Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por esto el príncipe Harry es el más popular: todo lo que él hizo antes que ninguno

Su matrimonio con una actriz estadounidense, mestiza, divorciada y mayor que él vuelve a desafiar las normas y lo confirman como el tipo más enrollado de cualquier corona europea

El príncipe Harry, con su hermano Guillermo al fondo, durante una visita a unas obras en Londres parte de un proyecto de la BBC en 2015.
El príncipe Harry, con su hermano Guillermo al fondo, durante una visita a unas obras en Londres parte de un proyecto de la BBC en 2015. Getty Images

A menudo, la forma de medir la popularidad del miembro de una Casa Real es salirse del plano y analizar hasta qué punto su personalidad y presencia conquistan incluso a los antimonárquicos. El príncipe Harry (Londres, 1984) es uno de los ejemplos de que esta práctica funciona. Como si se tratase de un producto transgeneracional diseñado a la perfección, tiene algo para conquistar a cada franja de la población: su dulzura y amabilidad engatusan a los padres, su físico privilegiado a mujeres y a unos cuantos hombres, su gallardía a los deportistas, su defensa de varias causas a los filántropos y solidarios, y su rebeldía y sus salidas de tono en el pasado a los que no confían en las instituciones. Además, es el miembro de la familia real británica que más viaja, así que como embajador no tiene precio. 

Hay algo en Harry que conquista a todo el mundo, pero a él solo lo ha conquistado Meghan Markle (Los Ángeles, 1981). El anuncio de su compromiso a comienzos de esta semana con la actriz estadounidense lo ha convertido en el protagonista de la semana, aunque él está acostumbrado a ser el protagonista de casi todas las semanas. Año tras año, las encuestas lo sitúan como el miembro favorito de la realeza para los británicos. ¿Y por qué? Tal vez por ser el que se sale del guion en una de las instituciones más férreas del mundo. Aquí repasamos algunas de esas salidas, enumerando todo lo que él hizo y que ningún otro miembro de la realeza había hecho antes.

El príncipe de Inglaterra con el doctor Robert Palmer durante una visita a una clínica londinense para hacerse la prueba del sida ante las cámaras. Fue en julio de 2016.
El príncipe de Inglaterra con el doctor Robert Palmer durante una visita a una clínica londinense para hacerse la prueba del sida ante las cámaras. Fue en julio de 2016. Getty Images

El primero de la realeza en hacerse una prueba del sida ante las cámaras

En julio de 2016 el príncipe Harry dio un gran paso en la concienciación de la lucha contra el sida y, en vez de organizar eventos benéficos, dar un discurso o visitar un hospital, se hizo él mismo la prueba ante una cámara y lo retransmitió por Facebook Live, a través de la página oficial de la Familia Real británica.

El primero de la realeza en hablar públicamente de la depresión que sufrió

Una depresión provocada por no digerir durante muchos años la muerte de su madre, Diana de Gales, en 1997. Lo dijo en un evento organizado por la fundación Heads Together, que creó junto a su hermano Guillermo y su cuñada Kate Middleton y se dedica a ayudar a personas con problemas mentales. "Me arrepiento mucho de no haber hablado de ello [refiriéndose a la muerte de su madre]", dijo durante una charla. Y añadió: "Una vez que consigas que personas conocidas por todos den un paso al frente y hablen sobre ello, eso debería abrir camino para que el resto de la gente lo hiciera". Y también: “No se trata de debilidad, debilidad es reconocer que te ocurre algo y no hablarlo”.

El primero de la realeza en enseñar el trasero

Y de hacerlo fruto de la traición cuando estaba desnudo en un ambiente privado, todo sea dicho. Ocurrió en Las Vegas durante el verano de 2012 y supuso, probablemente, el mayor escándalo de Harry y el que le hizo sentar cabeza. Las fotos corrieron como la pólvora por Internet, pero la Casa Real británica prohibió publicarlas en medios impresos en Reino Unido. ¿Qué hizo el tabloide The Sun? Contratar a un modelo con la misma complexión física que posase exactamente igual y sacarlo en portada.

