Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es el periodista español que lleva 22 años cubriendo la gala de los Oscar

Gui de Mulder conoce bien los secretos de la ceremonia, trata con las estrellas desde la alfombra roja y ha celebrado con sus protagonistas los premios del cine español

Gui de Mulder llegó a Estados Unidos hace tres décadas. Al principio se instaló en Nueva York y de la mano de Rosa María Calaf entró en contacto con el mundo del periodista. En 1990 acudió por primera vez a los Oscar, acompañando a la corresponsal de TVE Núria Ribó, y se enamoró Los Ángeles. Desde hace 22 años pisa la alfombra roja para retransmitir la llegada de las estrellas ante las cámaras de Canal + y ahora de Movistar +, donde, además, tiene el programa semanal sobre la actualidad del cine y sus estrellas Gui en Hollywood.

En la antesala de los Oscar ha vivido nervios y estrés, pero también ha disfrutado de anécdotas con Julianne Moore, Nicole Kidman o George Clooney. Acompañó a Javier Bardem durante la gira de presentación de Mar adentro por EE. UU. y ha sido testigo de los recientes éxitos del cine español en los Oscar. Lleva 22 años consecutivos deseando suerte a los nominados antes de la ceremonia. El próximo día 4 de marzo lo volverá a hacer.

¿Cuéntanos cómo acabas en EE. UU. trabajando?

Todo ocurrió hace muchos años. Estudié Sociología en la Complutense de Madrid, pero no había curro. Me salió un trabajo en un bingo. Ganaba mucha pasta pero no me gustaba el trabajo, nos trataban como a delincuentes. Cada noche, antes de ir a casa, el jefe de sala nos ponía en fila y nos teníamos que desnudar para asegurarse de que nadie había robado dinero de la sala. Denigrante. Un amigo me ofreció venir a Los Ángeles y acepté la generosa propuesta. Mi primer trabajo fue con un señor que organizaba subastas de muebles y alfombras antiguas, seis dólares la hora por cargar y descargar camiones. De pronto apareció en mi vida la maravillosa Rosa María Calaf que estaba de corresponsal en TVE en Nueva York. Todo cambió y así me introduje en este negocio. Viví en esa ciudad varios años. En 1990 vine con Núria Ribó, en aquel momento corresponsal de TVE en Nueva York, a cubrir los Oscar. Me enamoré de la ciudad y también de un chico. Dos años después dejé Nueva York y me vine a Los Ángeles definitivamente.

Así es el periodista español que lleva 22 años cubriendo la gala de los Oscar

¿Cómo es el día a día de un periodista español en Hollywood? ¿Cómo preparas tu programa Gui en Hollywood?

El día a día, es agradable, muy intenso, siempre hay algo que cubrir... El programa semanal es un gustazo y me obliga a estar al día, saber qué pasa. Somos tres en el equipo. Acudimos a platós, hacemos entrevistas, galas, lanzamientos de pelis... En los ratos libres hago yoga, estoy con mis amigos, cocino... Lo más bonito de la ciudad es su luminosidad. La diversidad de gente y culturas, el buen rollo y la tolerancia. En Hollywood ser gay te facilita todo... Gui en Hollywood se estrena todos los miércoles en Movistar + y luego pasa a redifusión.

Llevas más de veinte años cubriendo los Oscar, ¿cuándo fue la primera vez y qué recuerdos tienes?

Sí, llevamos cubriendo los Oscar (primero para Canal + y ahora para Movistar +), desde hace 22 años. Ha pasado por aquí gente estupenda, Ana García Siñeriz, Jaume Figueras, Raquel Sánchez Silva y en los últimos once años a pie de alfombra roja esta Cristina Teva. Lo que más me gusta de la ceremonia es trabajar con ella. Creo que la primera vez fue el año que ganó Braveheart, la de Mel Gibson, se celebró la ceremonia en el Dorothy Chandler Pavillion, una decrépita estructura construida en 1962. Recuerdo que el backstage solo contaba con un ascensor muy lento y compartías viaje a la tercera planta, donde se encontraban los lavabos, con muchos personajes icónicos con el Oscar en la mano. Era un poco surrealista. Muy divertido. Llevaba un smoking de poliéster que me compré en Chinatown. Un poquito cutre y una talla más grande, pero pasaba el examen. Nadie se fijaba en mi modelito. Mi mayor alegría, los Oscar a España: Garci, Trueba, Almodóvar, Amenábar, Penélope, Javier... No sé, fue tan emocionante. Cuando se lo llevó Javier Bardem perdí mi identidad por un momento y me sentí premiado.

