a The Huffington Post: “Para que conste, no estoy embarazada. Lo que estoy es harta de esta especie de deporte que es el escrutinio y la humillación física que sucede todos los días bajo la apariencia del periodismo y las noticias de famosos”.