Preparándose para la aventura en el Polo, en 2014.
Preparándose para la aventura en el Polo, en 2014. Getty Images

El primero de la realeza en viajar al espacio, probablemente

Fan entregado de la saga Star Trek, algunos medios de comunicación anunciaron en 2011 que Harry se había interesado por el proyecto de Richard Branson Virgin Galactic, el sueño del millonario inglés para enviar a ciudadanos de a pie al espacio, y le había pedido ser una de las primeras personas que lo prueben. El proyecto del millonario lleva años posponiéndose y, según él, podría estar preparado para 2018.

Y el primero de la realeza en conquistar el Polo Sur

Lo hizo el 13 de diciembre de 2013, tras cuatro semanas y 300 kilómetros recorridos con la asociación Walking with the wounded ("Caminando con los heridos"). La expedición se enfrentó a temperaturas de -45 grados centígrados y vientos de 80 kilómetros por hora. Con él, por cierto, también iban los actores Dominic West (The Wire) y Alexander Skarsgard (True Blood)

El primero de la realeza en tener un perfil personal de Facebook, que sepamos

Precisamente tras el escándalo en Las Vegas, la preocupación por la privacidad y la seguridad del príncipe Harry aumentaron y se le recomendó borrar su perfil de Facebook. Pero un momento: ¿puede tener Facebook un heredero de la corona real británica? Sí, pero no: su nombre era Spike Wells y sus fotos de perfil eran cosas como un puercoespín, el lemur de la película Madagascaro un niño pelirrojo tirándose del pelo con un texto que decía: "Oh, Dios, ¡soy pelirrojo!".

El príncipe Harry recoge el premio póstumo a su madre, Diana Spencer, en la gala Attitude Awards en octubre de 2017.
El príncipe Harry recoge el premio póstumo a su madre, Diana Spencer, en la gala Attitude Awards en octubre de 2017. Getty Images

El primero de la realeza en recoger un premio de una organización LGTB

Sucedió en los premios de la revista británica Attitude, dirigida al público LGTB, en octubre de 2017. El príncipe recogió un premio póstumo en honor a su madre, Diana de Gales, y su labor de concienciación y lucha contra el sida. Harry acudió a la gala y dio un emotivo discurso recordando a la princesa fallecida: "Cuando mi madre estrechó la mano de un hombre de 32 años con sida frente a las cámaras sabía exactamente lo que estaba haciendo. Estaba usando su posición como princesa de Gales, la mujer más famosa del mundo, para animar a todos a educarse a sí mismos, para encontrar compasión en nosotros y acercarnos a aquellos que necesitan ayuda en lugar de alejarnos".  

El primero de la realeza en lanzar un comunicado para defender a su pareja de la prensa

El 8 de noviembre de 2016, cuando el príncipe Harry ya llevaba meses de relación pública con Meghan Markle, Kensington Palace lanzó un comunicado del hijo pequeño de Lady Di defendiendo a Markle de los ataques de la prensa, que en ocasiones rozaron el acoso racial y sexista. "Meghan Markle ha sido objeto de abuso y acoso. Algo de esto ha sido muy público: la calumnia en la portada de un periódico nacional, el subtexto racial en piezas de opinión; y el indiscutible sexismo y racismo de los trolls en las redes sociales y en los comentarios de las webs". El Daily Mail, por ejemplo, publicó un artículo de tintes racistas el 2 de noviembre de 2016 en el que daba detalles sobre el barrio en el que creció Meghan, centrándose únicamente en la tasa de crímenes y drogadicción de la zona. El titular podía traducirse como "La chica de Harry viene del gueto". 

Harry y Meghan Markle durante su comparecencia pública tras el anuncio de su compromiso el 27 de noviembre de 2017.
Harry y Meghan Markle durante su comparecencia pública tras el anuncio de su compromiso el 27 de noviembre de 2017. Getty Images

El primero de la realeza en casarse con una mujer mestiza

El papel de una monarquía es simbólico en una sociedad y precisamente por eso los mensajes que lanza son muy importantes: que Harry se case con una mujer mestiza (la madre de Meghan Markle es afroamericana) es un cambio genuino. La revista británica The Spectator definió esta revolución mejor que nadie: "Hace 70 años Meghan Markle hubiese sido la mujer que un príncipe tendría como amante, nunca como esposa". Por cierto, también es el primer miembro de la realeza británica en casarse con una mujer divorciada. Cuando Eduardo III se casó con Wallis Simpson esta no estaba divorciada todavía (casi peor: estaba casada).

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información