Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unax Ugalde con ‘Titi’ y ‘Kortxo’, dos por uno

CUANDO EL ACTOR Unax Ugalde se decidió a adoptar a su perra Titi, no podía ni imaginar la que se le vendría encima. La galga de dos años, que había sido abandonada por unos cazadores, estaba preñada. En la protectora de Huelva en la que la recogió no lo sabían. Así que, de la noche a la mañana, el alavés de 39 años y su pareja se encontraron con siete cachorros. “Fue increíble ayudarlos a nacer y darles el biberón durante las primeras semanas”, recuerda el protagonista de series como Gran reserva o Bajo sospecha. Después de un tiempo, decidieron quedarse con una de las crías, Kortxo. Y repartieron el resto de la camada entre varios amigos de Madrid y Valencia.

“La convivencia con ellos me ha cambiado”, dice el actor que interpretó en Alatriste a Íñigo de Balboa, escudero del capitán. Ahora se considera un amante incondicional de los galgos y un acérrimo defensor de la adopción. “Todo el mundo debería acoger a estos perros. Vienen de vivir situaciones muy duras y tienen una fuerte necesidad de cariño”. Tanto es así, que Titi sufre lo que se denomina ansiedad por separación. “Eso hace que se ponga muy nerviosa si no estamos ninguno de los dos en casa”, explica el protagonista de Operación Concha, estrenada recientemente. El proceso de recuperación del animal está siendo complicado, pero poco a poco va progresando. Ugalde, que acaba de estar rodando en Galicia la teleserie Vivir sin permiso, también extraña a sus mascotas si está lejos. “No las cambiaría por nada del mundo”.