Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Matilde Solís cierra el perfil de Facebook en el que denunció abusos de su psiquiatra

La aristócrata, que el pasado fin de semana enterró a su madre, la marquesa de Montilla, quire evitar la presión mediática

Matilde Solís, con su hijo Fernando el pasado domingo.
Matilde Solís, con su hijo Fernando el pasado domingo. GTRES

Matilde Solís, la mujer que pudo ser duquesa de Alba, ha perdido a su madre. Isabel Martínez Campos, marquesa de Montilla, falleció el pasado sábado a los 91 años y el domingo fue enterrada en Sevilla. A la misa funeral acudieron representantes de la vida social andaluza y de la Casa de Alba, con Carlos Fitz-James Stuart, el nuevo duque a la cabeza. El aristócrata quiso así apoyar a quien fue su esposa y a sus dos hijos, Carlos y Fernando.

La muerte de Martínez Campos coincide con la decisión de Matilde Solís de cerrar su cuenta de Facebook, la misma que usó para denunciar ante la sorpresa general que había sido víctima de abusos sexuales por parte de su psiquiatra, Javier Criado. Tímida y discreta, a sus 54 años, la aristócrata se decidía a denunciar el calvario que dice vivió a través de las redes sociales. Según su relato, unos años oscuros que incluso, como ella misma ha reconocido, la llevaron a un intento de suicidio. Matilde Solís ha sido una más de la veintena de mujeres que han acusado al especialista, que lo niega todo, pero su nombre es el que más se ha escuchado, el que ha dado eco a este caso en los medios de comunicación.

En 1999, Matilde Solís se disparó con una escopeta de caza y quedó gravemente herida. En aquel entonces lo sucedido se maquilló como un “accidente doméstico”. Ella ha hablado así de ese momento en su Facebook ahora cerrado: “Criado me llamó por teléfono pocos días antes de mi intento de suicidio. Hizo mención a tres temas en concreto que desencadenaron en mi cabeza la absoluta desesperación”. Un año después del disparo el matrimonio se separó.

Matilde Solís, con el duque de Alba cuando eran matrimonio.
Matilde Solís, con el duque de Alba cuando eran matrimonio. CORDON PRESS

La presión mediática que ha provocado su denuncia parece que ha llevado a Solís a cerrar su cuenta, algo en lo que también habrían influido los consejos de sus familiares. Los Solís son una familia muy discreta que intenta no salir en los medios de comunicación. Los mismo sucede con los Alba. Los hijos de Matilde Solís apoyan a su madre, pero prefieren que su lucha sea más privada.