Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

30º aniversario de un atentado de ETA

Esta semana se ha cumplido el 30º aniversario de uno de los más salvajes y crueles atentados de la mafia terrorista etarra: el del coche bomba contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, en un fatídico 11 de diciembre. Mal haríamos el resto de la sociedad democrática si olvidáramos que aquel día la infamia terrorista asesinó a 11 personas inocentes, incluyendo a cinco niñas, a la par que dejó cientos de heridos, y el alma rota de toda España. Es de justicia que los ciudadanos recordemos a todas las víctimas del terrorismo asesinados por la lacra de ETA. Compatriotas nuestros que cayeron pagando el más alto precio de dar hasta su vida en pos de la libertad y de la democracia, en la lucha contra el terror. Y que señalemos por su cobardía a los que fueron (y siguen siendo) brazos pseudopolíticos proetarras. El mejor homenaje creo que sería exigir que nuestro Estado de derecho siga investigando por todos los medios los más de 300 crímenes etarras pendientes de resolver y de juzgar. Por la justa memoria frente al olvido: ¡no a la impunidad terrorista!— David García. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.