Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis del agua

Entre los frentes de la crisis del agua, constituye el gran agujero en la gestión en nuestro país el agua subterránea. Todos los planes de sequía tienen como una de sus principales medidas de remedio acudir al bombeo de pozos, en la mayoría de los casos en acuíferos ya muy esquilmados, debido a que en nuestro país no se contempla la regulación hidráulica de los mismos. Es como si se explotasen los ríos sin regularlos con pantanos. Las técnicas de recarga gestionada o artificial de acuíferos tienen una gran tradición y son ampliamente utilizadas en todo el mundo. Sin embargo, su aplicación en España se encuentra limitada por una normativa que considera toda inyección en el terreno como un vertido, levantando una serie de barreras administrativas casi imposibles de superar. La tecnología de recarga está lista y dispone de múltiples sistemas de dispositivos adaptados a cada circunstancia. Su utilización puede contribuir significativamente a paliar futuras crisis del agua.— Fernando López Vera. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.