Supongo que se pasan bastantes nervios las primeras veces, ¿no?

Los nervios siempre están ahí, lo más estresante son las pruebas de sonido. No quieres que falle nada. Control Madrid (de la cadena) y los técnicos son súpercool y nunca hay problemas. Es muy estresante cuando estás en la alfombra y Cristina Teva está en directo entrevistando a una nominada o nominado y hay gente esperando para hablar con ella... Todo se tiene que hacer con delicadeza y según marca el protocolo. Al final todo sale bien. Cristina y yo después de la gala nos abrazamos y volvemos a encontrar la calma.

¿Qué es lo más extraño que te ha pasado en la alfombra roja de los Oscar?

Lo más extraño fue un año cuando a Nicole Kidman (era pelirroja en ese momento y no rubia como ahora) le grité "¡Julianne!" por Julianne Moore. Me quedé helado, pero ella se acercó con profesionalidad. Y no comentó nada de mi error. Como todo va tan deprisa, a veces confundo caras. Entre los nervios y los modelazos que llevan... es un poco estresante.

¿Y tu mejor momento?

Cuando George Clooney le pidió un caramelo de menta a Cristina Teva y le hizo ojitos de agradecimiento.

Cristina Teva y Gui de Mulder.
Cristina Teva y Gui de Mulder.

¿Qué estrellas te han marcado para bien y para mal?

El personaje de cine que más me ha marcado ha sido Javier Bardem. Cuando hizo su periplo USA por Mar adentro, le hicimos un seguimiento largo en distintas ciudades para un especial que dirigía María Ruiz Calzado. Lo pasamos genial y logré conocerlo más de cerca. Nos reíamos todo el rato. Grande, majo, inteligente y sexy.

¿Se notan los nervios de los nominados?

En la alfombra roja hay un ambiente eléctrico, como algo en ebullición. Hay nervios, pero mucha alegría. El público en las gradas lo hace todo muy agradable, aunque es difícil escucharse el uno al otro. Todo es muy rápido, en dos horas desfilan cientos de personas en la alfombra roja en su camino al teatro Dolby. Muy intenso todo.

Después de tanto tiempo, ¿tienes amigos entre las estrellas de Hollywood?

Hollywood es una industria muy jerarquizada. Los personajes con mucha fama viven dentro de una cápsula, rodeados de seguridad. Ten en cuenta que son como corporaciones. Tengo conocidos que me saludan amablemente, pero amigos de ir a tomar cañas, no. Si trabajas durante unos días en un proyecto, eres amigo mientras dura el proyecto. Si se produce el reencuentro, son amables y se sienten cómodos, pero no te invitan a su casa.

¿Qué haces cuando termina la ceremonia? ¿Te invitan a alguna de esas míticas fiestas?

Después de la ceremonia, quedo con Cristina Teva y nos comemos unas hamburguesas gigantescas en el restaurante de su hotel. Es una tradición, pues la semana anterior a la gala estamos en plan sopa y ensaladas. Después de este rito me marcho a editar para el día siguiente y Cristina vuela a Madrid.

Has narrado los Oscar de Penélope Cruz, Almodóvar, Amenábar, Bardem y de otros españoles, ¿lo celebraste con ellos? ¿cómo viviste esos momentos?

La verdad que cuando ganó este mega-grupo de españoles, nos invitaron a tomar un cava fantástico y champagne en el Hotel Chateau Marmount. Un lugar legendario.

Así es el periodista español que lleva 22 años cubriendo la gala de los Oscar

Además de los Oscar también cubres otros grandes eventos como los Emmy, ¿qué diferencias hay entre las distintas galas?

Sí, cubrimos festivales, galas, lanzamientos de pelis, series de televisión... La gala de los Globos de Oro es un acto agradable de cubrir, es en un hotelazo muy desenfadado. Nada rígido. En los Oscar es distinto por la estructura y el nivel de seguridad: policías, controles, perros anti-bombas... Todo esto lo hace estresante. Los Emmys también es una gala más fácil, te dan de cenar e incluyen vino y cerveza, inaudito en este país de puritanos.

Para terminar, ¿cuál es tu quiniela para los Oscar de este año?

Director: Gillermo del Toro

Pelicula: La forma de agua

Actriz: Frances McDermont

Actor: Gary Oldman

Actriz de reparto: Allison Janney

Actor de reparto: San Rockwell

Película extranjera: Loveless (Rusia)

Película de animacion: Coco

Banda sonora: Alexandre Desplat ( La forma del agua)

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información