Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Maté a mi amigo”: la nueva campaña de la DGT lleva un caso real a las discotecas

La Dirección General de Tráfico intensifica los controles de alcohol y drogas durante las fiestas

Carlos Rubio está en la cárcel por conducir ebrio y matar a una persona.

Cientos de jóvenes se divierten en dos discotecas de Madrid y Barcelona. De repente, la música para y se apagan todas las luces. Se enciende una pantalla y aparece un chico, que se dirige a todos los que están de fiesta. "Soy Carlos Rubio, tengo 30 años y llevo dos años, un mes y quince días en la cárcel". Rubio causó un accidente que acabó con la vida de su amigo por conducir ebrio, en el que además otras dos personas fueron heridas graves. Él perdió a su mujer y su trabajo, y acabó en la cárcel. Ahora intenta que al menos su historia sirva para salvar otras vidas. La Dirección General de Tráfico ha elegido el caso real de un recluso para su nueva campaña de concienciación, que ha llevado a las discotecas. Para estas Navidades, en las que se prevén 17 millones de desplazamientos, también se incrementarán los controles de alcohol y drogas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información